Post a Comment Print Share on Facebook

Timothée Martin, el gran galo amante de los banquetes de Astérix

Tiene el físico para el trabajo.

- 7 reads.

Timothée Martin, el gran galo amante de los banquetes de Astérix

Tiene el físico para el trabajo. A Timothée Martin incluso le gusta bromear al respecto: ¿profesión? “Modelo fitness”, presume en su biografía de Instagram. 1m98 y 140 kilos, entendemos por qué sólo viaja en tractor. "Yo también lo juego un poco, es verdad... ¡O te quejas porque tus pantalones son demasiado pequeños y te estás metiendo en problemas, o lo estás convirtiendo en tu fuerza!" Así, frente a la cámara, este influencer de la Francia rural se pone el delantal para asar una costilla de ternera al fuego de leña, entre dos vídeos sobre cómo hornear pan y recoger setas.

¿Es la carne francesa mejor que la importada de otros lugares? Sólo queremos creerlo, pero Timothée Martin lo demuestra, tenedor en mano, saboreando “una auténtica costilla de ternera”, una boina vasca enroscada en la cabeza en un salón de piedra vista que huele a casa de campo de nuestro país. ¿Un poco cliché? El camarógrafo apasionado de la gastronomía francesa lo sabe, pero su canal “Le grand Gaulois” no se contenta con servir imágenes de Epinal cortadas con un hacha sobre una tabla de cortar de madera maciza; Timothée Martin los analiza y los supera a la luz de la única ciencia que finalmente le interesa: la del gusto. Así, con las precauciones de un buen gourmet, meticuloso como un enólogo cataría una gran añada, explica a sus suscriptores las virtudes gastronómicas de su pieza de carnicería.

“Me introdujeron en otra visión de la ganadería”, explica a Le Figaro este nanteso que había soñado por primera vez con ser agricultor. “En Francia nos interesan principalmente dos razas convencionales, la Charolaise y la Limousine, que son el orgullo de nuestros criadores porque son razas puras reconocidas en todo el mundo”. Su intuición es iconoclasta: “estas razas han sido seleccionadas por su hipertrofia de masa muscular, son animales que producen mucha carne, como la Rubia de Aquitania o la Partenaise. Pero lo que hace que la carne sepa primero es si es grasosa y tierna. La mejor manera de lograrlo es cruzar, pero esta idea todavía es un poco tabú..."

Después de una licenciatura en viticultura y de una formación como criador en una cámara agrícola, a Timothée Martin le hubiera gustado crear su propia granja, pero sus opiniones audaces sobre las especies ganaderas enfriaron las posibilidades. Debido a la falta de préstamos, lo contrataron como empleado agrícola en una gran granja orgánica. “Era una cría ética y en libertad, pero demasiado grande para mí, no correspondía a lo que quería hacer y terminé dejándolo”. Del prado al plato sólo hay un paso, que se da rápidamente.

Lea también “Regálate”: el paseo de los bon vivants en TMC

En 2018 se incorporó a la cadena de restaurantes Gueuleton, que ya está en auge. Los contactos con los criadores aumentan, las solicitudes de franquicias aumentan y los famosos “Tournebroche”, una cadena de catering especializada en carne asada para cócteles de boda, se hacen conocidos en toda Francia. El gran Galo se lanzó a la aventura y creó su negocio en el Noroeste.

“En Gueuleton había una filosofía de producto y de terruño, era una comunidad de amantes de la buena carne más que una simple cadena de catering”. Timothée Martin pasa cinco años en la cocina, reproduciendo con los jóvenes camareros que le siguen en su proyecto la forma de un pequeño grupo de exploradores, inspirado en el recuerdo de sus años de campamento bajo la tienda. “Mis años de explorador me hicieron querer interesarme por la alimentación: aprendemos a vivir bien con pocos recursos y observamos la naturaleza: ¡hoy es todo lo que me gusta hacer! »

Luego, atrapado en su pasión por el vídeo amateur, Timothée Martin se diversificó un poco y creó su canal en Instagram y TikTok. Es un desvío pantagrueliano por todos los puestos del mercado. Caracoles, ostras, castañas... En menos de dos meses, 100.000 internautas se han suscrito. Reconocimiento inmediato, que lo toma por sorpresa. “¡No esperaba llegar a tanta gente tan rápido!” Es el campo en todo su esplendor lo que revela sin pudor, incluidas sus pasiones más atípicas: la caza con arco, la cetrería...

“Los niños ahora ven vídeos a raudales, me dije que teníamos que estar presentes en estos nuevos medios para darle a la gente el gusto por las cosas bellas y buenas”. Y las personas que los hacen: en una serie de vídeos publicados con motivo del movimiento campesino enojado, Timothée retoma la causa del campesinado francés e intenta descifrar pedagógicamente su malestar.

“También trato de transmitir algunos mensajes en mis videos. En TikTok, quienes me miran no tienen ni 18 años... así que cuando les explico que para madurar bien un queso a veces se necesitan tres años, ¡debe resultarles gracioso! Y ni siquiera hablo de la crianza de un buen vino... Hay que repetir que lo bueno a veces lleva tiempo. No podemos tenerlo todo de inmediato..."

Lea también: ¿Qué método de cocción se debe preferir para las costillas?

No necesita que se le anime a involucrarse sin demora en la nostalgia contemporánea de una época dorada rural, tan lamentada como fantaseada. “La gente quiere volver a vivir en el campo, estamos cansados ​​de una sociedad totalmente artificial…” Así que obviamente le hacemos un poco de cosquillas. Después de todo, ¿la reconstitución virtual de terruños y conocimientos, a través de filtros de Instagram potenciados por los algoritmos de las grandes plataformas, es realmente más auténtica? “Es cierto que las redes sociales también transmiten una especie de visión idealizada. Pero no pongo en escena nada. Muestro mi estilo de vida diario, lo que me gusta comer, los productores a los que les compro... ¡Lo que filmo es accesible a todos, siempre que tengas curiosidad!” Y codicioso, por tanto.

En el menú de sus próximos vídeos: miel, foie gras, taxidermia... Será mejor que Obélix tenga cuidado. “Lo que ha hecho que mis videos sean exitosos es también que enseño a la gente a hacerlo ellos mismos: a hacer su propio pan, pronto les mostraré cómo hacer su propia mantequilla…” Sobre este tema, aquí: ¿Cómo ganamos dinero cuando estás un youtuber? “Claramente no me gano la vida con las redes sociales... No lo haré por mucho tiempo, pronto volveré a un trabajo más concreto”, asegura. “Solo enseñando el trasero se puede ganar dinero en Instagram”. Gracias por ahorrarnos eso, efectivamente, Timothée.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.