Post a Comment Print Share on Facebook

Colette en el escenario, como si volviera a vivir

Comienza de una manera bastante cómica, por así decirlo.

- 9 reads.

Colette en el escenario, como si volviera a vivir

Comienza de una manera bastante cómica, por así decirlo. Es el sábado 7 de agosto de 1954, día del funeral nacional de Sidonie-Gabrielle Colette, conocida como Colette, que falleció el día 3 en su apartamento del Palacio Real. Extractos del evento se proyectan sobre una cortina. Escuchamos la voz de un periodista, esa voz tan particular, tan datada de otra época. Una voz en blanco y negro. ¿Es de Pierre Dumayet?

Detrás del velo, una mujer joven rodeada por una especie de caftán blanco. Es Colette, interpretada por Cléo Sénia, que realmente tiene todos los talentos (escribe, toca, canta, baila). La novelista comenta su propio funeral y cuando la lluvia de homenajes cae sobre su ataúd, prefiere divertirse con él. Colette, ¿gloria nacional? “¡Soy borgoñona!”, maúlla. ¿La medalla de gran oficial de la Legión de Honor colocada en el catafalco? "¡Qué fea es!" ¿Esos cientos de coronas funerarias? “¡Las flores están hechas para los vivos, no para los muertos!” ¿Presidente de la Academia Goncourt? "¡Nunca obtuve ese precio!" Cuando se desliza el velo, vemos aparecer a la mujer que aún no es Colette sino Sidonie Gabrielle, hija de Jules Colette y Adèle Eugénie Sidonie. Sidonie-Gabrielle, de corte juvenil, nos recuerda inmediatamente a la famosa Claudine del colegio.

Cléo Sénia, vestida ahora con falda y blusa negras, se fundirá con gracia en la piel de Colette y nos contará la vida de "la gran escandalosa": su infancia en Saint-Sauveur-en-Puisaye, donde la niña de la tierra con “trenzas largas, demasiado apretadas, que silbaban (...) como las hebras de un látigo”; su llegada a París y su encuentro con Willy, un escritor que nunca escribió una sola obra, un “diseñador de páginas y de formato”, pero que, casi a su pesar, traerá gloria a la mujer que se convirtió en su esposa; su gusto por el teatro, la pantomima, sus escándalos...

El espectáculo está admirablemente dirigido por Léna Bréban. Teníamos que pensar en ello, en esta separación entre Sidonie, Gabrielle y Colette. La primera, con un collar de Claudine, aparecerá a lo largo de la obra en las pantallas pequeñas, multiplicando los comentarios sobre la vida de Colette, una vida de indecorosa libertad llevada al suelo. El texto de Cléo Sénia y Alexandre Zambeaux, salpicado de maravillosas citas, aborda todos los temas queridos por la autora de Le Blé en herbe: la naturaleza, la condición femenina, la maternidad, los amores bisexuales, los tres matrimonios, la literatura, dijo – figura retórica. ! - No gustar, y por supuesto el music hall, hilo conductor de esta representación. También en esta disciplina se revela la sensual Cléo Sénia. Tiene un striptease atractivo y un erotismo refinado. “En casa todo es físico”, afirma Colette. Como su personaje, Cléo Sénia asume su libertad de cuerpo y de espíritu, y el público - con el que nunca deja de jugar - no puede permanecer indiferente ante los números, o más bien las pinturas, de su "musicolette".

Hasta el 30 de marzo de 2024, jueves, viernes y sábados a las 19 h en el Théâtre Tristan-Bernard, París (8ª)

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.