Post a Comment Print Share on Facebook

Ira de los agricultores: el llamamiento de los sindicatos a levantar los bloqueos divide a la población

Convencer a su base, movilizada sobre el terreno desde hace dos semanas, de que regrese a su explotación: la misión es especialmente difícil para los dirigentes de los sindicatos agrícolas.

- 10 reads.

Ira de los agricultores: el llamamiento de los sindicatos a levantar los bloqueos divide a la población

Convencer a su base, movilizada sobre el terreno desde hace dos semanas, de que regrese a su explotación: la misión es especialmente difícil para los dirigentes de los sindicatos agrícolas. Después de quince días de bloqueo de carreteras en todo el país y de tres ráfagas de anuncios del Primer Ministro -incluido el último este jueves a mitad del día-, la FNSEA y los Jóvenes Agricultores (JA), los sindicatos mayoritarios, piden para suspender los bloqueos.

"Después de un ejercicio fallido la semana pasada por parte de Gabriel Attal (durante su viaje a Occitania, N.D.), hemos sido escuchados sobre algunos puntos, con progresos tangibles", anunció Arnaud Rousseau, productor de cereales, presidente de la FNSEA, en una rueda de prensa. punto en la sede de la organización sindical, en París. Tomamos esta decisión en consulta con nuestra red. Todos deben regresar sanos y salvos a las granjas. No queremos revivir el drama de Ariège. Aquellos que no quieran moverse, nos aseguraremos de explicarles.

Lea también “¡Va a ser deportivo!”: de Agen a Rungis, en el centro de la increíble persecución entre agricultores y policías

Entre los manifestantes de esta movilización histórica, numerosos jóvenes, de todos los sectores agrícolas (ganadería, viticultura, cereales, apicultura, frutas y hortalizas, etc.), en una época del año en la que el trabajo es menos importante en las explotaciones agrícolas. “En nuestro calendario sindical, hemos decidido, en vista de lo anunciado hoy, que necesitábamos cambiar nuestro modo de actuar”, prosiguió Arnaud Gaillot, criador y presidente de la JA. Hacemos un llamado a nuestra red para que suspenda los cortes de carreteras y se ponga a trabajar el lunes en los ministerios y prefecturas para seguir avanzando. El primer recordatorio es la Exposición Agrícola de finales de febrero, donde tendremos que lograr nuevos avances”.

Sobre el terreno, este llamado a la responsabilidad no convence a todos los activistas, en particular a los jóvenes. Algunos de los cuales quieren regresar a París. “No teníamos todas las respuestas a nuestras preguntas. Queremos llegar más lejos, ganando algunos kilómetros cada día y acercándonos a París, afirma Martin, un joven vendedor de material agrícola en Hauts-de-France, presente en la presa de la A1, en Chennevières-lès-Louvres. No queremos entrar en enfrentamiento con la policía, debemos ser inteligentes y jugar al gato y al ratón para avanzar cada día un poco más y entrar a la capital. Representamos al país. También somos nosotros, Francia: por eso llevamos banderas tricolores en nuestros tractores”.

Al sur de París, en el bloqueo de Chilly-Mazarin, donde todavía están acampados 150 tractores, el regreso a casa aún no había sido anunciado el jueves por la tarde. “Mientras no haya un resumen escrito de los compromisos del Primer Ministro, nos quedaremos quietos”, explica un dirigente sindical de JA. Queremos que se aclare lo que anunció en Bruselas Emmanuel Macron. Francia obtuvo una exención del 4% reservado durante un año, pero ¿después? ¿Cuál es la posición de Europa sobre la exención de derechos de aduana para las aves de corral, los cereales y el azúcar procedentes de Ucrania, que desestabiliza nuestra producción? continúa, acompañado por las bocinas de los vehículos que pasan por encima de él, en un puente.

Lea también Los agricultores esperan la conversión de las palabras en acciones

“El ministro quiere simplificar el asesoramiento estratégico fitosanitario, la formación obligatoria y remunerada, que es inútil y nos obliga a hacer más trabajo de oficina. ¡Ni siquiera habla de eliminarlo!, protesta Guillaume, un productor de cereales en la A6. Lo analizaremos en frío y veremos qué hacemos”. En otro punto bloqueado de la A10 se recomienda precaución. “El malestar dura demasiado, tenemos la impresión de que entre nuestros superiores sindicales y la base no tenemos el mismo análisis”, comenta Pascal, criador y miembro de la FNSEA. Más allá de las palabras, queremos acciones. Una dotación de 150 millones de euros está bien, pero dividiéndolo por el número de criadores no es mucho”.

En Occitania, región donde comenzó el conflicto el pasado jueves 18 de enero, tras una primera operación de "paneles anulados" en octubre, los agricultores se muestran por el momento reacios a levantar el bloqueo de la A68. "Es otro efecto de anuncio", lamenta Thomas Klunker, secretario general adjunto de los Jóvenes Agricultores entre Toulouse y Albi. Aún quedan muchas zonas grises en cuanto a la aplicación de las medidas anunciadas. Consultaremos para saber si levantamos los bloqueos de carreteras”.

Lo mismo ocurre con la Coordinación Rural (CR), el segundo sindicato agrícola, detrás del FNSEA, aliado de la JA. Los dirigentes piden una pausa, mientras sus militantes siguen molestos. “La dirección de los anuncios es la correcta. Tengo la impresión de que hay conciencia y que las cosas avanzan, estima Édouard Legras, productor de cereales y presidente del CR en Loiret, que formaba parte de la delegación del CR recibida este miércoles al final de la mañana en Matignon. En cuanto a la cría, faltan algunas piezas. El plan Ecophyto está suspendido y es una buena noticia, nos obligaba a reducir el uso de fitosanitarios en un 50%. Hemos dado el primer paso, el segundo lo daremos en la próxima Feria Agrícola. El campo decidirá si continúa o no la movilización, en consulta con los líderes locales”.

Lea también “Es a la Asamblea a donde deberíamos haber ido”: en la A6, los agricultores frustrados por el discurso de Attal regresan a París

Los activistas de CR lo están pasando mal después de haber pasado, un centenar de ellos, la noche del miércoles al jueves bajo custodia policial tras intentar entrar en el mercado de Rungis. Otros no soportan haber estado estacionados cerca de Dourdan. “Las autoridades públicas nos llevan en barco, como hicieron durante nuestro viaje desde Agen”, denuncia Christian, un agricultor, desde su tractor bloqueado al sur de París. No basta con distribuir cheques, necesitamos un curso a largo plazo. Estamos rodeados por la policía y nos vemos obligados a regresar a casa. Volveremos, pero nos cuesta mucho que nos consideren delincuentes”. Por su parte, el tercer sindicato agrícola, la Confederación Paysanne, pide la continuación del movimiento, especialmente en los supermercados.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.