Post a Comment Print Share on Facebook

“Necesitaba este respiro”: estos jóvenes que posponen la entrada a la vida laboral para realizar un largo viaje

“Necesidad de un descanso después de años de estudios a veces agotadores, deseo de hacer un balance de uno mismo y de sus deseos, sed de espacios abiertos, de descubrimientos, de inmersión en otras culturas…” Cuando se le pregunta, las razones dadas para emprender un largo viaje son numerosas.

- 4 reads.

“Necesitaba este respiro”: estos jóvenes que posponen la entrada a la vida laboral para realizar un largo viaje

“Necesidad de un descanso después de años de estudios a veces agotadores, deseo de hacer un balance de uno mismo y de sus deseos, sed de espacios abiertos, de descubrimientos, de inmersión en otras culturas…” Cuando se le pregunta, las razones dadas para emprender un largo viaje son numerosas. . Y un momento ideal parece perfecto para estos jóvenes: el del final de los estudios, justo antes de entrar en la vida profesional. Porque si entre los siglos XVI y XVIII sólo los jóvenes aristócratas podían hacer su Gran Tour por Europa, hoy el largo viaje se ha democratizado. A menudo, gracias al ahorro acumulado durante un contrato de trabajo y estudio, o combinando estudios y empleo. Por qué se marcharon, cómo se organizaron, qué aprendieron... Le Figaro conoció a cuatro jóvenes que dieron el paso.

Mathis Pinos, 24 años, graduado de la Escuela de Administración de Grenoble

"La parte más difícil es empezar". A finales de 2023, con un programa de estudio-trabajo en el ámbito del cumplimiento en BPI Francia y un diploma de una escuela de negocios de Grenoble, se propone Mathis Pinos. Casi un año antes de terminar sus estudios, empezó a ahorrar para emprender un viaje de tres meses a Sudamérica. Su presupuesto: 4500 euros. Ya conoce Ecuador -parte de su familia vive allí- y quiere descubrir el resto del continente. El viaje que iba a realizar a China durante sus estudios, interrumpido a causa de la pandemia de Covid-19, también le dejó un regusto amargo. Sobre todo, “fue una oportunidad para cambiar de aires” después de seis años de estudios “muy intensos” (incluida una clase preparatoria para las Grandes Escuelas): “Una vez allí, me di cuenta de que realmente necesitaba este descanso. »

Antes de partir, sólo se detiene sus destinos de llegada y salida y algunos sitios importantes como Machu Picchu y el desierto de Atacama (en Chile). “Tenía muchas ganas de tener la mente libre y no tener que seguir una ruta fija”. A través de encuentros y siguiendo sus deseos del momento, recorrió Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Paraguay, Argentina y Uruguay en tres meses. A veces, tener que hacer gala de ingenio: conexiones de autobús inciertas, el mal tiempo le empuja a posponer excursiones y a cambiar de ruta en el último momento, evitando por poco la serie de huelgas que azotaron Machu Picchu... Dificultades que, sin embargo, pueden añadir sabor a ciertos recuerdos. : “Un día batallando con autobuses retrasados ​​casi me hizo perder el atardecer desde la Isla del Sol, en el lago Titicaca. Pero hoy sigue siendo una de las imágenes más hermosas que tengo. »

Constance Lardier, 24 años, asesora de relaciones con la prensa

Constance Lardier también optó por Sudamérica tras finalizar su programa de estudio y trabajo a finales de 2022. Con su pareja, está organizando su viaje de cuatro meses a Argentina y Chile y empieza a ahorrar un año antes de la gran partida. En total, reservaron 10.000 euros para su viaje. “Los blogs y foros de viajeros y las páginas de Facebook como ''Les Français à...'' han sido fundamentales, ya sea para establecer nuestro presupuesto, encontrar información o incluso conocer gente local”, subraya.

Eligen hacer wwoofing uno tras otro, o períodos en los que los locales los alojan y alimentan a cambio de ayuda con el trabajo y el descubrimiento del país por sí mismos. Pero, incluso con esta modalidad de viaje, la joven asegura que “sin trabajo-estudio, esto no hubiera sido posible. Mi socio es viticultor, ya estaba trabajando. Porque la región no fue elegida al azar: la pareja quería, entre otras cosas, descubrir los viñedos sudamericanos.

