Post a Comment Print Share on Facebook

Gérard Collomb, un ministro visionario que permaneció demasiado poco tiempo en el Interior

"Puede que no tenga la apariencia, pero cumple su función".

- 16 reads.

Gérard Collomb, un ministro visionario que permaneció demasiado poco tiempo en el Interior

"Puede que no tenga la apariencia, pero cumple su función". Así retrató Jean-Claude Delage, exjefe del poderoso sindicato policial Alianza, Gérard Collomb, entonces ministro del Interior, fallecido este sábado 25 de noviembre a la edad de 76 años. Los policías guardan bastante buen recuerdo de este antiguo “jefe”, “un ministro que escucha, no un doctrinario”, dijo de él el secretario general de la Unsa-Policía en junio de 2018.

Tras su llegada a la plaza Beauvau en mayo de 2017, Gérard Collomb fue a comprobar sobre el terreno, en un coche de policía, la situación de seguridad en algún punto conflictivo de los suburbios de París. Él, que creía haber visto todo lo relacionado con la violencia urbana en su “caldero” de Lyon, volvió asustado.

Apenas había asumido sus funciones cuando confió esto a un visitante al que invitó a una cena individual en su salón-biblioteca del Hôtel de Beauvau: “Lo que sucede en los suburbios parisinos es sin duda común. con lo que viví en Lyon. La magnitud de la delincuencia de las pandillas, en un contexto de inmigración descontrolada, lo había impresionado. Y no ocultó su pesimismo.

¿Podrían sorprenderse quienes lo conocieron muy de cerca en ese momento por sus palabras durante una rotunda dimisión, anunciada en Le Figaro, menos de un año y medio después? Durante la ceremonia de entrega a Édouard Philippe el 3 de octubre de 2018, lamentó, en las escaleras de Beauvau, “una situación muy degradada” en algunos barrios donde reina “la ley del más fuerte”.

En esta ocasión, incluso llamó al jefe de gobierno, Édouard Philippe: “Señor Primer Ministro (...), fui a todos estos barrios. (...) El término reconquista republicana adquiere todo su significado. Y agregó: “Hoy vivimos lado a lado, me temo que mañana podremos vivir cara a cara”. Terrible observación, a veces mal comprendida en su momento, y tan luminosa hoy.

Leer tambiénEmmanuel Macron condecorará a Gérard Collomb el 8 de marzo en el Elíseo

Tras su dimisión, en su círculo más íntimo, no explicó su repentina retirada de la escena nacional sólo por su deseo de salir de nuevo a reconquistar la metrópoli lionesa. Lo dijo muy claramente: en cuestiones de seguridad e inmigración, especialmente, no se le habían concedido los recursos que solicitó y consideraba la situación “irremediable”. A los que enjabonaron su tablero no les fue mucho mejor. También los criticó por querer culparlo por el asunto Benalla, en el que un subjefe de gabinete del Elíseo se hizo el matón en una manifestación del 1 de mayo, con un casco como un CRS y equipado con un brazalete de policía.

Gérard Collomb habrá luchado por lograr dos leyes que llevan su nombre. El de 2017 sobre seguridad interior y lucha contra el terrorismo tenía como objetivo, en particular, incluir en el derecho común medidas excepcionales promulgadas tras los atentados de 2015 en Francia. Los progresistas y la izquierda radical lo acusaron inmediatamente de querer establecer un “estado de emergencia permanente”.

Seguida de la ley de inmigración, promulgada el 10 de septiembre de 2018, y cuyo componente de “firmeza” debía cambiar la situación migratoria, al reducir los tiempos de tramitación de las solicitudes de asilo, al simplificar las deportaciones de extranjeros rechazados a la frontera y al Ampliar la duración máxima de la internación en un Centro de Detención Administrativa de 45 a 90 días. Il faut croire que le volet «humanité», qui facilitait l'emploi pour les demandeurs d'asile et élargissait notamment les catégories de personnes pouvant réclamer le statut de réfugié, a pris le dessus, puisque Gérald Darmanin aujourd'hui, veut encore durcir las reglas.

Lea también: Cuando Gérard Collomb sermonea a los Verdes y a algunos otros…

En 2017, 120.000 inmigrantes solicitaron asilo en Francia. Habrá al menos 150.000 a finales de este año. Bajo Collomb, las devoluciones de inmigrantes ilegales alcanzaron dolorosamente los 15.000. En 2022 nada ha cambiado, pero la inmigración ilegal es mayor que nunca. Gérard Collomb no derogó la circular de Valls que permite regularizar a un extranjero ilegal después de cinco años de presencia en suelo francés. Gérald Darmanin, por su parte, quiere la regularización automática de los trabajadores extranjeros en “ocupaciones bajo presión”.

Gérard Collomb Creía en las virtudes del diálogo para resolver ciertos problemas. Fue a Albania el 14 de diciembre de 2017 para alentar a su gobierno a aceptar a sus inmigrantes ilegales. Esto favoreció la regulación de los flujos con este país. En marzo de 2018 viajó a Níger, en particular a Agadez, en la frontera con Libia, para animar a las autoridades locales a cerrar esta auténtica autopista migratoria. Pero Níger ya no es un aliado de Francia...

Tras su salida de Beauvau, Gérard Collomb tuvo cuidado de no comentar demasiado sobre las acciones de sus sucesores, consciente de las dificultades de la tarea. Le encantaba este ministerio de “buenas noticias”, como decía irónicamente Bernard Cazeneuve. El ministerio de "máximo malestar", afirmó Gérard Collomb, por su parte, en una pequeña comisión. Le gustaba especialmente la policía judicial, donde servía su hijo.

En su discurso testamentario ante las tropas, el 28 de agosto de 2018, en la Prefectura de Policía de París, insistió en discutir el “desafío que plantean un cierto número de nuestros barrios, nuestros municipios, donde poco a poco los valores que son esos de Francia están en entredicho y donde quisiéramos sustituir la ley de la República por otras leyes.

¿Crepúsculo o visionario, Gérard Collomb? Sin duda, su estancia en Beauvau fue demasiado corta. Recordaremos la emoción de este amigo íntimo de Emmanuel Macron, el día en que fue elegido por primera vez al Elíseo, su apetito de ogro por los alimentos terrenales y por la política, su lealtad en la amistad. En total habrá permanecido en el Ministerio del Interior, un año, cuatro meses y diecisiete días.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.