Post a Comment Print Share on Facebook

Mil millones de euros en daños, mil heridos, 3.500 detenciones: el terrible balance de las revueltas del verano

“Comprender, evaluar, reaccionar”… El presidente LR de la Comisión Jurídica del Senado, François-Noël Buffet, trabajó sobre “los disturbios de junio de 2023”.

- 4 reads.

Mil millones de euros en daños, mil heridos, 3.500 detenciones: el terrible balance de las revueltas del verano

“Comprender, evaluar, reaccionar”… El presidente LR de la Comisión Jurídica del Senado, François-Noël Buffet, trabajó sobre “los disturbios de junio de 2023”. Después de 80 audiencias, varias visitas de campo y una consulta iniciada con los municipios afectados por estos hechos, emitió, el 10 de abril, un informe detallado que vale tanto por el análisis de lo que pudo haber sucedido durante esta semana de caos como por las soluciones firmes. Recomienda evitar nuevos brotes de violencia. El electo lo afirma sin dudarlo: “No hay razón para decir que no se repetirán en un futuro próximo”.

De entrada, ofrece la última actualización de los resultados de esta espectacular secuencia en el verano de 2023, tras la muerte de Nahel Merzouk en Nanterre, durante una intervención policial muy criticada: “dos muertes directamente relacionadas con los disturbios, una en Cayena , el otro en Marsella", pero también "más de mil personas heridas, entre ellas menores", en particular "782 agentes del orden - 674 policías y 108 gendarmes -, y 3 bomberos". Finalmente, “al menos cuarenta personas gravemente heridas figuraban entre los alborotadores o la población en general”.

La misión senatorial escribe: "La estimación de los daños alcanza la cifra colosal y claramente superior a la de 2005: mil millones de euros". Además, "las 16.400 reclamaciones declaradas a las aseguradoras representan un coste de 793 millones de euros, una cantidad cuatro veces superior a la de los disturbios de 2005". No todos los reembolsos por parte de las aseguradoras se han realizado.

El costo material, es cierto, es considerable: “entre los 2.508 edificios quemados o dañados se encuentran 273 edificios encargados de hacer cumplir la ley, 105 ayuntamientos y 273 escuelas”. Sin olvidar, además, "numerosos vehículos policiales o de gendarmería", entre los "12.031 vehículos incendiados".

En lo que respecta al comercio, la misión estima que son "más de mil" los que han sido objeto de abusos. Según ella, "probablemente 1.500 de ellos fueron vandalizados o saqueados, en particular 436 estancos, 370 sucursales bancarias, aproximadamente 200 tiendas de alimentación, 200 tiendas de ropa e incluso 118 ópticas".

François-Noël Buffet transmite en su informe el retrato típico del alborotador de 2023, elaborado por un inspector general de Justicia durante las audiencias: “un hombre, de nacionalidad francesa, de 23 años de edad promedio, soltero, sin hijos, a menudo acogidos por sus padres, teniendo título de nivel secundario, máximo bachillerato, mayoritariamente en el trabajo. Más precisamente, el 91% de los autores son hombres, el 71% son de nacionalidad francesa. »

Según el Ministerio del Interior, “un tercio de las 3.500 personas detenidas el 4 de julio de 2023 son menores, siendo la edad media general de entre 17 y 18 años”. Pero el informe Buffet aporta elementos adicionales que no carecen de interés: por ejemplo, “si, desde el punto de vista familiar y socioeconómico, los alborotadores se encuentran en situaciones generalmente más frágiles y desfavorecidas que la media, la observación La marginalidad social parece necesitar matizarse. De hecho, casi tres cuartas partes de los menores remitidos están matriculados en un establecimiento de educación superior”. A sus ojos, claramente, la “excusa” de la marginalidad y la exclusión social para justificar los excesos no funciona.

Otra aclaración útil de este informe: aunque al principio se pudiera explicar que la mayoría de los alborotadores eran primerizos, alrededor del 60%, "queda una parte sumergida del iceberg que escapa a la detección". que parece estar compuesta más bien por personas implicadas en cursos habituales de delincuencia", estima François-Noël Buffet.

El presidente de la Comisión de Derecho del Senado recuerda que “en estos análisis iniciales sólo se tuvieron en cuenta las personas que fueron detenidas por las fuerzas de seguridad interna y juzgadas en las primeras semanas después de los disturbios”. En otras palabras: el análisis realizado inmediatamente después del suceso se centra principalmente en aquellos que no pudieron escapar del arresto. ¿Los que corrieron más lento?

El senador, en cualquier caso, no tiene miedo de escribirlo: “Por lo tanto, la juventud y la sobrerrepresentación de los infractores por primera vez entre los condenados podrían –al menos parcialmente– ponerse en perspectiva a medida que las investigaciones de los hechos más graves unos tendrán éxito”. Y el electo advirtió: “En este contexto, y más de nueve meses después del final de los acontecimientos, la misión pide al gobierno que aproveche mejor los datos de que dispone para realizar un análisis real del perfil de los alborotadores, un enfoque esencial para comprender la dinámica que se desarrolló en el verano de 2023." En resumen, tenga cuidado con los análisis apresurados dentro del ejecutivo.

Queda la cuestión del remedio. Para la misión Buffet, repasa 25 propuestas muy concretas. En primer lugar, dado que tras los acontecimientos del año pasado "no se había establecido ninguna preparación previa de una respuesta policial coordinada y nacional específica al contexto de disturbios", es esencial "modernizar" los medios de recuperación y de mantenimiento del orden.

Esto implica la construcción de un “plan nacional” específico y una nueva doctrina de empleo que permita la “descompartimentalización y rezonificación” del empleo de las fuerzas de seguridad; una mejor formación en tiro y uso de armas en contexto de disturbios; más reservas de municiones y, por tanto, una renovación de su línea de producción, para evitar la escasez en plena crisis; más cámaras corporales para asegurar las operaciones y proporcionar medios de prueba; sin dejar de lado el mayor uso de drones y videovigilancia.

Otra recomendación: proteger mejor las armerías y los edificios encargados de hacer cumplir la ley. Y luego "experimentar con el equipamiento y el uso de materiales de señalización codificados en caso de disturbios", en definitiva, el rociado de productos que identifican la presencia de una persona en un lugar y en un momento determinado, mediante "un cañón de agua". , Por ejemplo. Una solución ya mencionada bajo Castaner en 2019, durante los “chalecos amarillos”.

El abanico de soluciones previstas contra los disturbios es amplio: restringir el acceso a los morteros pirotécnicos, incluso a nivel europeo; controlar mejor las redes sociales que los alborotadores utilizan para organizarse, incluso si eso significa bloquear ciertas funcionalidades durante las crisis, bajo ciertas condiciones. El Senado abre puertas. El gobierno, por su parte, sigue adelante. En particular, a través de consultas abiertas, realizadas estos últimos días por Gérald Darmanin, para implicar mejor a la policía municipal en la respuesta de seguridad.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.