“La cuestión de la salida ya había surgido entre mi licencia y mi maestría… Pero me encontré más maduro al final de mis estudios”. Porque, para Constanza, no hay duda: “Éste es el momento ideal para emprender tal viaje. Somos lo suficientemente maduros para aprovechar al máximo el viaje, para aprender sobre nosotros mismos. Además, es mucho más que un viaje, es un periodo de aprendizaje sobre uno mismo. »

Mirando hacia atrás, describe la experiencia como una “etapa en [su] vida” en sí misma. El viaje de larga duración y, en particular, el woofing, permitieron a la pareja experimentar una inmersión y un cambio total de escenario. Constance recuerda: “Tuvimos la oportunidad de prepararnos para la Navidad con una familia, ayudando a decorar su árbol con camisetas mientras bailábamos, en pleno verano”.

Dorine Darroman, 24 años, directora de proyectos digitales

Dorine Darroman, de 24 años, también encontró la manera de conocerse mejor en su viaje posterior a sus estudios. Después de un máster en una importante escuela de comunicación, un programa de estudio y trabajo como gestor de contenidos y de haber ahorrado 5.000 euros, sus quince meses en Australia y Asia le permitieron perfeccionar su proyecto profesional.

Sin embargo, reconoce un obstáculo frecuente para este tipo de viajes antes de entrar en la vida laboral: “Existe el temor a la laguna en el currículum, el miedo a quedarse atrás de aquellos que habrían empezado a trabajar inmediatamente "graduándose...". destaca que este viaje le enseñó "que si se me escapa una oportunidad es porque no fue hecha para mí". »

La joven se propuso marcharse sola. “No quería ir con amigos y arriesgarme a quedar atrapado en un dúo o un trío”. La experiencia le permitió descubrir su “lado aventurero” y forjar fuertes vínculos. Allí conoció a una francesa “con la que hemos formado un vínculo fuerte, una relación muy bonita”. Tanto es así que emprendieron juntos un viaje por carretera desde Brisbane hasta Cairns. Todo ello, “sin nunca planificar nada, viviendo el día a día”. En general, destaca la importancia de dejarse llevar: “Es, en mi opinión, la diferencia entre un viaje y unas vacaciones… Y es una forma de viajar que disfruté mucho”.

Victoria Guillomon, 25 años, autora, oradora y presentadora de podcasts

Victoria Guillomon también optó por dejarse llevar durante su viaje de seis meses por India y Asia. Sin embargo, se fue con un proyecto bien definido: la joven con un máster en finanzas y auditoría eligió esta región del mundo para rodar Shimla, un documental sobre el acceso al agua coescrito con Johan Reboul (creador de contenidos detrás de Instagram página Le Jeune Engagé). Juntos ahorraron un total de 100.000 euros para toda la producción de su película. Pero “aparte de escribir el documental, in situ, nos permitimos algunos imprevistos, impulsados ​​por los encuentros que tuvimos”. Después de un viaje a Rajasthan el año en que cumplió 18 años, se prometió a sí misma que regresaría a la India. Pero no en avión, por conciencia ecológica. Y con un proyecto que tenga “sentido”.

Los dos jóvenes tardaron tres meses en llegar a la India, y para ello cruzaron Turquía, Grecia, Egipto, Arabia Saudita y finalmente Omán. Allí, durante un mes y medio, aprovecharon para brillar (Tíbet, China, Nepal, Mongolia, Rusia, entre otros). El único paso que requería un avión: ir de Omán a la India: “Todos los barcos nos decían que se consideraba trata de personas, que había piratería, que era peligroso... Tuvimos que decidir tomar el avión, lamenta Victoria. En un viaje como este, hay que poder adaptarse y cambiar de dirección. Es incómodo en ese momento pero siempre todo sale bien”, recuerda. Su consejo para aquellos que quieran dar el paso: no teman a lo desconocido. “Este tipo de viajes nos abre a tantas cosas, nos hace tener tantas ideas que nunca hubiéramos tenido desde nuestra habitación... Si quieres, no te hagas demasiadas preguntas y ¡vete! "

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.