Post a Comment Print Share on Facebook

Piaget, Hublot, Bulgari...: estos relojeros excepcionales que forjan oro

Los alquimistas intentaron, en vano, obtener oro del plomo.

- 9 reads.

Piaget, Hublot, Bulgari...: estos relojeros excepcionales que forjan oro

Los alquimistas intentaron, en vano, obtener oro del plomo. Los fabricantes de relojes crean relojes a partir de los metales más venerados. Pero son pocos los que son capaces de fundirlo ellos mismos, y aún menos los que imaginan su propia aleación preciosa para hacer que sus relojes sean aún más atractivos. El nuevo Piaget Polo 79, icono de los años 80 y de las muñecas de la jet-set de la época, que emerge este año apenas renovado, es el mejor ejemplo. La encarnación de la metamorfosis del metal divino, dentro de las forjas Piaget, en un objeto de lujo que abarca décadas. “El Polo sabe ser vistoso y elegante al mismo tiempo, en oro amarillo pero muy chic”, subraya Benjamin Comar, presidente de Piaget. Nuestra técnica del oro es única, al igual que nuestro saber hacer en pulseras, que es nuestra firma desde entonces. El de este Polo, con sus gallones, crea la fluidez de la pieza”. Este elegante reloj deportivo, que en su época fue el más caro del mundo, ya que estaba forjado en 125 gramos de oro macizo, ahora alberga un calibre ultrafino 1200P1, de sólo 2,35 milímetros de grosor, con su microrotor.

» Descubre la totalidad de F, El Arte de Vivir

Por parte de Chopard, también modelamos metales preciosos, tanto el de la Palma de Oro de Cannes como el de las complicaciones relojeras más bellas. El visionario Karl Scheufele, padre de Caroline y Karl-Friedrich Scheufele, copresidentes de la casa, tuvo esta idea en 1978. Hoy en día, cada día salen del taller entre 7 y 8 lingotes. Desde julio de 2018, las colecciones de relojes y joyas de la marca se elaboran con oro 100% ético, procedente de minas artesanales y de pequeña escala ubicadas en Perú y Colombia. Todos estos últimos participan en la iniciativa suiza Better Gold o en los sistemas de certificación Fairmined y Fairtrade.

En los talleres de la fábrica, el material se coloca en el centro del crisol antes de calentarlo a 1.000 grados. Para elaborar un lingote de oro rosa de 8 kilos, la fundición artesanal utilizará 6 kilos de oro puro y 2 kilos de aleación, entre ellos 1,5 kilos de cobre, que le da su color rojo. Cuanto menos cobre agregue, más plata agregará y más amarillo será el oro. Para obtener una versión blanca, utilice paladio. Cuando la mezcla está fundida, se vierte en el molde para formar un lingote que luego se sumerge en agua fría para conseguir la dureza deseada.

Lea también Oro y acero, el regreso al favor

El oro amarillo, con su simbolismo emocional, religioso e histórico, sigue siendo el material rey, opina Jean-Christophe Babin, presidente de Bulgari, pero con la crisis que vivimos desde hace dos años, asistimos a un fenómeno de aceleración: más Más que nunca, los clientes buscan autenticidad. La artesanía es una de ellas, al igual que nuestras raíces romanas y el oro amarillo. La plus italienne des maisons suisses a profité du soleil de Miami et de la LVMH Watch Week 2024 pour présenter une floraison de nouveautés en or jaune: Bulgari Bulgari, Lucea, Octo Finissimo… Tous ces boîtiers en or sont fabriqués dans la manufacture de Saignelégier, en Suiza. Esta unidad de fabricación se beneficia de la experiencia de la manifattura Valenza en Italia, donde la casa elabora sus joyas, en particular las pulseras tubogas de la colección Serpenti. “Valenza es un excelente ejemplo en el sector de la joyería, porque es un centro de excelencia en orfebrería desde el Renacimiento”, explica Jean-Christophe Babin.

Leer tambiénUn Bulgari Octo Finissimo “tatuado” con llamas para Chronopassion

No contentos con fundir su oro, varios fabricantes también desarrollan sus aleaciones específicas. Es el caso del líder del sector, Rolex, que desde hace tiempo instaló su propia fundición en Plan-les-Ouates, en las afueras de Ginebra, para controlar la calidad de sus colores dorados. Dependiendo de la proporción de plata, cobre y otros elementos añadidos obtiene diferentes tonalidades y variedades. Firma de la marca en la corona, está Everose, un rosado único, imaginado por expertos en 2005. Su receta es secreta, pero esta mezcla de al menos un 75% de oro puro y un 20% de cobre, paladio e indio, tiene un brillo y un brillo excepcionales. resistencia. De gran pureza, los metales se funden aquí en un crisol a más de 1.000 grados.

Luego, la aleación líquida se vierte a través de un tamiz de grafito. Las gotas de material se metamorfosean instantáneamente, al enfriarse en un tanque de agua, en pequeñas bolas de oro llamadas perdigones, transformadas en lingotes. A continuación, el metal se deforma, se comprime, se estira o se lamina, operaciones que se intercalan con recocido, hasta obtener placas, tubos, perfiles o alambres que se convertirán en cajas de relojes, asas, fondos, vasos y otros elementos de pulsera.

Leer tambiénUn Rolex único de los Juegos Olímpicos en subasta en Artcurial

Cada casa tiene su oro, sus matices y sus nombres para describirla. Así, Omega, famosa en particular por su Speedmaster Moonwatch que acompañó a los astronautas de la NASA a la Luna, imaginó en 2019 un Moonshine dorado, pálido como el reflejo del sol en la luna. Un metal precioso que constituye la caja de un nuevo reloj Constellation con esfera de meteorito. La relojera del Grupo Swatch también produce otras aleaciones y tonalidades, como Sedna (un oro rosa cuyo color se mantiene estable en el tiempo), Canopus (un oro blanco muy brillante) o Bronze (una mezcla de plata, paladio y un 37,5% de oro).

A los ingenieros de Hublot también les gusta jugar a los alquimistas. Han desarrollado el Magic Gold resistente a los arañazos, con un acabado mate y moderno, que mucha gente envidia. Estrella de la feria de Basilea de 2012 en su presentación, esta aleación innovadora fue diseñada en colaboración con la Escuela Politécnica Federal de Lausana y el departamento de metalurgia de la fábrica LVMH de Nyon. Si el oro de 18 quilates “estándar” bien diseñado presenta una dureza de 400 Vickers, el de Hublot alcanza los 1.000 Vickers, la mitad que el acero… Sólo el diamante podría “rayar” este oro literalmente mágico. ¡La prueba de que, incluso cuando hablamos de oro, todavía es posible innovar!

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.