Post a Comment Print Share on Facebook

Enojados, los ostricultores de la cuenca de Arcachón bloquean una carretera

Le Figaro Burdeos.

- 9 reads.

Enojados, los ostricultores de la cuenca de Arcachón bloquean una carretera

Le Figaro Burdeos

En la concurrida rotonda, los mariscadores y ostricultores se molestan. Desde hace diez días, el betún es el centro de todas las reivindicaciones francesas. Y el enlace 2 de la autopista A660, en Mios, Gironda, no está exento: una barrera filtrante obliga a los automovilistas a salir para rodear la rotonda. “Ostricultores de Arcachón, especie en peligro de extinción”, se puede leer en las pancartas expuestas. Alrededor de ochenta de ellos se reunieron para hacer oír su voz y conseguir ayuda urgente.

“Las malas ventas con la prohibición de fin de año nos están lastrando. Ya no tenemos efectivo. Y desde la reanudación, las ventas han caído más de un 50%”, explica Nicolas Mercier, uno de los organizadores de este encuentro intersindical que reúne a los profesionales desde Gujan-Mestras hasta Teste-de-Buch, pasando por Andernos, los baños. . El sector, cuyas pérdidas, según el Comité Regional de Marisquería de Arcachón-Aquitania, ascienden a “5 millones de margen bruto y 7 millones de euros de facturación”, solicita la exención de sus impuestos.

Tras un referéndum que reunió al 78% de los profesionales de la cuenca, la institución de Arcachon se dispone a presentar un peritaje sumario ante el tribunal administrativo de Burdeos para obtener la apertura de una investigación destinada a "establecer las causas y las responsabilidades de este contaminación por norovirus”, que lastró las ventas de Navidad y Nochevieja.

Leer tambiénGironda: Sainte-Croix-du-Mont, este pueblo que se asienta sobre impresionantes acantilados de ostras fosilizadas

Y si el peligro del norovirus ha terminado, la lucha de los criadores de ostras para recuperar la confianza de los consumidores está lejos de terminar. “La gente ha perdido la confianza. La combinación de ciertos artículos de prensa y redes sociales generó un estallido, mientras que algunas personas enfermaron gravemente. “Hace frío”, señala con disgusto Nicolas Mercier. Si las ventas de enero nunca han sido las mejores, las de este año son especialmente bajas.

“Debemos restablecer la confianza de los consumidores y, por tanto, reunir a los funcionarios electos. Tenemos preguntas sobre el tratamiento del agua: no queremos que esto vuelva a suceder. Grandes y pequeños productores de ostras, todos estamos en el mismo barco”, explica Denis des Touches, que cultiva ostras en Arcachon. Un mensaje que algunos cargos electos, como el alcalde de Mios, Cédric Pain (PS), parecen haber entendido bien. “El cultivo de ostras en la cuenca de Arcachon no es un folclore turístico. Es una economía de 250 empresas que dan empleo a personas”, afirma el concejal que ya ha visitado el lugar tres veces este lunes.

Esperado al final de la jornada por los ostricultores, el subprefecto de Gironda también fue enviado al lugar esta mañana. Desde la prohibición de ventas del 27 de diciembre, el prefecto de Gironda, Étienne Guyot, trabaja para obtener ayudas estatales para el sector y ya se ha presentado un expediente a tal efecto al departamento ministerial competente. “El tiempo se acaba... Pero cuantas más ayudas y vendas hay, más refleja lo enferma que está nuestra profesión. Lo que queremos sobre todo es trabajar y vender correctamente nuestras ostras”, concluye Denis des Touches.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.