Post a Comment Print Share on Facebook

La Banque de France duplica su previsión de crecimiento en Francia hasta el 0,6% para 2023

Optimismo renovado en la Banque de France.

- 47 reads.

La Banque de France duplica su previsión de crecimiento en Francia hasta el 0,6% para 2023

Optimismo renovado en la Banque de France. En sus últimas previsiones publicadas este lunes, la institución duplicó su previsión de crecimiento en Francia para 2023 y espera ahora un aumento del producto interior bruto (PIB) del 0,6%, frente al 0,3% previsto hasta entonces. En el frente de la inflación, el banco central está rebajando su pronóstico para 2023. "Hay un poco más de crecimiento y un poco menos de inflación", resumió el economista jefe del banco central, Olivier Garnier.

Para 2023, la institución justifica la duplicación de su previsión de crecimiento por una inflación (en particular energética) inferior a la esperada, y “un mayor crecimiento de la demanda global”. Sin embargo, estas buenas sorpresas se ven contrarrestadas por el “entorno financiero” del país, con tipos de cambio y tipos de interés menos orientados que en diciembre. Incluso aumentada, la previsión de crecimiento para 2023 sigue siendo inferior a las de la OCDE (0,7 %, subido 0,1 punto el viernes) y el Gobierno (1 %).

Lea también“Los bancos franceses y europeos son extremadamente sólidos”, según la Banque de France

Otra lección: si bien la inflación de los alimentos ha relevado a la inflación de la energía como principal impulsor de los aumentos de precios, debería alcanzar su punto máximo "hacia el final de la primera mitad del año", según Matthieu Lemoine, uno de los autores de las proyecciones macroeconómicas. Cifras para 2023-2025 publicadas el lunes. Los precios aumentarían entonces más lentamente, gracias a “la relajación prevista del precio de los insumos agrícolas (…) y de los precios internacionales de las materias primas agrícolas”, explica la institución. Pero “no esperamos una caída de los precios de los alimentos en el horizonte de nuestra proyección”, es decir 2025, advierte Matthieu Lemoine.

Con todos los bienes y servicios incluidos, el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) –el barómetro de la inflación que se refiere al nivel europeo y que el Banque de France utiliza en sus proyecciones– se situaría en el 5,4 % de media anual en 2023, frente al 6 % esperado hasta ahora. El IPCA luego caería al 2,4% en 2024 y luego al 1,9% en 2025, por debajo de la marca del 2% prevista por el Banco Central Europeo (BCE).

Leer tambiénAcción coordinada de los bancos centrales más poderosos del mundo para mejorar el acceso a la liquidez

Estas previsiones de actividad e inflación dependen, sin embargo, de “muchos peligros”. “Los efectos indirectos de la reciente volatilidad bancaria y financiera deben ser monitoreados de cerca, como nos han recordado los recientes eventos provocados por el cierre de Silicon Valley Bank en Estados Unidos o la incertidumbre en torno a Credit Suisse”, detalla el Banco de Francia. De hecho, las dificultades de los bancos estadounidenses y suizos han provocado sesiones caóticas en los mercados financieros europeos, incluida la Bolsa de Valores de París, y los inversores temen una gran crisis financiera.

Pero el gobernador de la Banque de France, François Villeroy de Galhau, repitió el lunes por la mañana en France Inter que los bancos franceses y europeos no se vieron afectados por esta crisis bancaria. “Los bancos franceses son muy sólidos” y “no hay problema con los bancos franceses”, dijo. Y la institución tampoco cree en un efecto duradero sobre la economía de las tensiones en torno a la reforma de las pensiones. “Puede haber efectos temporales de un trimestre a otro”, reconoció Olivier Garnier, pero “cuando pensamos en el horizonte plurianual (…) no es probable que afecte significativamente la proyección”.

Leer tambiénJoe Biden insta al Congreso a “actuar para castigar más severamente” a los líderes de los bancos mal administrados

Dejando de lado estas incertidumbres, el Banque de France cuenta, por lo tanto, con un claro repunte del crecimiento en 2024 (1,2 %, como se había previsto en las previsiones anteriores) y en 2025 (1,7 % frente al 1,8 %). Este relanzamiento estaría apoyado en particular por un repunte del consumo de los hogares (1,5% en 2024 y 1,6% en 2025), cuya retribución debería experimentar un crecimiento más dinámico que en los últimos años.

El salario medio per cápita, que incluye horas extras y bonificaciones, debería crecer un 6% en 2023, un 4,6% en 2024 y un 3,7% en 2025, sin que el poder adquisitivo salte en las mismas proporciones. “Este aumento de salarios no debería conducir a una espiral inflacionaria”, especifica la Banque de France. En términos de empleo, la tasa de desempleo experimentaría un aumento “transitorio” en 2023 y 2024 antes de iniciar un nuevo “descenso” a partir de 2025.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.