Post a Comment Print Share on Facebook

Globos de Oro: Oppenheimer atomiza a Barbie, Anatomía de una caída perfora

El duelo con Barbenheimer finalmente no tuvo lugar.

- 5 reads.

Globos de Oro: Oppenheimer atomiza a Barbie, Anatomía de una caída perfora

El duelo con Barbenheimer finalmente no tuvo lugar. Los Globos de Oro se alinearon el domingo por la noche en Los Ángeles, detrás de la película biográfica de Christopher Nolan. La comedia de Greta Gerwig sobre Barbie, aunque encabezó las nominaciones con diez menciones, se llevó dos premios bastante modestos: mejor superproducción y canción original.

La lista de premios quedó completamente atomizada por Oppenheimer de Christopher Nolan. El retrato del atormentado creador de la bomba atómica ganó cinco estatuillas, entre ellas las más prestigiosas: mejor película dramática, mejor director, mejor música, mejor actor para Cillian Murphy en el papel del físico y mejor papel secundario para su enemigo jurado interpretado por Robert Downey Jr. Conmovido, Christopher Nolan pensó en el podio en el fallecido Heath Ledger, a quien había dirigido en Batman: El caballero oscuro. “La última vez que subí a este escenario fue para recibir su trofeo en su nombre. Fue un momento complicado para mí. Esa noche, recuerdo encontrarme con la mirada llena de compasión y amor de Robert Downey Jr. Es la misma mirada que él me lanza hoy”, subrayó el cineasta, descrito como un “visionario con un rigor incomparable” por su protagonista Cillian Murphy.

Para sorpresa de todos, los trescientos críticos internacionales y americanos miembros de los Globos de Oro optaron por una lista concentrada de premios, en lugar de dispersar los premios. Oppenheimer es el gran ganador indiscutible de una velada marcada por dobles que pone en orden de batalla a los favoritos de esta temporada de premios. Queda por ver si las otras ceremonias precursoras de los Oscar (los premios SAG y PGA) seguirán una trayectoria igualmente recta u ofrecerán oportunidades de póquer.

En las secciones de comedia, Barbie se inclinó sistemáticamente ante la sátira barroca Pobres criaturas de Yorgos Lantimos, que ya abandonó el Festival de Venecia con el león de oro. Esta variación femenina de la figura de Frankenstein ganó Mejor Comedia y Mejor Actriz para la incandescente Emma Stone. El descubrimiento de su heroína de los placeres de la carne y de la vida dejó boquiabierta a Margot Robbie, cuyo personaje experimenta un despertar y una emancipación mucho más sabia en Barbie. La actriz rubia y Greta Gerwig todavía pudieron hablar al recibir el premio de taquilla frente a Taylor Swift, en la carrera por la grabación de su concierto. Margot Robbie agradeció a los organizadores por crear un premio en honor a los fanáticos. Y saludó al público de Barbie, “regresando en masa a los cuartos oscuros, a menudo disfrazados”.

Winter Break, de Alexander Payne, una agridulce comedia navideña ambientada en un internado de Nueva Inglaterra en los años setenta, permitió el triunfo de sus intérpretes. El profesor gruñón y alcohólico Paul Giamatti fue coronado como mejor actor de comedia, mientras que su compañera Da'Vine Joy Randolph, una cocinera bocazas que perdió a su hijo en Vietnam, triunfó en la categoría de papel secundario.

Otro doble y no menos importante Anatomía de una caída. La palma de oro de Justine Triet ganó sucesivamente la estatuilla a la mejor película extranjera (hazaña que la película no podrá repetir en los Oscar desde que el CNC apoyó La pasión de Dodin Bouffant) y la de mejor guión. Una hazaña cuando los competidores se llamaban Oppenheimer, Barbie o Killers of the Flower Moon. “Cuando empezamos a escribir este proyecto con mi compañero de vida y de trabajo Arthur Harari, estábamos en medio de una pandemia, atrapados en nuestro apartamento y, curiosamente, nadie murió”, bromeó el director francés. Y para recordar: “Estábamos ensayando el texto y nos dijimos: vale, nos estamos divirtiendo mucho pero es demasiado radical y oscuro. Nadie va a ver esta película. Es demasiado largo, hablan todo el tiempo, no hay suficiente música, una pareja peleando, un suicidio, un perro vomitando. Pero quería hacer esta película. No sé exactamente cómo resultaron las cosas, pero estoy muy feliz. Pude hacer exactamente lo que amo”. Compitiendo en las categorías de mejor película dramática y mejor actriz, Anatomy of a Fall reconoció la derrota ante Oppenheimer y Lily Gladstone, prodigio de Killers of the Flower Moon.

La segunda ceremonia más prestigiosa de Hollywood después de los Oscar, los Globos de Oro, a pesar de los escándalos, es un paso importante y un trampolín mediático crucial en la búsqueda de las nominaciones a los Oscar el 23 de enero. Al final de este domingo, Barbie perdió su garbo. Como la bonita fábula Vidas pasadas -Nos vies d’avant de Céline Song. Maestro, la película biográfica de Bradley Cooper sobre el compositor y director de orquesta Leonard Bernstein en la que Netflix apostaba por brillar, también se fue con las manos vacías. La plataforma no tuvo más éxito con su interpretación de la nadadora Diana Nyad en Unsinkable. Pero la firma de Los Gatos puede consolarse con los premios recibidos en el apartado de series donde brillaron las miniseries Acharnés y The Crown.

En siete ocasiones consecutivas, la gran tragedia Killers Of The Flower Moon de Martin Scorsese salva los muebles. Nada para los monstruos sagrados Leonardo DiCaprio y Robert de Niro. Pero la revelación de la saga, la actriz de la tribu de los pies negros Lily Gladstone, se coronó mejor actriz dramática por esta historia de la masacre de Osage. Esta es la primera vez que un artista indígena recibe un premio por interpretación. El histórico hecho no escapó a la ganadora que dedicó sus Globos de Oro a todos los niños de reservas y primeras naciones en busca de representación. “Por fin pueden escuchar nuestras historias contadas en nuestras propias palabras e idiomas. Tenemos aliados en la industria en los que podemos confiar”.

Un discurso tan aplaudido como el de Emma Stone. “En mi opinión, Pobres criaturas es una comedia romántica. Mi personaje Bella no se enamora de un hombre sino de la vida misma, de las cosas bellas, así como de los aspectos más pequeños u horribles. Ahora intento adoptar su filosofía”, confió la estrella de La La Land. Suficiente para revivir una velada bastante lenta, marcada por agradecimientos bastante convencionales y bromas tibias. Reclutado con urgencia y en el último momento, el maestro de ceremonias, el comediante Jo Koy, tuvo dificultades para animar a su público repleto de estrellas.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.