Post a Comment Print Share on Facebook

De la derecha a la Agrupación Nacional, el ansiado voto de los agricultores enojados

En el secreto de las urnas, ¿tienen los agricultores un color político favorito? Mientras que Gérald Darmanin aseguró que tenía “compasión” por el “legítimo derramamiento de sangre” de los agricultores, que Jordan Bardella criticó un “borrado rural progresivo” y que Éric Zemmour llamó a “no dejarlos morir” frente a “depredadores” como " la Comisión Europea", el voto de los agricultores está más disputado que nunca en medio del movimiento social y en vísperas de las elecciones europeas del próximo junio.

- 6 reads.

De la derecha a la Agrupación Nacional, el ansiado voto de los agricultores enojados

En el secreto de las urnas, ¿tienen los agricultores un color político favorito? Mientras que Gérald Darmanin aseguró que tenía “compasión” por el “legítimo derramamiento de sangre” de los agricultores, que Jordan Bardella criticó un “borrado rural progresivo” y que Éric Zemmour llamó a “no dejarlos morir” frente a “depredadores” como " la Comisión Europea", el voto de los agricultores está más disputado que nunca en medio del movimiento social y en vísperas de las elecciones europeas del próximo junio.

Y esto, a pesar de la impresionante reducción del número de operadores agrícolas en los últimos 40 años, pasando de 1,6 millones a principios de los años 1980 a menos de 400.000 en la actualidad. Pero si los agricultores representan actualmente alrededor del 1,5% de la población activa, su electorado, que incluye también a empleados y jubilados, representa hasta el 8% del electorado.

Por eso, tradicionalmente, el corazón de los agricultores se inclina sobre todo hacia la derecha, una derecha moderada, como lo han demostrado múltiples estudios de sociólogos y encuestadores sobre el tema. En 1995, en un importante estudio sobre el tema, el centro de investigación Science Po observó que “todos los indicadores” confirmaban esta tendencia. “En la escala SOFRES de siete posiciones, el 80% se clasifica en el centro o en la derecha, mientras que la proporción es sólo del 61% en toda la población”, señalan los autores.

Lea también “Debemos dejar de molestar a los agricultores”: la derecha presenta su libro blanco para responder a la crisis

"Ya sea que dirijan una tienda o trabajen la tierra, ya sea que dirijan un negocio o ejerzan una profesión liberal, desconfían de una izquierda percibida como intervencionista y protectora de los derechos de los empleados", añaden también, analizando una división relacionada con el estatus. pero también a las particularidades de la sociología agrícola que continuó “a lo largo de la Quinta República”.

À la fin du siècle précédent en effet, l'intégration à la communauté catholique et à ses valeurs d'une part, et l'importance de leur patrimoine, ainsi que d'un âge moyen élevé d'autre part sont déterminant dans cette balance a la derecha. La población campesina está compuesta mayoritariamente por independientes, apegados a los valores del trabajo y la meritocracia, con una relación sospechosa con el Estado. Son mayores que el promedio, tienen más probabilidades de poseer propiedades y son más religiosos que la población francesa en general. “Hay tantos factores que los inclinan hacia el conservadurismo”, señala también el análisis.

“Los movimientos de Acción Católica influyeron profundamente en las dos generaciones de agricultores desde la posguerra hasta los años 1990”, explica el sociólogo Bertrand Hervieu, director de investigaciones del CNRS. “Estos movimientos estuvieron marcados por un catolicismo social que no se adapta a una orientación hacia la extrema derecha”, añade también el especialista en cuestiones rurales. El mundo agrícola tiene más conexiones con la democracia cristiana y, en su momento, con el MRP. “Cuando el general De Gaulle, que desconfiaba mucho de este entorno debido a su apoyo a Vichy, llegó al poder, forjó, con los movimientos de Acción Católica, las leyes de modernización de 1960 y 1962. Hubo entonces una verdadera adhesión al gaullismo. al chiraquismo”, explica Bertrand Hervieu.

Sin embargo, hoy y en los últimos veinte años ha surgido un nuevo fenómeno. “El dique que enfrenta la extrema derecha se está rompiendo”, informa Bertrand Hervieu. En la década de 1990, el mundo agrícola era uno de los menos receptivos al discurso del Frente Nacional. Pero en 2002, el 21 de abril, los agricultores apoyaron a Jean-Marie Le Pen en un 22%, o 5 puntos más que el promedio nacional, lo que marcó el comienzo de un cambio. Después del terremoto de Maastricht en 1992, una lista soberanista de Pasqua-Villiers ya había atraído a una parte del electorado. Ahora es un reservorio muy disputado dentro de toda la derecha.

En 2012, los agricultores votaron por Sarkozy en la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 44% (frente al 27% de todos los franceses) y por Le Pen con un 19,5% (frente al 17,9%). En 2017, los agricultores se dividen entre Emmanuel Macron y François Fillon (20% cada uno, detrás de Marine Le Pen con un 35% según una encuesta de Cevipof). En 2022, una encuesta Ifop realizada por la FNSEA antes de las elecciones promete un tercio de los votos para Macron, por delante de Marine Le Pen y Éric Zemmour (18,5 y 12,5%) y Valérie Pécresse (10%).

"Es el único entorno profesional que ha pasado en un siglo de una mayoría absoluta en la población francesa a una simple minoría entre otros", explica Bertrand Hervieu. Esta agitación estuvo acompañada de una "decepción con los políticos", un "sentimiento de ser víctima de un cambio económico ligado a la globalización", un "sentimiento de degradación social", síntoma de una profunda crisis de identidad, señaló Jérôme Fourquet en una nota publicada en Fondapol. en 2016.

Leer tambiénBruselas liberará lastre en tierras en barbecho, espantapájaros del mundo agrícola

El mundo agrícola, descristianizado como la sociedad en su conjunto, también se muestra receptivo a ciertos temas queridos por la RN, como la lucha contra la creciente inseguridad o la exasperación de una cierta ecología “punitiva”. El euroescepticismo constante del partido de la llama también resuena favorablemente entre los agricultores que sufren bajo el peso de las normas comunitarias. “La RN es una de las pocas fuerzas políticas que se ha opuesto clara y sistemáticamente a los acuerdos de libre comercio agrícola”, explica Giovanni Prete, profesor-investigador de París-13, destacando no obstante la heterogeneidad del electorado. “Dudo que los productores de cereales de Beauce o los grandes terratenientes de Burdeos voten por RN…”.

Pase lo que pase, se ha abierto una brecha, y la Agrupación Nacional, antiguo Frente Nacional inicialmente urbano, dirigida por Marine Le Pen, que criticó durante su primera campaña presidencial "al dios triple A" de los mercados financieros que consideran a los agricultores como "triples nadas", Tiene la intención de apresurarse.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.