Post a Comment Print Share on Facebook

Sudán: en busca de legitimidad, “Hemedti”, el líder de los paramilitares, de gira por África

Desde el inicio de la guerra en Sudán el 15 de abril, las apariciones públicas del general Mohamed Hamdane Daglo, comandante de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), han sido raras, mientras que su rival, el jefe del ejército, el general Abdel Fattah al-Burhane, incrementó sus visitas al extranjero y se dirigió a la Asamblea General de la ONU en septiembre como líder de facto de Sudán.

- 8 reads.

Sudán: en busca de legitimidad, “Hemedti”, el líder de los paramilitares, de gira por África

Desde el inicio de la guerra en Sudán el 15 de abril, las apariciones públicas del general Mohamed Hamdane Daglo, comandante de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), han sido raras, mientras que su rival, el jefe del ejército, el general Abdel Fattah al-Burhane, incrementó sus visitas al extranjero y se dirigió a la Asamblea General de la ONU en septiembre como líder de facto de Sudán.

Pero desde el inicio de su gira el 27 de diciembre, el general Daglo, conocido como “Hemedti”, ha cambiado su uniforme habitual por trajes hechos a medida para sus primeros viajes al extranjero en nueve meses de guerra. En Uganda, Etiopía, Yibuti, Kenia, Sudáfrica y Ruanda, fue "recibido con los atributos de un jefe de Estado", aseguró a la AFP Clément Deshayes, especialista en Sudán de la Universidad de la Sorbona de París.

El líder del FSR está "en ascenso", afirmó a la AFP Alex de Waal, especialista en Sudán. El martes firmó en Addis Abeba una declaración conjunta sobre un “cese inmediato e incondicional de las hostilidades” con el ex primer ministro de Sudán, Abdallah Hamdok, derrocado durante un golpe de Estado en octubre de 2021 liderado por los generales Burhane y Daglo que entonces eran aliados.

Luego, Abdallah Hamdok fue reinstalado brevemente en el cargo, antes de dimitir en enero de 2022 y abandonar Sudán para trasladarse a Abu Dabi. La coalición de civiles que lidera, las Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FLC), ha fundado desde entonces otra coalición con otros grupos civiles: Taqadum. Reúne a la sociedad civil y a independientes que supuestamente representan a los partidarios del poder civil en Sudán, dirigido casi sin interrupción por los militares desde su independencia.

Para Andreas Krieg, profesor del King's College de Londres, el general Daglo entregó "el mensaje político más importante que podría haber enviado para ganar legitimidad" al conseguir el apoyo de Taqadum.

Durante años, el general Daglo, que lideró una política de tierra arrasada en Darfur en una guerra que dejó cientos de miles de muertos en la década de 2000, incrementó sus esfuerzos para pasar del estatus de señor de la guerra al de estadista.

Hoy, una coalición civil "que firma un acuerdo" con él, a pesar de "la limpieza étnica en Darfur", "lo legitima ante la comunidad internacional", afirmó a la AFP Clément Deshayes. Según el profesor Krieg, con un socio civil se convierte en un líder potencial más aceptable para las capitales occidentales. En las redes sociales, sin embargo, activistas prodemocracia acusaron a Abdallah Hamdok de traicionar a los civiles.

“Este es el mismo Hemedti que colaboró ​​con (el ejército) para dispersar el plantón”, escribió un usuario en X, en referencia a la violenta represión de una manifestación en junio de 2019 que dejó al menos 128 muertos.

Abdallah Hamdok había dicho que esperaba "una reunión urgente" con el general Burhane, pero ahora es "muy poco probable" que éste acepte, según Cameron Hudson, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Este es "precisamente el objetivo, porque dará la impresión de que el ejército se opone a la paz y presentará a Hemedti como más razonable y más responsable", añade.

Abdallah Hamdok cometió un grave “error diplomático” al excluir al ejército, según De Waal. De hecho, los movimientos de Hemedti despertaron la ira del jefe del ejército, que acusó a los líderes africanos de “asociarse con el asesinato del pueblo sudanés”. El jueves, Jartum llamó a su embajador en Nairobi después de que el presidente de Kenia recibiera al general Daglo.

Los expertos han señalado a un presunto titiritero detrás de la estrategia del general Daglo: los Emiratos Árabes Unidos. Según Andreas Krieg, los Emiratos están “desarrollando una narrativa en la que Hemedti aparece como un líder político potencial” y Taqadum le ofrece una fianza civil. Los paramilitares controlan ahora Jartum, casi toda la vasta región occidental de Darfur y han entrado en el estado de Al Jazeera, en el centro-este.

El ejército se encontró “cada vez más aislado”, según Clément Deshayes, y sus derrotas militares alienaron incluso a su aliado cercano y gran vecino del norte, Egipto. Durante meses, los esfuerzos diplomáticos para poner fin a las hostilidades fueron en vano, pero el general Daglo ahora puede “iniciar negociaciones desde una posición de fuerza”.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.