Post a Comment Print Share on Facebook

Fin de semana en Viena, la pequeña Roma del valle del Ródano

La versión dolce vita Rhone ya está aquí.

- 4 reads.

Fin de semana en Viena, la pequeña Roma del valle del Ródano

La versión dolce vita Rhone ya está aquí. A 30 km al sur de Lyon, a orillas del Ródano, Vienne desprende buen rollo para los visitantes, que se sorprenden al descubrir una ciudad antigua a escala humana donde pasar días felices. La ciudad no es ajena a los amantes de la música. Cada año, el festival Jazz à Vienne (jazzavienne.com) atrae a más de 200.000 espectadores con sus 250 conciertos, algunos de los cuales al pie del legendario teatro antiguo. La edición de 2024 se llevará a cabo del 29 de junio al 13 de julio. Pero la vida cultural no se limita a este gran acontecimiento.

En la margen derecha del Ródano se encuentran el museo y los yacimientos arqueológicos de Saint-Romain-en-Gal, un vasto complejo de 7 hectáreas que nos transporta a la época de la Galia romana, del siglo I al IV d.C. Las excavaciones han revelado los restos de un distrito urbano, con casas, almacenes, termas y talleres artesanales. El interior del museo reúne una colección excepcional de mosaicos descubiertos en el lugar. A partir del 21 de junio, y durante tres años, se exhibirá allí el Mosaico de las Cuatro Estaciones, una obra majestuosa, hasta entonces en las colecciones del Museo Arqueológico Nacional de Saint-Germain-en-Laye. Su restauración, en la que participaron cinco personas durante un año en los talleres del Museo Saint-Romain-en-Gal, puso de manifiesto una extraordinaria variedad de detalles.

Está formado por pinturas que ilustran con sorprendente realismo actividades agrícolas y rituales: el aplastamiento de la uva, la llegada del invierno, la molienda de los granos en una piedra de molino, el pulido de las tinajas... Su singularidad reside tanto en la expresividad de los personajes así como en la sensación de movimiento que irriga cada escena. Se presentará en forma de 13 paneles verticales y se resaltará mediante técnicas de escenografía polisensorial (dispositivos olfativos y sonoros, películas de animación, terminales interactivos).

Museo Galo-Romano de Saint-Romain-en-Gal. Semejante. : 04 74 53 74 01. musee-site.rhone.fr

Leer tambiénLyon revela su perímetro sagrado

1. El gran mercado de los sábados

A lo largo de décadas se ha tejido una verdadera historia de amor entre los habitantes de la región de Viena y su mercado de los sábados por la mañana. Ese día, el centro de la ciudad está invadido por los coloridos puestos de más de 350 comerciantes. Con casi 6 km de longitud, es el segundo mercado permanente más grande de Francia. Un cambio de escenario garantizado, ya que los olores y colores estimulan los sentidos. Un espectáculo verdaderamente animado, cautivador… y delicioso. En un ambiente agradable, las cestas se llenan de productos excepcionales procedentes de las llanuras hortícolas del valle del Ródano y de las granjas biológicas del vecino macizo del Pilat. ¡Incluso hay una barra de leche de granja! Conocemos a los chefs estrella de la región, que vienen a desenterrar las joyas que adornarán sus menús. El deber ? Termine la inmersión con un picnic en la terraza del acertadamente llamado Bar du Temple, frente al templo de Augusto y Livia.

Desde las 8 a.m. Plaza Miremont, Plaza Saint-Pierre, Cours Romestang, Rue Ponsard.

2. Pasear por el centro histórico

Viena es una pequeña Roma donde se pueden ver 2.500 años de historia al aire libre, gracias a un patrimonio construido excepcional que aparece en cada esquina del centro. El templo de Augusto y Livia, un edificio rectangular erigido en el siglo I, se encuentra entre los 10 sitios romanos más bellos de Francia. Otra maravilla del siglo I, el teatro antiguo. También merece la pena visitar la catedral de Saint-Maurice, que mezcla elementos góticos y románicos, al igual que el encantador claustro de Saint-André-le-Bas, ideal para meditar entre malvarrosas. Es imprescindible una parada en el jardín de Cibeles, salpicado de restos del antiguo foro romano. Al final del día, suba al mirador de Pipet, con vistas al antiguo teatro, para contemplar la puesta de sol que ilumina el paisaje hasta llegar a Pilat.

Pabellón de turismo, Cours Brillier. vienne-condrieu.com

Finca Gorneton

Un parque arbolado de 4 hectáreas, un estanque, jardines, fuentes, una piscina exterior climatizada, un edificio histórico del siglo XVII impecablemente restaurado... A unos diez minutos al norte de Viena, esta pensión situada en un entorno natural es ideal para una estancia en modo capullo. Las 5 habitaciones, todas diferentes, desprenden un ambiente cálido. Es difícil decidirse entre el Vina, con su techo francés, sus baldosas de terracota en el suelo y su antiguo armario, el Castalie, con su parqué color miel, y el Monet, con techos abuhardillados y decorados con vigas vistas. Otra ventaja: el restaurante del hotel, Les Nymphéas, sirve cocina de calidad.

