Post a Comment Print Share on Facebook

Munch, Menús-Plaisirs. Les Troisgros, Les Colons... Películas para ver o evitar esta semana

Película biográfica de Henrik Martin Dahlsbakken, 1h45.

- 6 reads.

Munch, Menús-Plaisirs. Les Troisgros, Les Colons... Películas para ver o evitar esta semana

Película biográfica de Henrik Martin Dahlsbakken, 1h45

Munch de Henrik Martin Dahlsbakken es la primera adaptación de ficción a la gran pantalla de la vida de Edvard Munch, en cines el miércoles 20 de diciembre. Lo que emerge es una mezcla de introspección y aire fresco a orillas del fiordo de Oslo, de sentimientos intensos, reprimidos por los fracasos y las desilusiones de la vida, que evocan una casa cerrada en invierno, y de pinturas extraordinarias que pasan libremente del simbolismo al color del expresionismo. y que anuncian primavera y renovación. Munch, su vida más que su obra. O más bien el misterio original de su obra única que no deja de sorprender por su audacia, su lucidez de rayos X y su frescura de primavera nórdica. El resultado es una mezcla de géneros, en todos los sentidos de la palabra. Sólo queda la naturaleza, fuente de alegría en las peores horas. ENFERMEDAD VENÉREA.

Lea también: Edvard Munch, un icono revisitado por el joven cine noruego

Documental de Frederick Wiseman, 4h

En una época en la que los chefs son estrellas a las que Netflix dedica documentales de temática bastante cruda, dignos de series de suspense, es todo lo contrario lo que propone el estadounidense Frederick Wiseman. Fiel a su estilo refinado -ausencia de voz en off, música y entrevistas-, el prolífico documentalista se interesa por una institución: la familia Troisgros, establecida en el Loira desde hace más de noventa años. Desde el año pasado, el nieto César toma oficialmente el relevo aunque la figura paterna nunca está lejos, ya sea en la cocina para dar sus consejos, probar los platos y, a veces, incluso meter la mano en la masa, o visitar el queso. o productores de vino. Es esta relación bajo el signo de la transmisión de saber y de poder lo que la película revela modestamente. César a veces parece molesto, pero voluntariamente se hace a un lado frente a su hermano mayor. Hasta esta escena, en el último cuarto de hora, en la que Michel le cuenta a un cliente viticultor su dificultad para renunciar definitivamente al delantal. Implícitos en esto también se ilustran varias cuestiones que revelan los tiempos: las intolerancias cada vez mayores (reales o supuestas) de la clientela a la que debe dirigirse la cocina, los cortocircuitos o la relación directa entre chefs y productores preocupados por la sostenibilidad, el acoso al personal ( discutido durante una sesión informativa del equipo de sala). El único inconveniente es la duración de la película: cuatro horas, lo que corre el riesgo de limitarla a un público de gourmets cuando aquí hay una pequeña sala de alcance universal. AB

Lea también “Menús-Plaisirs. Les Troisgros”: entra en escena un gigante de la gastronomía francesa

Drama de Felipe Gálvez Haberle, 1h37

El terror no pronuncia su nombre. Estamos hablando de civilización. Esto es genocidio. En el Chile de 1901, un rico terrateniente encarga a tres hombres la apertura de una ruta hacia el océano. Para ello, todos los medios serán buenos. Que no duden en deshacerse de los nativos recalcitrantes. Hay un capitán escocés, un mercenario texano y un joven mestizo. El primero ejecuta a toda costa, el segundo no tiene escrúpulos, el tercero guarda silencio. Él mira. Puede que no sea el más inocente del grupo. Los colonos está construido en capítulos, con intertítulos al estilo Godard. Respiramos el aire fresco de la epopeya. El director llega con fuerza con este western salvaje y ardiente, vibrantemente poético, libre y loco. Este atronador y colorido fresco a veces se centra en el ojo de un caballo en primer plano, siguiendo un vuelo de gaviotas sobre una playa de guijarros. Todo podría resultar artístico, horripilante y anticuado. Está sucediendo lo contrario. Brutal, áspera, esta historia múltiple sumerge al espectador en un agitador de sensaciones, llevándolo a la cordillera de los Andes en la frontera con Chile. Los rostros de todos delatan una inmensa soledad. Los asesinatos se cometen en la niebla, como en Shakespeare. La locura está adornada con los adornos de la modernidad. La pantalla se llena de imágenes y sonidos hasta reventar de algo mitológico. El dinero huele. Los pesos huelen a crimen. Estas son verdades que no siempre es bueno decir. En 2023, el inmenso dominio todavía existe. Pertenece a la misma familia. Del lado de Punta Arenas el silencio es dorado. EN.

