Post a Comment Print Share on Facebook

Fiasco, clase, buenos recuerdos… Beckenbauer en el OM, el trasplante no cuajó

¿Franz Beckenbauer en el OM? Un duro golpe de Bernard Tapie.

- 9 reads.

Fiasco, clase, buenos recuerdos… Beckenbauer en el OM, el trasplante no cuajó

¿Franz Beckenbauer en el OM? Un duro golpe de Bernard Tapie. No el único por supuesto. No es el más glorioso... Fallecido el domingo a la edad de 78 años, el Káiser dejó sin embargo sólo buenos recuerdos en las filas del Marsella... pero la experiencia sólo duró unos meses, de septiembre a diciembre de 1990. 17 partidos, 10 victorias, dos empates y cinco derrotas. Recuerdo de hechos.

Tapie, que acababa de adquirir Adidas, había conocido a Beckenbauer justo antes de la final del Mundial de 1990 ganada por Alemania... con Beckenbauer. En aquel momento, sin embargo, el OM conservaba dos títulos de liga francesa, incluido un doblete en el 89, y una semifinal de la Copa de Europa bajo las órdenes de Gérard Gili. Además, los marselleses empezaron con fuerza la campaña 1990-91, con siete victorias y un empate. Oficialmente, el astro alemán llegó para asumir el cargo de director técnico. Gili, sin embargo, comprendió rápidamente que el doble Balón de Oro, que llegó al club con un ayudante francófilo en la persona de Holger Osieck, venía a ocupar su lugar. Por tanto, se marchó y reemplazó a Raymond Goethals en el banquillo del rival de Burdeos.

¿Por qué Beckenbauer? Después de la eliminación contra el Benfica en C1, la famosa mano de Vata que todavía atormenta las noches de Marsella, Tapie pronunció esta frase que sigue siendo célebre: "Entendí cómo ganar una Copa de Europa". En su opinión, el aura de la leyenda alemana debería permitir al OM dar un paso adelante. Más que Gérard Gili en cualquier caso…

Tras su aventura al frente de la selección alemana, Franz Beckenbauer acabó dejándose seducir por Bernard Tapie, que le había “impresionado por su fuerte personalidad. Creía constantemente en todo lo que hacía. Por mi parte, cuando llegó el momento de convencerme para que fuera el nuevo entrenador del OM, supo ser perseverante hasta que me desplomé, porque al principio no estaba muy motivado. Pero al final no pude resistirme a su lado carismático”, dijo en comentarios recogidos por L'Equipe, en octubre de 2021, en el momento de la muerte del exministro de la Ciudad. Y añadió: “Era francamente imposible. Al final, con su carácter y su fuerza de persuasión, me hizo ojitos logrando seducirme.

Lea también: Murió Franz Beckenbauer, leyenda del fútbol alemán

El ex técnico del Olympique de Marsella, sin embargo, no mostró más deferencia hacia un gran nombre como Beckenbauer que cualquier otro técnico en el banquillo del Marsella. Además, la ex estrella del Bayern y del Hamburgo tuvo dificultades para encontrar la fórmula adecuada en el campo, tomando decisiones controvertidas a nivel táctico o en sus composiciones. Al menos, cuando no era el propio Tapie quien estaba a cargo... “Él siempre quiso tener la última palabra. Justo antes del inicio de los partidos, de repente cambiaba de táctica sin darme opción”, recuerda Franz Beckenbauer, refiriéndose a un “personaje tan fascinante y confuso”.

Entre resultados accidentados, el intervencionismo del presidente y sus escándalos con varios escándalos que comenzaron a inundar los medios de comunicación franceses, Franz Beckenbauer presentó su dimisión en diciembre de 1990. Bernard Tapie la aceptó... mientras lograba convencer al hombre de 108 partidos internacionales para continuar. como director técnico hasta final de temporada. No era raro verlo en el banquillo en los partidos europeos.

El 23 de diciembre de 1990, el técnico belga Raymond Goethals tomó el mando, guiando al OM a un nuevo título de campeón de Francia y a la final de C1, y a esta cruel tanda de penaltis contra el Estrella Roja de Belgrado. Los focenses habían eliminado de pasada al gran Milán en cuartos de final. El resto lo sabemos: dos años después, el Marsella de Goethals levantó la Copa de las Orejas tras vencer por 1-0 al AC Milan, en Múnich, donde Franz Beckenbauer vivió sus mejores momentos como jugador en los años 60 y 70. Como un símbolo...

Lea también “Clase”, “talento”, “personalidad histórica”… El mundo del fútbol lamenta la muerte de Beckenbauer

Entre quienes tuvieron la oportunidad de trabajar a sus órdenes en Marsella, las críticas son escasas. “Es la clase más grande que he conocido en el fútbol y uno de los tres o cinco monstruos que he conocido y que ha quedado grabado en mi memoria de por vida. Es la clase, el talento... Cada mañana que hace Dios, al llegar al estadio, saluda a la lavandera, al comerciante, a los fisioterapeutas, a todos los jugadores... Se nota la clase del personaje. Sólo me dejó buenos recuerdos”, afirma Éric Di Meco en RMC, añadiendo que el preparador físico Adi Pinter era mucho más duro que él. Y continúa: “En tu vida no te encuentras con muchos grandes hombres. Y era un gran jugador, un gran entrenador, un gran hombre y una clase increíble.

Posteriormente, Franz Beckenbauer sólo tuvo dos breves periodos como entrenador del Bayern (1993-94 y 1996), ocupando varios puestos dentro del organigrama del club muniqués, incluido el de presidente. “Los laboriosos resultados y los consejos de Bernard Tapie, considerados inapropiados en sus elecciones, empujaron al Káiser a retirarse tras la tregua de fin de año (1990). Una salida, como el personaje, todo en elegancia, con el objetivo de triunfar en el divorcio, al no haber triunfado en el matrimonio”, resumimos en OM.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.