Post a Comment Print Share on Facebook

Senegal: Faye se convierte en quinto presidente y promete “democracia fortalecida” y “más soberanía”

El panafricanista de izquierda Bassirou Diomaye Faye prometió “cambio sistémico”, soberanía y apaciguamiento después de años de agitación al convertirse el martes en el quinto presidente de Senegal después de un ascenso vertiginoso.

- 10 reads.

Senegal: Faye se convierte en quinto presidente y promete “democracia fortalecida” y “más soberanía”

El panafricanista de izquierda Bassirou Diomaye Faye prometió “cambio sistémico”, soberanía y apaciguamiento después de años de agitación al convertirse el martes en el quinto presidente de Senegal después de un ascenso vertiginoso.

Faye, de 44 años, confiado en sus palabras y en su apariencia con traje y corbata azules, prestó juramento frente a cientos de funcionarios senegaleses y varios jefes de Estado y líderes africanos en el Centro de Exposiciones de la nueva ciudad de Diamniadio, cerca de Dakar. Luego regresó a la capital, con una guardia a caballo abriendo el camino a su procesión de automóviles entre cientos de residentes de Dakar que vinieron a recibirlo a lo largo de las carreteras que conducen a las puertas del palacio presidencial. Allí, su predecesor Macky Sall, tras un breve y cordial saludo, le entregó simbólicamente la llave de la sede de la presidencia antes de cruzar las puertas en dirección opuesta.

Faye, nunca elegida antes, se convierte en la presidenta más joven del país de África occidental desde su independencia en 1960, menos de tres semanas después de salir de prisión. Después de tres años de tensiones y de una última crisis preelectoral en 2024, su llegada aceptada por todos al final de una campaña rápida "es casi un milagro", afirmó el presidente del Consejo constitucional, Mamadou Badio Camara, antes de prestar juramento. Con su mano derecha levantada, Faye juró “ante Dios y ante la nación senegalesa, desempeñar fielmente el cargo de Presidenta de la República de Senegal”.

En un breve discurso, Faye dijo que era “consciente” de que su gran victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 24 de marzo expresaba “un profundo deseo de cambio sistémico”. "Bajo mi liderazgo, Senegal será un país de esperanza, un país pacífico con justicia independiente y una democracia fortalecida", afirmó. Habló de los años de disturbios que precedieron a su elección, que resultaron en decenas de muertes y cientos de arrestos. Aseguró que tendrá presente los sacrificios de los “mártires de la democracia (...) para nunca decepcionarlos”.

Faye sucede durante cinco años a Macky Sall, de 62 años, que dirigió el país de 18 millones de habitantes durante 12 años y mantuvo fuertes relaciones con Occidente y Francia, al tiempo que diversificaba sus asociaciones. La promesse de la rupture, l'onction de son populaire mentor Ousmane Sonko, présent aux premiers rangs mardi, et l'apparente humilité de cette personnalité issue d'un milieu modeste et éduqué l'ont conduit à une victoire éclatante avec 54,28 % voces.

Faye, un alto funcionario de la administración tributaria, que discretamente ascendió de rango a la sombra de Sonko, ha enumerado la reducción del costo de vida, la lucha contra la corrupción y la reconciliación nacional como sus prioridades. Su programa destaca la exigencia de soberanía.

Dijo el martes que escuchó “claramente la voz de las elites desinhibidas que dicen alto y claro nuestra aspiración a una mayor soberanía, desarrollo y bienestar” en África. Reiteró a la atención de los socios extranjeros "la apertura de Senegal a intercambios respetuosos de nuestra soberanía" en asociaciones "mutuamente ganadoras".

El programa de Faye expresa su intención de salir del franco CFA, renegociar o reconsiderar los contratos con empresas extranjeras para la explotación de petróleo y gas que deberían comenzar este año, así como los acuerdos de minería y pesca.

Apodada “Diomaye” (“el honorable” en Serer), Faye es una musulmana practicante, casada con dos mujeres presentes en su toma de posesión (es el primer presidente senegalés polígamo) y tiene cuatro hijos. El hombre de rostro juvenil encarna una nueva generación de jóvenes políticos. Admirador del ex presidente estadounidense Barack Obama y del héroe sudafricano de la lucha contra el apartheid Nelson Mandela, se autodenomina un panafricanista de “izquierda”.

Quiere trabajar por el retorno, en la Comunidad de Estados de África Occidental (CEDEAO), de Burkina Faso, Malí y Níger, liderados por juntas que rompieron con Francia y se volvieron hacia Rusia. Los regímenes golpistas de Mali, Burkina Faso y Guinea enviaron a sus representantes a Diamniadio, entre ellos el presidente guineano, el general Mamadi Doumbouya. Faye subrayó la magnitud de los desafíos de seguridad que enfrentan muchos países africanos y que "requieren que tengamos más solidaridad".

Llevada al poder por el deseo de cambio, Faye debe afrontar importantes desafíos. Sus proyectos concretos siguen sin estar claros, al igual que el lugar otorgado a Sonko. Primero debe nombrar un gobierno. Se espera especialmente en el frente del empleo, en un país donde el 75% de la población tiene menos de 35 años y donde la tasa de desempleo es oficialmente del 20%, lo que empuja a cada vez más jóvenes a huir de la pobreza y emprender un peligroso viaje hacia Europa.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.