À lire aussiNotre critique des Colons: Chili con carnage

Documental de Oury Milshtein, 1h19

La película comienza en el cementerio de Père-Lachaise, en la tumba de su psicoanalista, donde Oury Milshtein se detiene periódicamente para confesar. “Me sigue haciendo bien y no me cuesta mucho. » Desde los primeros minutos, en este tête-à-tête con un muerto, el tono está marcado, entre una introspección íntima y una bravuconería alegre contra la fatalidad llevada por el humor judío al estilo Woody Allen. Objeto completamente híbrido, este documental nos sumerge en la historia personal del director a través de imágenes de archivos familiares exhumados y ensamblados a modo de rompecabezas en una película muy conmovedora, como una terapia frente a la cámara marcada por la enfermedad y la desaparición, a la edad. de 14 años, de Léah, su hija. Es también la crónica llena de ternura de un patriarca al frente de una tribu reconstituida (dos ex esposas y cuatro hijos) sobre la transmisión y los vínculos mantenidos tanto con los vivos como con los ausentes. Las películas familiares generalmente sólo interesan a quienes aparecen en ellas. Y, sin embargo, Oury Milshtein, al abrirnos las puertas de la suya, consigue demostrarnos todo lo contrario gracias a una sinceridad sin artificios, una gran elegancia y un marcado sentido de autodesprecio. Al contar su propia historia, toca algo más universal que impacta y es abrumador. V.B.

À lire aussiNotre critique de Pour mon mariage: un air de famille

Documental de Luc Jacquet, 1h22

Hay películas que tienen sabor a libro. Donde las palabras son tan fuertes que podrían prescindir de las imágenes. Excepto que aquí acentúan su belleza. Viaje al Polo Sur, de Luc Jacquet, es un largometraje muy personal que el director cuenta con sus palabras y su voz y en el que se pone en escena. Exactamente treinta años después de pisar por primera vez la Antártida, el hombre que cosechó un inmenso éxito y ganó el Oscar al mejor documental en 2006 con La marcha del emperador regresa allí para intentar explicar su adicción al continente magnético. En esta historia interior, no sitúa inmediatamente su cámara en el Polo Sur, sino que comparte con nosotros el largo camino que lleva hasta allí. Desde Tierra del Fuego y el Cabo de Hornos, demuestra que llegar a esta tierra hostil requiere de fuertes dosis de voluntad y mucho sacrificio. Paseando su silueta en el parque Torres del Paine, en Chile, aprovechó para advertir sobre los estragos del calentamiento global. Golpeados por los incendios, los troncos carbonizados, como fantasmas estatuarios, dan testimonio de esta dura realidad. Sin embargo, una poesía fascinante envuelve el conjunto. Luc Jacquet sigue sus deseos más que un escenario establecido. No hay erudición ni grandes discursos en esta hora y veinte minutos en terra incognita, sino las palabras de un hombre que logra compartir su pasión y sus pensamientos sobre la situación del planeta. F.V.

Lea tambiénNuestra reseña de Viaje al Polo Sur: Luc Jacquet, fiebre antártica

Comedia dramática de Taika Waititi, 1h45

Buen neozelandés, Taika Waititi no sabe mucho de fútbol. Pero sabe un poco de comedia (Thor y Jojo Rabbit, Oscar al mejor guión adaptado en 2020). Y la cultura de Samoa Americana, pequeñas islas del Pacífico, no le es desconocida. Esto lo convierte en el director ideal para dirigir Un equipo de ensueño. Una “historia de ensueño” para cualquier productor en busca de una “película para sentirse bien”, que sólo la realidad se atreve a inventar. En 2001, la selección de fútbol de Samoa Americana sufrió la peor derrota en la historia de la Copa del Mundo, derrotada por 31-0 ante Australia: Waititi repasa los goles en rápida sucesión. Y, a medida que se acerca el Mundial de 2014, los samoanos han contratado a un entrenador extranjero para intentar ascender en la clasificación mundial; entonces quedarán últimos. Siendo realistas, el presidente de la Federación Samoa, que también es camarógrafo de la televisión local, dueño de un restaurante y padre de un jugador que extraña todas sus entradas deslizantes, sólo les pide una cosa: marcar un gol, solo uno, para recuperar la dignidad. . Waititi no es torpe a la hora de coreografiar un deporte muy difícil de plasmar en una película. Pero es su humor y su sentido de lo contrario lo que hace agradable esta hermosa historia sobre tacos. Tras la serie de Ted Lasso, Un Dream Team confirma que el fútbol y la comedia pueden ir juntos. E.S.

Drama de Wong Kar-wai, 56 minutos.

Se estrenarán en cines cuatro películas de Wong Kar-wai: Chungking Express, Happy Together, Fallen Angels y el raro The Hand, mediometraje de 2004 rodado después de In the Mood for Love. En el Hong Kong de los años 60, la fascinación de un sastre por uno de sus clientes (Gong Li, sublime). Cámara lenta, violines y erotismo, la quintaesencia del estilo. MI. S.

Comedia de Erwan Le Duc, 1h31.

Presentada al final de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, la segunda película de Erwan le Duc seduce con el mismo tono estrafalario que la primera (Perdrix). También es más conmovedor la forma en que representa la relación entre un papá gallina (Nahuel Pérez Biscayart) y su hija lista para abandonar el nido (Céleste Brunnquell). La ausencia de cualquier asunto real acaba por disipar el encanto de esta crónica familiar. E.S.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.