Post a Comment Print Share on Facebook
Featured championnat France Athlétisme athlé la solitaire lieu jeux olympiques

reads.

Tenis: política, humor, provocación, cuando los jugadores secuestran la firma de final de partido en la cámara

Es una de las tradiciones más tenaces del tenis moderno. La de hacer que la cámara sea firmada por el ganador de un partido, mediante un rotulador estirado por el camarógrafo. Nacido en Francia en los años 90, ahora se ha exportado a la mayoría de los países del mundo. La idea original es obtener el autógrafo del jugador, escrito al revés y luego volteado por un efecto de espejo para que sea visible para los espectadores. Pero el propósito se ha torcido de un lado a otro en las últimas dos décadas.

Precisamente este domingo en el Abierto de Australia, dos jugadores no se conformaron con una vulgar firma en la placa de plexiglás. Karen Khachanov, jugador ruso de origen armenio, primero partió un mensaje de apoyo a Artsakhtsi, estos armenios de Nagorno-Karabaj víctimas del bloqueo de Azerbaiyán. “Sé fuerte, Artsakh”, escribe el jugador número 19 del mundo. En un registro más ligero, el griego Stefanos Tsitsipas por su parte envió una señal de simpatía al pueblo australiano. “Oi, Oi, Oi”, podemos leer en marcador azul, en referencia al acento local, la “jerga australiana”, que hace que la “i” se pronuncie como “oi”.

Porque, ¿por qué los jugadores se conformarían con un autógrafo aburrido dada la oportunidad de tal tribuna? Cientos de miles o incluso millones de espectadores ven transmisiones de partidos en vivo en todo el mundo. El impacto potencial es enorme. Y la rusa Maria Sharapova es una de las primeras en captar el interés. “Tuiteame”, escribió en 2013 después de ganar el torneo de Indian Wells.

En una hora, obtuvo 3.000 seguidores adicionales a su base existente de 140.000 en la red social. Ella justifica este gesto por el hastío de las firmas clásicas. Pero lo más probable es que sintiera la oportunidad de nutrir su marca. “¿Quién sabe?”, escribe en la siguiente ronda. Más enigmático... En Madrid, unas semanas después, reaccionó a los clichés de un paparazzi que la sorprendió en compañía del jugador búlgaro Grigor Dimitrov, su entonces amante: "¿Cómo nos encontraste?". En octubre de 2018, Malek Jaziri incluso se atrevió con una verdadera operación comercial a favor de su país: "Visita Túnez".

Por lo tanto, interés comercial, pero también interés político, como ilustra el mensaje de Khachanov. Como estrellas de rock que destilan mensajes de paz entre dos canciones en concierto, los jugadores a veces se permiten declaraciones comprometidas. Así lo hace el ruso Andrey Rublev, que desde el inicio de la invasión de Ucrania pide que no haya "más guerra", durante un torneo en Dubái. Desde la altura de sus 18 años, y en la línea de su ilustre mayor Serena Williams, la joven estadounidense Coco Gauff se pronuncia sobre el tema de los asesinatos en masa en Estados Unidos. "Paz. Poner fin a la violencia armada”, insta tras su victoria en las semifinales de la edición 2022 de Roland Garros, una semana después de una masacre en una escuela de Texas. En 2019 en Indian Wells, el austríaco Dominic Thiem, comprometido con los temas ambientales, dijo que estaba jugando "por los océanos".

Obviamente, no todos los secuestros tienen un objetivo político o de marketing. Citado anteriormente, Stefanos Tsitsipas ha hecho de los fichajes posteriores a los partidos su especialidad. Su historia con las cámaras, sin embargo, no comienza de la mejor manera. Tras su victoria en la primera ronda de la edición 2019 de Roland Garros, el griego tumbó el plexiglás, que se rompió. Unos meses antes en Sofía, agarró el rotulador pero, como un escritor, de repente se apoderó del síndrome de la página en blanco. Más recientemente, aquí está preguntando a un espectador cómo se escribe "Ragazzi", para enviar un mensaje al público de Turín. “¡No sé, soy inglés!”, responde el espectador. Omitido !

En más de veinte años, lo habremos visto todo. El marcador que no funciona para Stanislas Wawrinka. El fieltro que explota para Rafael Nadal. La firma con dos marcadores al mismo tiempo para Roger Federer. Con tres marcadores a la vez para Novak Djokovic. Un triángulo simple para Nick Kyrgios, un cuadrado para Grigor Dimitrov y un extraño dibujo en forma de pene para Taylor Fritz, quien luego explica que quería "dibujar un candado". Y sea cual sea el mensaje, el espectador lo aprecia y la tradición sigue viva. Los canales de televisión luego recuperan el plexiglás firmado para venderlo en beneficio de organizaciones benéficas. Por la buena causa.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.
abc 404 Not Found

Not Found

The requested URL was not found on this server.

Additionally, a 404 Not Found error was encountered while trying to use an ErrorDocument to handle the request.