Post a Comment Print Share on Facebook

reads.

Trump deficiencias hacer un débil rival mirada fuerte

Mis primeros tomar en Joe Biden, se que las debilidades que hizo más difícil para él para asegurar la nominación presidencial Demócrata en última instancia sería hacer que sea más fácil para él para ganar la presidencia.

En un tiempo cuando el Partido Demócrata fue tambaleándose hacia la izquierda, su pragmática centrismo sería ventajoso porque duro y sombrero de votantes en el Cinturón de Óxido y Starbucks a las madres en el columpio del estado suburbios sería inofensivos. Ni fue su incapacidad para despertar a una multitud necesariamente una desventaja.

Muchos Estadounidenses, después de todo, fueron anhelo de una presidencia que podría tener en el fondo: calmante suave de jazz después de la vuelta al reloj de heavy metal de la Trompeta años.

Biden genialidad fue la clave, su sonrisa casi de su filosofía. En una política a menudo impulsados por la negativa el partidismo odium para su rival más que el fervor de su propio partido, del candidato - Biden sería difícil de convertir en un odio figura. Sin duda, él estaba en ninguna parte cerca tan polarizante como Hillary Clinton, cuyo negativos ayudó a Trump saque su inesperada victoria en el 2016.

Luego me fui a Iowa y New Hampshire y se sorprendió al ver cómo los 77 años de edad, apenas podía mantener una tonada. Los discursos se convirtió en un recobeco soliloquios, una reminiscencia de su carrera en el Senado aquí, un nombre caída de su vice-presidencia de la tenencia de allí. El bucle y serpenteante, su tren de pensamiento regularmente careered off the rails.

Anécdotas no parecía tener ningún punto de vista político; y mientras hablaba en vagas generalidades acerca de la redención del alma de los estados unidos, nunca se discutieron a fondo de qué es exactamente lo que significaba. Todavía podía flash de su mega-vatios sonrisa, pero él apareció ante nosotros como un ambiente de presencia que lucharon para iluminar una habitación.

copyright de Imagen de la Imagen de la leyenda de Los principios de las primarias no van bien

En 30 años de cubrir política de los estados unidos, fue el más deslucido de front-runner que yo había visto, peor incluso que Jeb Bush en el año 2016. El ex gobernador de Florida podría completar por lo menos una contundente frase, incluso si nadie aplaudió cuando llegó a su final. Después de Biden cuarta plaza final en el caucus de Iowa y su quinto lugar en New Hampshire, muchos de nosotros pensamos que el tiempo había llegado para él el don de su marca Aviador tonos y cabalgar hacia el oeste en la puesta de sol.

en Lugar de, por supuesto, se dirigió a Carolina del Sur, donde el apoyo de la influyente negro congresista Demócrata Jim Clyburn y el apoyo de los Afro-Americanos producido una Lázaro-como el retorno de los muertos. Moderada rivales, tales como Pete Buttigieg y Amy Klobuchar, abandonó la carrera, se consolidó en todo el establecimiento candidato considera stand de la mejor oportunidad de defenderse de los insurgentes reto de Bernie Sanders. Ante la alarmante perspectiva de una sola vez socialistas emergentes como el nominado del partido, rompieron la emergencia de vidrio en la esperanza de que amable Joe podría apagar la tea.

Que Biden elegir como compañero de fórmula? Tercera Casa Blanca ejecutar para la 'Clase Media Joe'

Días más tarde, después de su cascada de victorias en el Super martes, algunos expertos maravillado de cómo Biden había triunfado en los estados donde no había aún hecho campaña. Pero el contrario puede haber sido cierto. Biden podría haber realizado bien en lugares precisamente a causa de su ausencia. La lección de Iowa y New Hampshire, después de todo, fue que los votantes más visto de él, al menos que eran propensos a votar por él. Su sigilo candidatura por delante del Super martes le ayudó a envolver la nominación.

El Covid de bloqueo, a continuación, ha sido una bendición para su candidatura. Los meses secuestrado en el sótano de su Delaware residencia ha proporcionado una útil capa de invisibilidad. El distanciamiento Social incluso ha ayudado a neutralizar un problema que una vez puso en peligro su campaña: que fue inapropiada táctil con las mujeres, creepily sensiblero.

copyright de Imagen

lo que es Más importante, la pandemia ha tomado el calor de la batalla ideológica dentro del Partido Demócrata. Biden ha llegado a un acuerdo de unidad con Bernie Sanders sin conceder demasiadas concesiones a la izquierda; uno que se detiene cerca de la promesa de la asistencia sanitaria universal y un Nuevo pacto Verde, y evita por completo la polarización de cuestiones tales como la abolición de HIELO (la agencia de Inmigración y Aduanas), o la despenalización no autorizado de los cruces de la frontera. Biden, sin duda, perder algo de progresivo apoyo, especialmente entre los jóvenes, pero su campaña calcula esto se verá compensado por atraer el apoyo de los adultos mayores y jubilados, muchos de ellos de una sola vez el Triunfo de los partidarios. No sólo los ancianos votar a un ritmo mayor que cualquier otro grupo de edad, también son el grupo demográfico más vulnerables a Covid-19.

Después de que la problemática del inicio de su candidatura, es como si el coronavirus ha dado Biden una versión política de anticuerpos que ofrece protecciones a partir de sus propias condiciones subyacentes.

