Post a Comment Print Share on Facebook

Semana Santa: ¿por qué Burdeos mantiene un vínculo íntimo con el chocolate desde el siglo XVII?

Le Figaro Burdeos.

- 12 reads.

Semana Santa: ¿por qué Burdeos mantiene un vínculo íntimo con el chocolate desde el siglo XVII?

Le Figaro Burdeos

El chocolate apareció en Burdeos el 28 de noviembre de 1615, gracias a la boda del rey Luis XIII, que se casó con Ana de Austria en la catedral de Saint-André. La Infanta de España, donde los nobles ya consumían la lujosa bebida, la introdujo en la Corte de Francia. “Estas damas de honor dominaban el arte del chocolate y llegaron con todos los ingredientes. Ana de Austria tuvo que traer su pequeña provisión si quería beberla cuando llegara, porque en Francia no había ninguna”, cuenta Christine Cougoul.

Según el guía turístico, desde 1991 en la Oficina de Turismo de Burdeos Métropole, el chocolate, un plato de lujo, está reservado a la alta nobleza francesa. "Es un poco como si abrieras una botella de Lafite Rothschild todos los días o cenaras en un restaurante con estrella Michelin todas las noches, tienes que poder permitírtelo". Y a partir del siglo XVIII, cuando el consumo de chocolate se intensificó hacia el final del reinado del Rey Sol, el puerto de Burdeos recibió granos de cacao que luego difundieron por toda Europa. Sin embargo, estos últimos están lejos de ser el principal beneficio del importante lugar que conecta directamente por mar la colonia francesa de América, porque el comercio del azúcar y del tabaco era aún más rentable en aquella época.

Leer tambiénPascua 2024: diez nuevos chocolateros en París para encontrar huevos y otros dulces

No fue hasta el siglo XIX y la invención de la barra de chocolate que se fortaleció este vínculo con Burdeos. “Como trajimos mucho cacao, la ciudad tendrá una producción muy importante de planchas industriales”. Producida por Tobler y Maison Louit Frères

Esta primera idea bordelesa dio en el blanco y se difundió. Y pronto le seguirá un segundo invento del chocolate atribuido a la Bella Durmiente. Apareció en los años 50 con la empresa bordelesa Cacolac. Gracias al desarrollo de una técnica de pasteurización de la leche, la empresa será la primera en permitir la conservación del chocolate con leche. A partir de ahora es posible beberlo en cualquier lugar, a cualquier hora del día o de la noche, y servirlo frío o caliente para “la merienda de los niños”. La receta es un éxito.

Lea también “Este producto extraordinario es un accidente muy bonito”: en Lège-Cap-Ferret, en el secreto de las dunas blancas de Chez Pascal

Y ésta no será la última explosión de chocolate en la ciudad donde nació Montesquieu. Fundada dos años antes, la pastelería bordelesa propiedad del señor Saunion se hizo conocida en 1895 distribuyendo anuncios callejeros durante la Exposición Universal de Burdeos. En la década de 1910, tomó el relevo la pastelería bordelesa, asumida y dirigida por mujeres que notaron “la creciente demanda de chocolate”. Luego comienza a ofrecer trufas y entrantes de frutas con alcohol aderezado con chocolate. Sus propietarios aún no lo sabían, pero acababa de nacer una de las fábricas de chocolate familiares francesas más antiguas. Desde los bloques de helado, entregados para enfriar sus alimentos, hasta la instalación de aire acondicionado en los años 60, la empresa supo evolucionar con los tiempos.

Etiquetada como empresa patrimonio vivo desde 2018 y dirigida por el maestro chocolatero Thierry Lalet, heredero de esta larga línea de artesanos, la Chocolaterie Saunion es hoy un emblema bordelés de lujo y excelencia. ¿Sus productos estrella? Guinette Bordeaux, una cereza macerada en kirsh y deliciosamente recubierta de chocolate, así como Gallien de Bordeaux, un dulce de chocolate adornado con una doble cáscara de turrón relleno de praliné. En cuanto al secreto de la longevidad de esta casa, es simple: altos estándares. “Soy la cuarta generación de maestros chocolateros, pero también hemos nutrido a tres o cuatro generaciones de clientes cuyo paladar se educa en Saunion”, confiesa Thierry Lalet. Siempre dispuesto a “cuestionarse a sí mismo”, ya está preparando su sucesión. La larga tradición chocolatera de Burdeos debería continuar.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.