Desde 162€ por noche en habitación doble. 680, camino de Violans, Chasse-sur-Rhône. Semejante. : 06 34 66 10 55.ledomainedegorneton.com

Lea también ¿Dónde ir esta primavera? Nuestras mejores ideas para un fin de semana bajo el sol, a menos de 3 horas de Francia

3. La Pirámide

Entramos con total confianza en esta institución vienesa cerca del centro de la ciudad. Al mando desde 1989, el clan Henriroux cultiva como ningún otro el arte de vivir francés. El padre, Patrick, pertenece al círculo de los grandes nombres de la cocina francesa, con su monumento gastronómico doble estrella. En cuanto al alojamiento, encontramos los códigos de la encantadora hostelería estampados Relais

Desde 180€ por noche. 14, bd Fernand-Point. Semejante. : 04 74 53 01 96. lapyramide.com

4. El Estancot

Es para degustar una cala, y solo una cala, que abrimos la puerta de este restaurante escondido en un callejón del centro histórico. ¿El arroyo, kézako? Esta especialidad de la región de Viena consiste en una tortita de patatas ralladas, huevos y perejil, que se combina con una variedad de aderezos y acompañamientos: andouillette, filete de ternera, nueces santas -jacques, aves o verduras para vegetarianos. El resultado ? Un descubrimiento de sabor original, en un ambiente acogedor.

Platos 13-40€. Sábado al mediodía y noche, domingo al mediodía. 4, rue de la Table-Ronde. Semejante. : 04 74 85 12 09. estancot-vienne.eatbu.com

5. Le Bistrot 17

En una decoración contemporánea, de líneas dinámicas y limpias, este bistró deleita el paladar con una cocina cuidada y creativa, basada en productos de las mejores tierras nutritivas de la región. Bellamente presentados, los calamares fritos con su risotto de tinta de calamar son una delicia en la boca. En cuanto al Dôme, postre estrella de la casa, rico en chocolate derretido y con un toque de caramelo, resulta tremendamente adictivo. El jefe da excelentes consejos sobre los vinos del valle del Ródano.

Platos 16-28 euros, menús 20-36 euros. De martes a sábado al mediodía y por la noche. 17, calle del Museo. Semejante. : 09 81 65 18 82. bistrot17.fr

Leer tambiénSeptiembre, cocina moderna y creativa en Toulouse

6. Introducción a la cerámica

Hay un pequeño enclave artístico en el centro de Viena, alrededor de la rue Boson y la rue des Clercs, donde hacen fila galeristas y artesanos. Entre ellos, Jean-Jacques Dubernard. Este reconocido ceramista trabaja en un taller-boutique que parece un gabinete de curiosidades. Fuentes gratinadas, jarros de agua, cántaros, jarrones... Realiza piezas únicas en terracota, sin moldes, en un torno de pedal de 150 años de antigüedad. Su estilo ? “Campesino popular”, resaltado por motivos campestres en colores alegres. Este personaje atípico es también un destacado profesor, que comparte sus conocimientos durante talleres de iniciación a la alfarería. En pocas horas, los más talentosos logran realizar las cuatro etapas esenciales del rodaje: centrar, excavar, editar, dar forma. Y vete con su creación.

Iniciación media jornada: 200 euros (de 1 a 4 personas). Por reserva. 24, calle de los Clercs. Semejante. : 04 74 29 54 40. poterie.2en1.fr

El viñedo en bicicleta eléctrica

En las afueras del sur de Vienne, en la margen derecha del río, se encuentran los viñedos de Côte Rôtie y Condrieu, dos denominaciones de origen legendarias del valle del Ródano. Es imposible ignorar estas laderas vertiginosas (con hasta un 60% de diferencia de altitud) erizadas de terrazas sostenidas por muros bajos de piedra donde los nombres de los productores históricos están escritos en letras mayúsculas. Un centenar de viticultores se esfuerzan por cultivar vides en este terroir extremo, compuesto por dos variedades de uva autóctonas, viognier (blanca) y syrah (tinta). La mejor manera de sumergirse en este mundo majestuoso e ingrato es subirse a una bicicleta asistida eléctricamente, acompañado de un guía profesional. Saliendo de Condrieu, tomamos pequeñas carreteras que serpentean entre viñedos hasta suntuosos miradores sobre el valle del Ródano. Terminamos la escapada con una visita degustación al Domaine Daubrée, una bonita granja familiar en Tupins-et-Semons.

Visita de descubrimiento de viñedos (3 horas, 20 km), 360 euros (de 1 a 4 personas). Vino y paseo. Semejante. : 07 57 58 97 48. vinoandride.com

Escapada a la naturaleza en el macizo del Pilat

A menos de 15 minutos de Viena se encuentra el parque natural regional de Pilat. Qué alegría dejarse llevar por las numerosas carreteras secundarias y los senderos señalizados que recorren este pulmón verde, donde se mezclan paisajes, a cual más bucólico: colinas, prados y pueblos de carácter con sus casas. de esquisto, encaramadas en las laderas de las montañas o enclavadas en los valles… Incluyendo la muy fotogénica ciudad de Malleval. En Longes, una pausa para hacer compras en la boutique de Philippe Bruneton, cuyas mermeladas artesanales elaboradas con frutas locales son para morirse.

pilat-tourisme.fr ; pilat-rando.fr ; confiture-bruneton.com

Isla de la mantequilla

A pocos kilómetros al sur de Vienne, cerca de Condrieu, la isla de Beurre es un santuario de biodiversidad que se puede descubrir siguiendo un sendero interpretativo de 1,2 km. Aquí el Ródano se presenta con un aspecto caprichoso y salvaje. Los “lônes”, brazos retráctiles del río, poco profundos y ricos en sedimentos, forman un laberinto natural. Las orillas bloqueadas por un revoltijo de plantas dan la impresión de evolucionar en un rincón del Amazonas. Saca tu libro de texto de ornitología: hay más de 50 especies de aves, incluidas garzas, garcetas y águilas pescadoras. En cuanto a la fauna, las estrellas locales son los castores y los coipos. A lo largo del recorrido se han instalado varios observatorios, sólo para sorprender a estos pequeños habitantes de tierra y agua en sus actividades diarias.

Isla de la mantequilla, Tupins-et-Semons. También se puede acceder en bicicleta desde Viena a través de ViaRhôna. iledubeurre.org

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.