Post a Comment Print Share on Facebook

Destino “dupe” del año, por qué Taipei es una capital asiática por descubrir

Auténticos fenómenos en las redes sociales, los destinos “engañados” son alternativas de viaje menos concurridas y menos costosas que los lugares populares.

- 6 reads.

Destino “dupe” del año, por qué Taipei es una capital asiática por descubrir

Auténticos fenómenos en las redes sociales, los destinos “engañados” son alternativas de viaje menos concurridas y menos costosas que los lugares populares. Los dos lugares tienen características comunes: sus paisajes son similares y la experiencia turística se supone similar. Y en este juego, Taipei (Taiwán) es el destino más popular para los turistas que desean descubrir una atmósfera similar a la de Seúl (Corea del Sur).

Llena de influencias chinas, japonesas y europeas, la “isla hermosa”, como la apodaron los navegantes portugueses que descubrieron el archipiélago en 1590, está cautivada por la diversidad de culturas que la constituyen, herencia de un pasado tormentoso. Poblada por tribus austronesias, fue a su vez colonizada por los holandeses y el imperio Ming, luego ocupada por Japón antes de ser anexada durante la Segunda Guerra Mundial a la República de China liderada por Chiang Kai-shek, que se refugió en la isla cuando el Los comunistas llegaron al poder. Desde entonces, la República Popular China, que la considera una de sus provincias, sueña con reintegrar el archipiélago rebelde. Pero los taiwaneses eligieron la independencia, que proclamaron en 1949, orgullosos de haber podido construir un Estado de derecho y una democracia.

Pasear por Taipei, su capital, es conocer de cerca las distintas facetas de este territorio con sus múltiples influencias que configuran la identidad de Taiwán y que la mayoría de sus habitantes reivindican, a pesar de la presión china y su aislamiento diplomático. El alma de la ciudad, preservada del turismo de masas, se descubre a través de su laberinto de calles enredadas, salpicadas por el rugido de los vehículos de dos ruedas, las colas frente a los puestos de té de burbujas y el bullicio de los restaurantes. vigilantes.

Se le apoda el “Shibuya de Taipei”: en el barrio peatonal de sus tiendas dedicadas al mundo del manga. Japón ejerce una fuerte influencia cultural en Taiwán, debido a su proximidad geográfica pero también porque el archipiélago lo ocupó durante casi medio siglo. El distrito de Dadaocheng, que alguna vez fue un importante puerto comercial, deja su huella: las galerías porticadas y los edificios con fachadas estrechas que bordean la calle Dihua y sus calles adyacentes son característicos de los edificios japoneses de la era Meiji. Algunos edificios están abiertos al público, otros albergan bonitos cafés, delicatessen o tiendas de artesanía: condimentos de todo tipo, artículos de bambú, tejidos florales y faroles pintados a mano inundan la acera.

Japón también ha transmitido a Taiwán su gusto por los baños termales, de los que abundan los alrededores de Taipei, y su gastronomía, siendo los platos japoneses parte integrante de la rica cocina taiwanesa que florece en los mercados nocturnos. Es mejor ir a Ningxia con el estómago vacío: podrás disfrutar de salchichas con ajo, brochetas de pollo picantes, tortillas de ostras, suaves gua bao (bollos al vapor con guarnición), tiernos donuts elaborados con puré de taro, todo ello acompañado del icónico té de burbujas, el cuyas recetas están disponibles en cada esquina. Durante el día, los fideos, de mil y una maneras, son los reyes en las mesas de los pequeños puestos. Y, debido a que la cultura budista es fuerte allí, la cocina vegana está en todas partes: en el lado dulce, el douhua, un pudín de tofu derretido adornado con mango fresco cortado en cubitos, es el mejor refrigerio.

Para silenciar por un momento el ruido de las scooters que golpean incansablemente el pavimento, dirígete a la tranquilidad de los templos budistas y taoístas. En la oscuridad del templo Longshan, uno de los más antiguos de la capital, resuenan los bwa bwei, estas lunas crecientes hechas de madera escarlata que se arrojan repetidamente al suelo para dirigirse a los dioses y encontrar las respuestas a sus preguntas. También frecuentamos asiduamente terceros lugares enclavados en espacios industriales obsoletos. En el parque Songshan, los almacenes de una antigua fábrica de tabaco albergan estudios de artistas, espacios expositivos y boutiques independientes donde resulta agradable pasear. Otra burbuja de tranquilidad que encanta a los taiwaneses: las casas de té (la reputación del oolong del archipiélago está bien establecida), pero también los cafés, cuya cultura está creciendo en Taipei, sobre todo en los establecimientos callejeros Chifeng. Muy cerca del museo contemporáneo, se puede disfrutar en silencio del delicioso néctar de OLO Coffee Roasters.

Taipei merece su título de jungla urbana: abundan los árboles y plantas tropicales, que echan raíces en los surcos, hasta formar grandes arcadas verdes sobre las concurridas calles. ¿Busca aire más limpio? Hay muchas rutas de senderismo de fácil acceso en tren que permiten escapar de la ciudad, como la que lleva a la cima de la montaña Qixing y ofrece una hermosa vista de la capital. El tren de alta velocidad, que recorre la costa oeste, sirve para escapadas verdes de un día. En menos de dos horas llegamos a Tainan, la antigua capital, donde la exuberancia de la vegetación contrasta con la calidez de los muros carmesí del templo de Confucio y los ladrillos rojos del Fuerte Provinxia construido bajo la ocupación holandesa. No muy lejos, la espectacular casa del árbol de Anping se alza como símbolo de la isla: los almacenes de sal construidos durante la ocupación japonesa y luego abandonados fueron invadidos poco a poco por un baniano gigante, rodeando con sus poderosos rizomas el edificio, que se ha convertido en un refugio para ardillas y muchas especies endémicas de aves.

Más información en el sitio web de la Oficina de Turismo de Taiwán.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.