Su relato personal también se encuentra un triste eco en estos dolorosos momentos. Justo después de ganar las elecciones para el Senado en el año 1972, sufrió el trauma de la pérdida de su primera esposa, Neilia, y 13 meses de edad, hija, Naomi, en un accidente de coche. Luego, en 2015, él vio a su hijo, Beau, que había sobrevivido a ese accidente de coche, mueren a causa de una rara forma de cáncer cerebral. Biden es, naturalmente, la empatía. Se lo pone en la misma emocional llanura como muchos de los 140.000 familias que han sufrido recientemente duelo como resultado de Coronavirus.

copyright de Imagen de la Imagen de la leyenda de Biden con la primera esposa Neilia y el hijo del Cazador en 1972

hasta ahora, Biden bunker de la estrategia ha demostrado ser resistente a la Triunfo de la campaña del bunker-bombas revienta - las reivindicaciones de la senilidad, el cargo que se ha convertido en un cero a la izquierda de la izquierda radical, la falsa afirmación de que desfinanciamiento de la policía formó parte de un acercamiento con Bernie Sanders. En su lugar, el foco de atención ha sido de Donald Trump implosión de la presidencia.

la Incumbencia normalmente otorga ventajas. Desde 1980, sólo un presidente, George Herbert Walker Bush, no ha logrado ganar la reelección. Incluso durante el período de la posguerra de 1945 a 1980, cuando sólo un Presidente, Dwight D. Eisenhower, completó con éxito la totalidad de los dos términos, los votantes expulsaron a sólo dos titulares - Gerald Ford y Jimmy Carter. Donald Trump, sin embargo, ha anulado los beneficios de la ocupación a través de su mal manejo de la pandemia.

La semana cuando todo cambió para el Triunfo de las Cosas que NOS tiene de malo - y se metió a la derecha - en pandemia

La costumbre de la regla general es que el ejercicio combinado con una economía fuerte, casi garantiza la reelección en 1992, Bush senior fue principalmente una víctima de una recesión de la economía que no rebote por el Día de las Elecciones. Pero Covid-19, por supuesto, ha diezmado la economía, causando la más grave crisis económica desde la Gran Depresión. Los votantes que señalaban su alza de jubilación 401K planes para racionalizar su apoyo a un presidente cuyo comportamiento se encuentra a menudo de mal gusto, son alrededor de las compras. Muchas, las encuestas sugieren, ya han sacado.

Incluso algunos de sus supuestos partidarios, la no-formación universitaria votantes blancos que constituyen su base, se abandona a él. Anteriormente en el año, disfrutó de un 31 puntos de ventaja entre este grupo demográfico, pero recientemente que se ha deslizado por diez puntos. El sondeo muestra que un número inesperadamente alto de los votantes blancos desaprueba el presidente del manejo de la racial de las protestas por el presunto asesinato de George Floyd. Ellos no han respondido a Trump difíciles de la ley y el orden postura, que tomó prestado de Richard Nixon a los ganadores de la campaña presidencial en 1968, que siguió un largo verano de la turbulencia. Tal vez Trump no ha podido apreciar una diferencia clave entre el entonces y el ahora. En 1968, Nixon no era el presidente.

copyright de Imagen de la Imagen de la leyenda de Biden con el hijo Beau, que murió en el año 2015

las Elecciones son a menudo considerados como una elección entre la continuidad y el cambio. Sin embargo, un punto de venta para Biden es que él ofrece a los votantes una versión de los dos. A la ocho de cada diez Estadounidenses que las encuestas sugieren creen que el país va en la dirección equivocada, él está prometiendo una corrección de rumbo. Por lo tanto, él puede plausiblemente presente a sí mismo como un candidato del cambio. Pero comprometiéndose a servir como una convencional presidente, volviendo a las normas de comportamiento que los Republicanos y Democráticos titulares han acatado por décadas, que también representa un continuum. La reparación de una cadena en la que el Triunfo se convirtió en el eslabón perdido.

a Causa de las falsas profecías de 2016, los expertos son comprensiblemente reacios a hacer predicciones, y a la hora de la llamada a un presidente con un doble-dígito déficit en la mayoría de las encuestas nacionales y en algunos estados campos de batalla de las encuestas, también. La precaución está bien asesorado. Como Biden se atreva a salir más a menudo de su sótano reducto, se enfrentará a un escrutinio más minucioso. Campaña de reporteros pronto se cansan de volver a escribir el mismo Trump-es-en-problemas narrativa y fácilmente se podría tratar de inyectar más drama periodístico y el valor de entretenimiento en la carrera por aprovechar incluso el más mínimo resbalón o tropezón. Luego están los caprichos del Colegio Electoral, lo que significa que Donald Trump podría ganar un segundo mandato, incluso si pierde el voto popular, como fue el caso en 2016. Tampoco podemos descartar la posibilidad de una elección disputada ser resueltas en los tribunales.

sin Duda, sería un acto de locura a escribir Trump, que ha caminado lejos de la más choques que cualquier otro presidente en funciones. Pero en los últimos cuatro años, el tejido de la cicatriz se ha acumulado, y la pandemia le ha dejado con heridas auto-infligidas. Además, a pesar de algunos de los seguidores, quienes depositaron su fe en él están cansados de sus trucos de escapismo - la cuenta, la verdad-la torsión y los insultos. Esto se ha convertido en un Covid elección. Ahora es el presidente de las debilidades que están haciendo Joe Biden parece tan fuerte.

Siga Nick en Twitter

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.