Post a Comment Print Share on Facebook

Reino Unido: gran persecución tras ataque químico

La policía de Londres está buscando el viernes al hombre sospechoso de haber atacado a una mujer y a sus dos hijas con una sustancia química el miércoles por la tarde en Londres, y cuyo asilo obtenido en el Reino Unido a pesar de una condena suscita dudas.

- 7 reads.

Reino Unido: gran persecución tras ataque químico

La policía de Londres está buscando el viernes al hombre sospechoso de haber atacado a una mujer y a sus dos hijas con una sustancia química el miércoles por la tarde en Londres, y cuyo asilo obtenido en el Reino Unido a pesar de una condena suscita dudas. Abdul Ezedi, un hombre de 35 años que vive en la zona de Newcastle (noreste de Inglaterra), es sospechoso de haber rociado a una mujer de 31 años y a sus dos hijas de ocho y tres años con una sustancia "alcalina". » (como refresco o lejía) en medio de la calle el miércoles por la noche alrededor de las 7:30 p.m. Pocas horas después de este ataque ocurrido en Clapham, en el sur de la capital británica, el sospechoso fue captado en imágenes de CCTV de un supermercado en el norte de la ciudad, con graves heridas en el lado derecho de la cara provocadas por este producto.

Según los medios británicos, Abdul Ezedi, que se cree que llegó de Afganistán en 2016, fue condenado anteriormente en 2018 por un delito sexual y recibió una sentencia suspendida por el Tribunal de la Corona de Newcastle. Según la misma fuente, se le concedió asilo en el Reino Unido después de dos fracasos, después de que un sacerdote dijera a las autoridades británicas que Ezedi se había convertido al cristianismo. Varios diputados del Partido Conservador instaron al Gobierno a endurecer aún más las condiciones de recepción en suelo británico y a realizar "un examen exhaustivo" del expediente del sospechoso.

Las tres víctimas todavía estaban hospitalizadas el viernes. La víspera, la policía había indicado que sus vidas “no corrían peligro”, pero que sus heridas los marcarían “para siempre”. El jefe de policía Mark Rowley, que insistió el jueves en que "cazaría" al atacante, descartó por el momento la hipótesis de un ataque terrorista, explicando que el hombre y la mujer se conocían. Nueve personas, cuatro transeúntes y cinco policías, también resultaron heridas por esta sustancia cuando ayudaban a las víctimas, y ocho de ellas fueron trasladadas al hospital.

Después de una serie de ataques con sustancias corrosivas que conmocionaron al Reino Unido hace unos años y que alcanzaron la cifra de 941 en 2017, estos incidentes se han vuelto menos frecuentes gracias al endurecimiento de los controles sobre la venta de estos productos en 2019. El número de ataques, sin embargo, volvió a aumentar en 2022, aumentando un 69% en Inglaterra y Gales con 710 ataques según la organización Acid Survivors Trust International.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.