Post a Comment Print Share on Facebook

En Estrasburgo, “Capital Mundial del Libro 2024”, las librerías sufren

“Es complicado”: ​​en Estrasburgo, los libreros independientes advierten de su difícil situación en un sector frágil, mientras la ciudad alsaciana asume en un mes su papel de “Capital Mundial del Libro 2024”, por primera vez en una ciudad francesa.

- 6 reads.

En Estrasburgo, “Capital Mundial del Libro 2024”, las librerías sufren

“Es complicado”: ​​en Estrasburgo, los libreros independientes advierten de su difícil situación en un sector frágil, mientras la ciudad alsaciana asume en un mes su papel de “Capital Mundial del Libro 2024”, por primera vez en una ciudad francesa. “Nunca hemos experimentado un ejercicio normal”, suspira Eric Schultz, que abrió en septiembre de 2018, cerca del distrito estudiantil de Krutenau, “La Task Noire”, una de las pocas librerías en Francia dedicada íntegramente a la novela policíaca.

Chalecos amarillos, ataque al mercado navideño, Covid-19, luego la guerra en Ucrania y sus consecuencias económicas, entre los costes energéticos y el aumento del precio del papel... “Nos encontramos con pasivos que se acumulan (alquileres, proveedores, etc.) mientras íbamos avanzando”, recuerda este exrepresentante municipal ambientalista en un mandato anterior. Sin embargo, una operación de financiación colectiva el año pasado la salvó del abismo y permitió saldar la mayor parte de sus deudas. Desde entonces, “está bien, pero seguimos atentos…”

A unos cien metros de distancia, la misma historia en el “Tigre”, librería especializada en cómics y microediciones “underground”, que abrió al mismo tiempo. “Tuvimos que luchar”, confiesa Nicolas Deprez, de 47 años, que trabaja desde 2021. También destacó una guerra en Ucrania que “complicó” aún más las cosas: “seguimos teniendo gente”, pero “todos nuestros costes fijos han explotó”. "No se abre una librería para ganar dinero", admite, pero "en la situación actual", estas nuevas dificultades son como "una segunda bofetada".

Un contexto que empujó especialmente a cerrar la librería vecina “Obscurae”, especializada en fantasía, después de un año de existencia. Cerca de Estrasburgo, en Illkirch-Graffenstaden, “L’Ill aux Trésors” también ha bajado el telón. Después del Covid, “los clientes acudieron en masa a las librerías”, pero este efecto ha disminuido, señala Anne Martelle, presidenta del sindicato francés de librerías, que agrupa a más de 750 librerías. Y en este período de inflación, las cosas se han vuelto “muy difíciles” para estos establecimientos que presentan “una rentabilidad media del 1 al 1,5%”.

En este contexto, los lectores “toman decisiones, el ocio viene después de todo”, afirma Carole Benelhocine, directora de L'Indépendante desde hace un año (tres empleados). A partir de ahora “los bolsillos van más rápido que los grandes formatos”. “Todas las pequeñas librerías que abrieron hace menos de cinco años están en dificultades”, resume Morgane Albisser, que dirige L'oiseau rare desde 2019 con su hermana Diane, librería, galería y cafetería. Ante el aumento de las tarifas y de los costes de transporte, “los beneficios de una librería no pueden ser suficientes. ¡Ganamos tanto vendiendo un café como vendiendo un libro de bolsillo!

Los establecimientos sufren cuando la “Capital Mundial del Libro” se inaugura el 23 de abril, con 250 eventos en un año. Estrasburgo, donde Johannes Gutenberg desarrolló el sistema tipográfico que daría origen a la imprenta en el siglo XV, cuenta actualmente con 25 librerías. Es la primera ciudad francesa en recibir este sello de la UNESCO, creado en 2001.

Une belle vitrine pour le livre et la lecture que plusieurs indépendants regardent pourtant avec «perplexité», regrettant ne pas y avoir été davantage associés, estime Eric Schultz : «On nous demande d'accueillir des événements et c'est ce qu'on va hacer. Pero más allá de la venta de libros que eventualmente haremos, no veo nada concreto para impulsar el sector. "No vemos lo que se está poniendo en marcha para nosotros", afirma Nicolas Deprez, mientras que, para Morgane Albisser, el evento será "más interesante para la ciudad que para las librerías".

"El papel de las librerías es esencial para nosotros" y "no se nos olvida en absoluto", asegura Anne Mistler, asistente de arte y cultura. Está previsto "toda una serie" de eventos que los integran, como el "Rally del Libro" previsto para junio en varias librerías, el aumento de la financiación escolar para la compra de libros o incluso la organización de "residencias de autor" en las librerías, enumera el elegido. . “Puedo entender que haya descontento entre algunos. Pero decir que no hubo asociación es francamente una exageración.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.