Post a Comment Print Share on Facebook

¿El Niño, el niño terrible del clima, arruinará tus próximas vacaciones?

Se le llama “el niño terrible del clima” o “el niño terrible del Pacífico”.

- 15 reads.

¿El Niño, el niño terrible del clima, arruinará tus próximas vacaciones?

Se le llama “el niño terrible del clima” o “el niño terrible del Pacífico”. Y su reputación está bien establecida. En julio, El Niño regresó oficialmente, trayendo consigo una ola de incertidumbres y preguntas. Porque el fenómeno climático, que vuelve cada dos a siete años, debería dar que hablar en los próximos meses y hasta 2024 (sí, estamos en noviembre). Podría sumarse a los efectos del calentamiento atmosférico, cuya devastación narramos periódicamente, entre olas de calor, incendios, sequías e inundaciones. Una situación que plantea una pregunta: ¿los viajeros también se verán afectados por este extraño episodio climático?

Originalmente, El Niño es un fenómeno oceánico en el Pacífico ecuatorial. Modifica la circulación atmosférica en toda la zona, con fuertes lluvias y riesgos de inundaciones en el este, particularmente en Perú y Ecuador, e incluso en el sur de Estados Unidos. “En el lado australiano e indonesio, es decir, hacia el oeste, tendemos a tener corrientes descendentes que secan el aire. Nos encontramos con déficits de precipitaciones en estas zonas”, explica Pierre Bonnin, climatólogo de Météo-France. Con consecuencias reales sobre la biodiversidad que se ve afectada.

Leer tambiénViajes y clima: las cifras para recordar del informe de la Organización Mundial del Turismo

Aunque el fenómeno aún es poco conocido por los viajeros, no deja de ser preocupante. En algunos foros abundan las preguntas: “¿¡Acabo de ver en un sitio en Tanzania que hay un fenómeno climático llamado El Niño que traería más lluvia!? ¿Alguien podría decirme qué nos espera en cuanto al tiempo a principios de diciembre?”, pregunta un internauta. En cuanto a los operadores turísticos, seguimos atentamente el fenómeno. Este es particularmente el caso de la agencia de viajes Terra Ecuador, especializada en viajes a Ecuador. En su sitio web advierte sobre El Niño y su contraparte, La Niña, que resulta en una disminución de la temperatura superficial de las aguas del Océano Pacífico oriental.

“Ecuador es un país de biodiversidad, con diferentes ecosistemas: la Amazonía, la Costa del Pacífico y Galápagos. Con El Niño llueve mucho en la costa del Pacífico. Afecta al país en parte del litoral y la zona. Visto desde lejos, la gente no se da cuenta. Pero nuestros clientes, que ya son conscientes de los problemas medioambientales y de conservación de la naturaleza, se hacen varias preguntas: 'Si viajo, ¿me enfrentaré a esto? Cómo estás ? ¿Qué se espera en caso de inundaciones? ¿Cómo puedo cancelar? ¿Cómo nos van a evacuar?'”, testifica Nicolás Goronflot, director general de Terra Ecuador.

Lea también “Dejé de volar”: ante la emergencia climática revisan su forma de viajar

De hecho, en caso de riesgo de desastre natural, puede resultar difícil obtener el reembolso. Como señala el Centro Europeo del Consumidor, el seguro de viaje no siempre tiene en cuenta los desastres naturales. “Cada seguro tiene sus propias condiciones. Por lo tanto, a la hora de adquirirlo, debes comprobar cuidadosamente qué cubre y, especialmente, qué queda excluido”. Y agregó: “No cubren en principio las restricciones de movimiento decididas por un Estado ni acontecimientos ocurridos en el país de destino (crisis política, desastres naturales, conflicto armado, etc.)”. Por parte de los operadores turísticos, se deben tener en cuenta determinadas condiciones, en particular el hecho de que la cancelación debe proceder del profesional.

Por lo tanto, sigue siendo necesario que los viajeros tengan precaución. Esto es lo que también señala Nicolas Manger, director de marketing y comunicación de Altiplano Voyage, agencia especializada en viajes a medida. “Aunque no hayamos tenido clientes que nos hayan informado sobre el fenómeno de El Niño, adaptarán su comportamiento según la estacionalidad. Ven los resultados de los desastres naturales, adaptarán sus solicitudes y harán algo en el último momento. Las noticias dan testimonio periódicamente de estos fenómenos climáticos fuera de control. En África, Kenia, Etiopía y Somalia han sido arrasadas por lluvias torrenciales durante varias semanas, provocando inundaciones mortales.

Leer también Con el calentamiento global, los aviones tendrán cada vez más dificultades para despegar

En Brasil, la Amazonia vive desde hace dos meses una sequía histórica. En términos más generales, América del Sur se enfrenta a una primavera anormalmente calurosa, con temperaturas que en ocasiones se acercan a los 60°C. Si en este caso hablamos de una conjunción de varios fenómenos, como el calentamiento global, el fenómeno de El Niño y la deforestación en la Amazonia, actualmente es difícil conocer el impacto del cambio climático sobre la potencia de 'El Niño'. “Hasta ahora no hay conclusiones concluyentes sobre este tema”, afirma Pierre Bonnin. “Se trata de dos fenómenos que pueden tener efectos acumulativos. En las fases de El Niño se produce un calentamiento que se produce en la superficie del océano y se transmite a la atmósfera más cercana. Y dada la extensión de los territorios en cuestión, esto acaba añadiendo unas décimas de grado a la escala del planeta”.

Oficialmente, esta nueva edición del fenómeno de El Niño es de intensidad “moderada”, cuyo pico debería alcanzarse a finales de año. ¿Suficiente para considerar fenómenos naturales extraordinarios? Difícil de predecir en este momento. El hecho es que tanto para los profesionales como para los viajeros, lo impredecible es ahora más que nunca parte de los viajes. “Antes era más fácil tener estacionalidad. Hoy en día hay muchos fenómenos anormales, tanto climáticos como geopolíticos. A menudo los enfrentamos de frente”, resume Nicolas Manger.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.