Post a Comment Print Share on Facebook

Ira de los agricultores: tras los anuncios de Gabriel Attal, los convoyes ya están regresando

La gran velada campesina no se celebrará.

- 14 reads.

Ira de los agricultores: tras los anuncios de Gabriel Attal, los convoyes ya están regresando

La gran velada campesina no se celebrará. Al final de una semana de protestas generalizadas, algunos ganaderos, viticultores y otros agricultores de cereales debían poner fin a los bloqueos el jueves, de acuerdo con el llamamiento de la FNSEA y de los Jóvenes Agricultores, antes de regresar a sus explotaciones. Testigo de ello, el emblemático convoy de campesinos que partió de Agen para llegar a Rungis, regresó el jueves a primera hora de la tarde.

Parece que la tercera ronda de anuncios difundidos al mediodía por el gobierno ha desactivado la rebelión, al menos parcialmente. Al amanecer, sin embargo, muchos campesinos enojados estaban dispuestos a lanzar sus últimas fuerzas a la batalla, con el objetivo de llegar a París. Una "línea roja" para el prefecto de policía, Laurent Núñez, que había emitido, desde el domingo pasado, una orden que prohíbe la participación en manifestaciones no autorizadas para facilitar multas y detenciones en caso de concentración en la vía pública.

Bravache, un puñado de intransigentes, incluidos los de la Coordinación Rural, intentaron llegar al Palacio Borbón antes de toparse con un muro de CRS que habían venido a rodear la sede de la representación nacional. Au total, huit unités de forces mobiles ont verrouillé la capitale, dont trois dans le seul sanctuaire des Champs-Élysées, où des agriculteurs ont réussi à jeter quelques ballots de paille sur l'avenue pour perturber - très brièvement - la circulation en direction de la concordia.

Salvo incidentes esporádicos, la policía no tuvo que intervenir. Se hizo todo lo posible para reducir la presión. El jueves por la mañana, el fiscal de Créteil dio instrucciones para liberar a los 79 agricultores detenidos la víspera tras una intrusión en los almacenes del mercado mayorista de Rungis (Val-de-Marne). Todos son miembros de la Coordinación Rural o de la Confederación Campesina, y algunas son mujeres.

"Unas quince personas se vieron implicadas en los daños, en particular en la destrucción de las rejas que protegían los muelles de descarga", confió un policía a Le Figaro. Pero la escena, confusa, no permitió identificar a los perpetradores durante el tiempo que estuvieron bajo custodia policial”. Se ha abierto una investigación preliminar.

Lea también: La ira de los agricultores: en el camino a Rungis, la solidaridad y la desilusión de un convoy frustrado

Aunque la crisis esté remitiendo, no se puede esperar una vuelta a la normalidad antes del inicio del fin de semana en las carreteras de Francia. "Antes de los anuncios del Gobierno, la situación todavía era muy tensa, con los agricultores divididos entre la determinación, el cansancio, el cansancio y la ira por no tener una respuesta", descifra un analista del Ministerio del Interior, consciente de que las "molestias en el El fin de los conflictos puede conducir a actos desesperados”.

“Si los miembros del FNSEA y de JA siguen en su mayoría las instrucciones”, continúa este experto, “no es imposible que continúen acciones esporádicas, hasta este fin de semana, por parte de activistas de la Confederación Campesina, de la Coordinación Rural o incluso de organizaciones no sindicales. miembros del sindicato que deseen mostrar su independencia”.

Así, en Aix-en-Provence, los intransigentes que se declararon "no convencidos" por las últimas medidas llegaron en tractores al aparcamiento de un supermercado antes de retirar de la sección de congelados todos los productos que no son de origen francés. Durante la noche del miércoles al jueves, unas 200 máquinas bloquearon el acceso a 24 supermercados en Alto Loira.

Lea también Los agricultores esperan la conversión de las palabras en acciones

Según el último inventario de la gendarmería, el jueves a las 16 horas se registraron 150 “acciones” en zonas rurales y periurbanas. En general, era el status quo. Sólo un convoy de sesenta a cien tractores con los colores de la FDSEA de Oise se dirigía hacia el Val-d’Oise.

Los movimientos hacia París fueron, por su parte, imperceptibles, mientras dieciséis vehículos blindados estaban desplegados en el país, entre ellos ocho nuevos modelos Centaure. Desde el final de la mañana, incluso antes de que Gabriel Attal revelara su plan de seis partes, se había observado el primer reflujo de tractores al sur de Orleans (Loir-et-Cher), así como en Eure-et-Loir.

Se trata todavía de un tímido descenso, ya que el martes pasado, en el momento álgido de la movilización, los servicios de inteligencia territorial todavía registraron 12.000 agricultores movilizados y más de 6.000 tractores en las carreteras de Francia. "Ciertamente hay un malestar que viene de lejos, con gente enfadada e incluso gente que ya no cree en ello, pero no creo ni por un segundo que un agricultor se sienta complacido con el bloqueo", aseguró el jueves Gabriel Attal.

Lea también “Con los animales, esto nunca se detiene”: cómo los agricultores movilizados continúan manteniendo sus granjas en funcionamiento

Queda por ver si realmente se extingue el fermento de la honda. El ejecutivo, al acecho, se enterará en los próximos días. A más tardar dentro de tres semanas, en una Feria Agrícola a la que acudirá un mundo aún convaleciente.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.