Post a Comment Print Share on Facebook

La Asamblea trabaja en la seguridad de los electos locales

Después del Senado, la Asamblea Nacional estudiará el martes una serie de medidas para proteger mejor a los cargos electos locales, que se enfrentan cada vez más a la violencia, el inicio de un proyecto destinado a hacer más atractivo su estatus.

- 4 reads.

La Asamblea trabaja en la seguridad de los electos locales

Después del Senado, la Asamblea Nacional estudiará el martes una serie de medidas para proteger mejor a los cargos electos locales, que se enfrentan cada vez más a la violencia, el inicio de un proyecto destinado a hacer más atractivo su estatus.

“El cargo de elegido local es el compromiso más hermoso”, pero también significa estar “en primera línea frente a una sociedad que está siendo brutalizada”: el Primer Ministro Gabriel Attal dio su apoyo la semana pasada al objetivo del proyecto de ley que llega en el hemiciclo del Palacio Borbón.

Este texto del Senado, donde fue adoptado en primera lectura, responde a un aumento de actos hostiles, que van desde insultos hasta agresiones físicas. El año pasado, el incendio provocado en la casa del alcalde de Saint-Brévin-les-Pins (Loira Atlántico) y el atropello con un coche en la casa del alcalde de L'Haÿ-les-Roses (Val-de-Marne ), Vincent Jeanbrun, habían dejado su huella.

Lea también: Vincent Jeanbrun: la historia de una noche de horror vivida por la familia del alcalde LR de Haÿ-les-Roses

Se trata de un “mensaje a los alcaldes de las pequeñas ciudades y a todos los cargos electos locales que sufren esta violencia e incivilidad”, afirma la diputada del Renaissance du Nord Violette Spillebout, relatora del texto ante la Asamblea.

Entre sus medidas emblemáticas, la ley propuesta armoniza las sanciones previstas en caso de violencia contra funcionarios electos locales con aquellas dirigidas a titulares de poderes públicos, como la policía. Por tanto, podrían ascender a siete años de prisión y una multa de 100.000 euros en caso de incapacidad laboral de más de ocho días.

En el caso de injurias públicas, se crea una pena de servicio comunitario, con agravante para los casos de acoso, especialmente en línea, cuando la víctima ostenta un mandato electivo. En comisión, los diputados ampliaron el sistema a los “desacatos”.

También se amplían los plazos de prescripción en los casos de injurias y difamación pública, pasando de tres meses a un año. Los diputados precisaron en comisión que esta medida se aplicaría cuando la víctima tenga un mandato electivo o sea candidata a mandato.

Raras voces disonantes en torno a un texto bastante consensuado, los diputados del LFI dijeron que estaban preocupados por un proyecto de ley que podría “alimentar la idea de una justicia excepcional para los funcionarios electos”.

Pero la legislación actual ya no se adapta a la situación de los políticos, que deben poder "hacer respetar su dignidad", replica Spillebout.

La diputada habló en comisión de su propia historia, explicando que se había enfrentado a "la amenaza de difundir fotografías pornográficas" durante la última campaña municipal en Lille, fotografías "que no existen" pero que están en el centro de un rumor. "Sabes, ella mató a funcionarios electos, se rumorea".

El texto también prevé mejorar el apoyo a los funcionarios electos que son víctimas de ataques o insultos. La “protección funcional” existente para los funcionarios públicos se otorgaría automáticamente, previa solicitud, a los funcionarios electos locales con mandato ejecutivo.

Una disposición extiende su beneficio a los candidatos en las elecciones locales o nacionales. Y prevé el reembolso por parte del Estado de los posibles gastos en que incurran los candidatos para su seguridad durante una campaña, cualquiera que sea el resultado de las elecciones.

Los diputados no dejarán de mencionar durante los debates su deseo de una reforma más amplia del estatuto de los cargos electos locales, para hacer frente a la crisis de vocaciones que pesa sobre la democracia local.

"Presentamos un proyecto de ley el 2 de febrero con Sébastien Jumel", dijo a la AFP la diputada comunista por Sena Marítimo, con la esperanza de que pudiera ser examinado en la Asamblea durante una sesión dedicada a los textos transpartidistas a finales de marzo. Su texto se basa en un informe del que fueron coautores recientemente, en el que se pide un “choque de atractivo” de los mandatos locales.

Los dos cargos electos pidieron en particular que se conceda un "subsidio de compromiso ciudadano" a todos los concejales municipales sin delegación, actualmente voluntarios. Y por la alineación del estatus de los funcionarios electos con el de “empleados protegidos”, como los delegados sindicales. Ante la “hiperjudicialización” de la política, también abogaron por una reforma de “la definición de conflicto de intereses”.

En su discurso de política general, Gabriel Attal dijo que quería aprovechar este trabajo, así como el de la senadora Françoise Gatel. "Quiero establecer un estatus real para los funcionarios electos locales que les permita finalmente estar mejor protegidos, mejor compensados ​​y mejor valorados".

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.