Post a Comment Print Share on Facebook

El desfile crucero de Gucci en Londres, donde empezó todo

¿Sabías que la historia de una de las mayores marcas de lujo italianas comenzó… en Londres? En 1897, el joven Guccio Gucci, tras la quiebra del negocio de sombreros de paja de su padre, se trasladó a la capital británica, donde comenzó como ascensorista en el Hotel Savoy.

- 4 reads.

El desfile crucero de Gucci en Londres, donde empezó todo

¿Sabías que la historia de una de las mayores marcas de lujo italianas comenzó… en Londres? En 1897, el joven Guccio Gucci, tras la quiebra del negocio de sombreros de paja de su padre, se trasladó a la capital británica, donde comenzó como ascensorista en el Hotel Savoy. Fue allí, cuenta la leyenda, donde tras observar el ballet de baúles y sombrereras de fortunas internacionales estampadas con sus iniciales, se le ocurrió la idea de fundar su propia empresa de equipaje. Una anécdota que la marca se encargó de dar a conocer, durante su desfile crucero 2024, este lunes por la noche, al otro lado de la Mancha.

De hecho, desde el día anterior, los influencers que, como la mayoría de los invitados al espectáculo, bajaron al palacio, están haciéndose selfies en el lobby. El ascensor está asaltado. Este tiene el mérito de estar repintado en color burdeos, cercano al “rosso ancora”, el nuevo tono característico de Gucci. “ Aquí es donde comienza todo”, dice la publicación de un invitado. Incluso la legendaria Kate Moss está involucrada. En un vídeo que circula desde este fin de semana intercalado con imágenes entrecortadas de la Union Jack, el Puente de Londres y los autobuses rojos de dos pisos, vemos a la ex top model, eterna musa del Cool Britannia, disfrutar de una de las confortables suites del Savoy.

Londres por su patrimonio histórico, pero también por su caldo de cultivo cultural, fue elegido por Sabato De Sarno, el director artístico para quien este es el primer desfile crucero de Gucci. « Je dois beaucoup à cette ville, qui m'a accueilli et écouté, et il en va de même pour la maison, dont le fondateur a été inspiré par l'expérience qu'il y a vécue, explique-t-il dans le comunicado de prensa. Esta vuelta a nuestros orígenes está motivada por el deseo de absorber su particular esencia, su motor creativo con su capacidad ilimitada para ensamblar contrastes, hacerlos dialogar, coincidir y convivir. Hoy estamos aquí para celebrar ese espíritu. La Tate Modern es el lugar perfecto para contar la esencia de Londres. »

Si bien las cifras de la marca están lejos de ser famosas (-18% en el primer trimestre, según Kering, después de una caída anual de las ventas del 2% en 2023), el napolitano de 41 años, desertor del estudio Valentino, debe invertir la tendencia con este ejercicio de la colección crucero extramuros: una “experiencia” que se extiende a lo largo de varios días (cena de bienvenida, actividades diversas en la ciudad anfitriona, cócteles y afterparty, etc.), destinada a sorprender a la caravana de la moda (periodistas, compradores e influencers) tanto como clientes adinerados. Se trata, por tanto, de impresionar y relanzar la máquina del deseo en torno al prêt-à-porter pero también a los bolsos, el meollo de la cuestión. Eso sale bien. En ¿Quién es Sábato De Sarno? En Gucci Story, el documental rodado durante los preparativos del primer desfile del diseñador celebrado el pasado mes de septiembre (disponible en la plataforma Mubi), Riccardo Zanola, creativo y colaborador de De Sarno, ya explica: “ Sabato partió de una idea muy simple: en lugar de crear una colección y luego adornarla con accesorios, construyó la colección en torno a los accesorios. »

Como era de esperar, anteanoche, en las salas brutalistas de la Tate Modern, repletas de exuberante vegetación, había bolsos en los brazos de la mayoría de las modelos. Variaciones del modelo Blondie (cuya icónica doble G que forma un círculo fue inventada en los años 1970), en versión tote XXL o en bolso de mano para mujer que se lleva con la punta de los dedos, en ante o en piel y lona, ​​en color burdeos Ancora o en verde oliva, desfile con un remix de Heart of Glass del productor inglés Mark Ronson, bajo la mirada de la propia Debbie Harry.

¿Y para acompañarlo? Baggies de denim desteñido, chaquetas setenteras de ante, lavallières de seda verde agua o rosa fucsia que recuerdan la herencia de Alessandro Michele (director artístico de Gucci de 2015 a 2022, que, gracias a un inteligente juego de sillas musicales, se encuentra hoy en día en Valentino) y vestidos asimétricos con espaldas muy escotadas, estilo Tom Ford (que revivió a Gucci de 1994 a 2004). Conjuntos de organdí que revelan lencería de encaje GG chocan con trajes hasta media pantorrilla en piel de topo de algodón. Una chaqueta de cuero gruesa de gran tamaño calienta (muy bien) una falda larga de gasa de seda degradada plisada por el sol. Todas luciendo bailarinas tipo punta de bailarina o mocasines, siempre con punta de caballo, realzada con suela de creeper.

Este look londinense realza sabiamente el estilo del italiano. Los abrigos de cuadros Príncipe de Gales, las gabardinas y el estampado de margaritas en un total look que una abuela inglesa no habría negado hacen tanto bien a este armario como los calcetines cockney blancos que se deslizan dentro de los mocasines. Para el aftershow, Ronson entretiene a todos con sus mejores producciones, desde Amy Winehouse hasta Dua Lipa (sentada en primera fila). A medianoche, la juventud moderna de la ciudad todavía acude a bailar junto a la demasiado cool Kate Moss y el actor Paul Mescal, la musa irlandesa de la casa. Una prueba más de que Londres encaja perfectamente en el universo Gucci.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.