Post a Comment Print Share on Facebook

Jacques Pradel contra la prescripción: para los crímenes de sangre, “este perdón legal ya no es soportable para la sociedad”

Imbuido de cinco décadas de investigación sobre el corazón de los asuntos criminales, el periodista Jacques Pradel está convencido: hay que abrir el debate sobre la prescripción de los crímenes de sangre.

- 4 reads.

Jacques Pradel contra la prescripción: para los crímenes de sangre, “este perdón legal ya no es soportable para la sociedad”

Imbuido de cinco décadas de investigación sobre el corazón de los asuntos criminales, el periodista Jacques Pradel está convencido: hay que abrir el debate sobre la prescripción de los crímenes de sangre. Este principio establece el fin de la acción pública en materia penal más allá de un plazo determinado, a saber, veinte años para las víctimas adultas y treinta años para las menores, a partir de su mayoría de edad. Jacques Pradel y su colega Christian Porte han lanzado una petición para exigir un debate sobre este principio del derecho para que ningún delincuente quede al margen. Ya ha recogido cerca de 20.000 firmas.

EL FÍGARO. - ¿Por qué lanzar esta petición con el periodista Christian Porte dirigida al Presidente de la República y al Ministro de Justicia?

JACQUES PRADEL. - Nuestro deseo es abrir un debate con la sociedad civil, los profesionales del mundo jurídico, los magistrados, los policías, los abogados, así como el mundo político sobre la prescripción en nuestro derecho francés. Sin prejuzgar el resultado de estas discusiones, esperamos que la sociedad considere una extensión del plazo de prescripción, o incluso un levantamiento total del plazo de prescripción para todos los delitos de sangre. Queremos distanciarnos de cualquier posicionamiento ideológico y alejarnos de las discusiones en el patio de las escuelas, para poder escuchar los argumentos de todos.

¿Qué ha escuchado de las muchas familias de víctimas que ha conocido durante su carrera?

En el contexto de una desaparición o de un asesinato, sucede que los investigadores tienen muy pocas pruebas, a veces ni siquiera un cadáver, lo que, por supuesto, complica la búsqueda. Pero el cese de la investigación y la imposibilidad de algún día condenar al responsable se ve como un verdadero indulto jurídico ofrecido por el Estado. Este perdón legal ya no es soportable para las familias de las víctimas y, más allá, para la sociedad. Este principio de derecho se vive como una profunda injusticia.

¿La imprescriptibilidad de los crímenes de sangre no pondría en duda la escala de gravedad aceptada por nuestra sociedad, es decir, que el crimen contra la humanidad es más grave que el cometido contra una persona?

La receta se adoptó en nombre de una forma de paz social, pero hay que entender que esto es inaceptable para las familias. Además, una ampliación del plazo de prescripción, o incluso una supresión del plazo de prescripción para los delitos de sangre, permitiría reparar los errores del pasado. Sucede que los investigadores, por convicción o por falta de recursos, se han negado a estudiar todas las pistas. En la furgoneta de Michel Fourniret sólo se analizaron una treintena de rastros biológicos de los cientos recogidos. Esta evolución permitiría también remediar otro problema: cuando un acusado ha sido absuelto por falta de pruebas, pero se descubre que es el responsable último. Este es, en particular, el caso del asesinato de Frédéric Fauvet en 1985 en Marne.

¿No se introdujo el plazo de prescripción para hacer frente a la desaparición de las pruebas y los límites de la memoria humana?

Históricamente, la prescripción fue de hecho una forma de responder a los límites de la ciencia. Pero ahora este plazo ya no se corresponde con los avances de la ciencia forense. Una muestra que hace treinta años no hablaba ahora puede analizarse con mucha más precisión. Los análisis de ADN y la informatización de los expedientes permiten realizar referencias cruzadas mucho mayores. Ahora un rastro de ADN puede hablar cincuenta años después. Por supuesto, sigue siendo necesario que los precintos estén bien conservados. Si ha sido dañado o destruido, la ciencia forense no puede hacer milagros. No todo se soluciona con una varita mágica.

¿Puede contarnos algún caso particular que le haya llevado a cuestionar este principio del derecho francés?

Me viene directamente a la mente el asunto de los novios de Fontainebleau, en el que Christian Porte y yo trabajamos mucho. En octubre de 1988, Anne-Sophie Vandamme y Gilles Naudet, de 25 años, desaparecieron en el famoso bosque de Seine-et-Marne. Sus cuerpos fueron encontrados dos meses después por cazadores. Fueron fusilados. En 2001, un sospechoso fue juzgado y posteriormente absuelto. Sus padres presentaron una denuncia contra X por homicidio pero el caso finalmente prescribió en 2011. ¿Cuántos casos han tenido el mismo resultado?

Por el contrario, ¿han demostrado otros enigmas jurídicos que aplazar la prescripción podría permitir encontrar a los responsables?

Claro ! En el caso de las mujeres desaparecidas de Yonne, la condena de Emile Louis fue posible gracias a la intervención del abogado de la familia, Me González de Gaspard, que permitió relanzar la investigación después de veinte años de estancamiento. . La reciente detención de François Vérove, conocido como “Le Grêlé”, tras 35 años de seguimiento también demuestra que nunca debemos desesperarnos. ¿Y qué pasa con el caso de la mártir A10, cuyos padres fueron arrestados treinta años después de su asesinato? Los anales judiciales están llenos de casos resueltos tras un acuerdo entre magistrados e investigadores para ampliar el plazo de prescripción. Es una cuestión de reacción humana, pero ¿no deberían todas las empresas recibir el mismo trato?

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.