Post a Comment Print Share on Facebook

Perpiñán: amenazado de muerte por apostasía en Irán, un padre sujeto a una OQTF

Amenazado de muerte en su país, un padre iraní recibe la orden de abandonar Francia en el plazo de un mes.

- 15 reads.

Perpiñán: amenazado de muerte por apostasía en Irán, un padre sujeto a una OQTF

Amenazado de muerte en su país, un padre iraní recibe la orden de abandonar Francia en el plazo de un mes. Le Figaro contó su historia en el otoño de 2022. Ata Fathimaharlooei, originario de Shiraz, en el sur de Irán, huyó de su país en 2018 con su esposa y su hijo después de que las autoridades descubrieron que asistía a una iglesia cristiana. En Irán, negar el Islam es un crimen de apostasía. Desde su llegada a Francia, la pareja ha sufrido cuatro denegaciones consecutivas de sus solicitudes de asilo, alegando que no se puede demostrar la sinceridad de su conversión: dos del Tribunal Nacional de Asilo (CNDA), dos de la Oficina Francesa de Protección de Refugiados y Apátridas (Ofpra).

El 15 de diciembre, Ata recibió una nueva carta, esta vez de la prefectura de los Pirineos Orientales, en la que se le informaba de una “obligación de abandonar el territorio francés” (OQTF) hacia su país de origen o hacia un tercer país, “en el plazo de un mes”. “Es una gran sorpresa”, confiesa Ata por teléfono.

Según su abogado, esta decisión de la prefectura “no tiene nada que ver” con los recursos presentados ante la CNDA o la Ofpra. "Estábamos esperando la votación sobre la ley de inmigración para saber exactamente si se podían integrar las disposiciones relativas a profesiones escasas, porque él es enfermero como su esposa", explica Me Brivet-Galaup, que presentó un recurso contra la OQTF. este miercoles. “¿Sería deportado a Irán y su hijo nacido en Francia se quedaría aquí con su esposa? Es totalmente surrealista”, juzga el abogado.

Ata, de 36 años, abrazó la fe cristiana después de un encuentro con un armenio cuyo hijo estaba tratando en el hospital psiquiátrico de Shiraz. Cuando sus superiores se enteran, lo despiden inmediatamente. Su suegro, un miembro influyente de los Pasdaran, el cuerpo de la guardia revolucionaria, amenaza con denunciarlo a la policía moral y exige que su hija Somayeh, embarazada de tres meses, aborte porque un niño nacido de una cristiana Se considera fruto del adulterio. Con su esposa Somayeh, Ata decide abandonar el país.

Desde su llegada a Francia, la pareja ha luchado por aportar pruebas de su conversión y de las amenazas que pesan sobre ellos. La familia asiste al centro cristiano de Rosellón, una iglesia evangélica en Perpignan, donde Somayeh a su vez recibió el bautismo. Todos los domingos, los niños participan en las actividades mientras los padres asisten al culto. Sin embargo, en cada reunión con la administración se les pide que demuestren la sinceridad de su fe.

“Existe una dificultad particular para estas personas que se dicen cristianas y que vienen a Francia. Los responsables de su caso no los entienden”, lamenta Jacques Bertrand-Cadi, fiel al centro evangélico y que sostiene económicamente a la familia iraní. Él mismo relata haber asistido a una reunión entre Ata y una persona de Ofpra en el marco del recurso ante el CNDA, donde el interlocutor pidió a Ata que describiera su “viaje espiritual”, y se sorprendió al verlo elegir creencias contrarias a la religión oficial. "Ella no entendió su enfoque en absoluto".

Mientras tanto, en Irán las cosas no le han ido bien a Ata. Después del documento de 2018 que lo acusaba de apostasía in absentia cuando ya se encontraba en el camino para llegar a Europa, dijo que se enteró de que había sido acusado de “actividades contra la República Islámica y el Islam en el ciberespacio, las redes sociales y los periódicos extranjeros”. por haber dado su testimonio, en particular a Le Figaro. Su madre fue citada e interrogada sobre los motivos de su llegada a Francia, afirma.

Su cédula de identidad fue cancelada y su cuenta bancaria bloqueada. Ata se enteró cuando su hermana, a petición suya, acudió al notario para organizar la venta del apartamento que posee en Irán el otoño pasado. “Pero el notario dijo que eso no era posible. Mi hermana consultó con las autoridades: dijeron que para reabrir la cuenta tenía que volver a ser juzgada”.

Cuando llega la fecha límite del OQTF este viernes 5 de enero, Ata dice que está "muy ansioso". En Perpiñán, la familia todavía vive en un estudio cedido amablemente por la Cada (Comisión de Acceso a los Documentos Administrativos). A pesar del problema de las chinches que todavía existe, no son tan graves, afirma Ata. Pero el padre ya no tiene recursos. Incluso se le negó la ayuda médica estatal (un dispositivo que permite a los extranjeros ilegales beneficiarse del acceso a la asistencia sanitaria), porque Ata no podía proporcionar los numerosos documentos solicitados. "Es una montaña de hipocresía", denuncia Jacques Bertrand-Cadi. Le pedimos su nómina, un recibo de alquiler, una declaración de impuestos, ¡tantos documentos que obviamente no tiene!

Contactada, la prefectura de los Pirineos Orientales recuerda que Ata Fathimaharlooei “fue rechazado todas sus solicitudes de asilo en 2020, 2021 y 2022 por la Ofpra y el CNDA”, organizaciones “independientes” que son “las únicas autorizadas a juzgar los riesgos que corren en caso de regresar al país de origen y otorgar protección internacional como tal”. Así, la medida de expulsión adoptada tras la denegación definitiva de su solicitud de asilo, notificada el 15 de diciembre, "fue confirmada por el tribunal administrativo de Montpellier y adquirió plena ejecución", explica el servicio estatal.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.