Post a Comment Print Share on Facebook

Polonia, gran ganadora de la ampliación europea

Piezas de metal y limas esparcidas cubren la mesa.

- 8 reads.

Polonia, gran ganadora de la ampliación europea

Piezas de metal y limas esparcidas cubren la mesa. Todas las miradas están puestas en el ordenador central, donde acaban de finalizar las conversaciones con los socios emiratíes. Desde esta sala de reuniones de paredes blancas en el centro de Varsovia, Jacek Kühnl-Kinel trabaja con su equipo en su proyecto de remontes eléctricos individuales para esquiadores fuera de pista.

Este no es el primer intento del empresario polaco. Su primer invento, la puerta retráctil anti-coche en el suelo, vio la luz en 2020. Un proyecto financiado principalmente por los tres millones de eslotis (860.000 euros) de fondos europeos de los que se benefició. “Sin esta financiación de Europa, nunca lo hubiéramos logrado, porque ellos cubren entre el 60 y el 80% de los costos de investigación y desarrollo que llevamos a cabo. Sin embargo, el principio de la investigación es que no tenemos garantía de que tenga éxito”, explica el directivo empresarial. Su portal se comercializa actualmente en todo el mundo y debería incluso proteger el acceso a la futura estación de metro Mairie de Vitry, en la línea 15 del metro de París.

Este primer éxito alentador impulsó a Jacek a lanzar cuatro nuevos proyectos y otras tantas nuevas empresas. Sus solicitudes al Centro Nacional Polaco de Investigación y Desarrollo, responsable de la asignación de fondos europeos, siempre han sido acogidas favorablemente. Hace unos días supo que su último proyecto también había convencido a los expertos. “Nunca se puede saber de antemano porque la competencia es muy fuerte. Esta vez sólo se concedió financiación al 8% de los proyectos”, insiste Jacek, aliviado.

Desde su creación en 2007, el Centro Nacional Polaco de Investigación y Desarrollo ha financiado más de 8.000 proyectos como el de Jacek con fondos europeos. Se invirtieron un total de diez mil millones de euros para estimular la economía nacional, lo que ayudó a elevar a Polonia al rango de sexta potencia económica europea, apenas 35 años después de su salida del comunismo.

Su entrada en la Unión también contribuyó a mejorar la imagen del país. Cuando Jacek comenzó a comercializar sus productos a nivel internacional, se sintió impulsado por la imagen de marca europea: “Gracias a que nos beneficiamos de los fondos y la certificación de la UE, ahora podemos vender nuestras puertas en los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y dondequiera que esté la marca CE. sinónimo de calidad y alta tecnología.”

Pero los empresarios no son los únicos que han pasado a otra era desde el ingreso de Polonia a la Unión Europea. Con el paso de los años, el país se ha convertido en el primer receptor de ayuda europea en proporción a su propia contribución al presupuesto de la Unión. Suficiente para invertir en infraestructura pública y mejorar la calidad de vida de todos los polacos.

Sentado frente a Jacek, su colaborador Adam fue testigo de la transición entre la era poscomunista de los años 90 y la entrada del país en Europa. “Quien no haya vivido en la Polonia de hace 20 años no puede imaginar que se hayan producido tantos cambios en sólo dos décadas. Sin fondos europeos, Polonia todavía estaría subdesarrollada. Mientras que hoy su rostro es profundamente europeo”, alardea.

Se felicita principalmente de las enormes inversiones de la Unión en infraestructuras de transporte. Porque aunque el país siempre ha contado con una red ferroviaria bien equipada, el material rodante heredado del período comunista estaba envejecido y era de mala calidad. Desde 2011, la compañía ferroviaria nacional PKP se ha beneficiado de 733.000 euros procedentes de Europa para renovar su flota y agilizar los viajes con líneas exprés. En las estaciones y en los trenes, los paneles que yuxtaponen la bandera azul adornada con estrellas y el estandarte nacional rojo y blanco nos recuerdan el peso de la financiación europea en Polonia.

Señales que también se pueden encontrar en las puertas del edificio en el que Jacek y su equipo se reúnen para hacer balance. “También es una incubadora de empresas emergentes financiada por la Unión”, subraya.

En el otro extremo de la mesa, Rafał, el ingeniero constructor de la empresa, tenía sólo ocho años cuando su país entró en la UE. Volviendo a sus recuerdos de infancia, le parece que el impacto más fuerte de Europa en el país se refiere a la infraestructura viaria. Incluso hoy en día, el país está atravesado por una red de autopistas diez veces menos extensa que en Francia, pero que al menos conecta el país con sus vecinos. “Recuerdo que cuando viajaba con mis padres teníamos que esperar horas en los controles fronterizos”, sonríe el joven acostumbrado a cruzar el continente en coche. Los caminos eran difíciles, mientras que ahora tenemos carreteras nuevas, la diferencia es enorme. No importa dónde esté, me siento como en casa en todas partes”.

"Cuando nuestros padres nos cuentan cómo era la vida en su época, a veces parece absurdo teniendo en cuenta los estándares actuales", añade Piotr, su colega ingeniero de programación, también de 28 años. En el campo, como en el que crecí, todo ha mejorado. La gente tuvo más oportunidades de mejorar su calidad de vida en general”.

De hecho, el salario medio polaco se ha multiplicado por 3,5 desde la adhesión del país a la Unión. “El siguiente paso sería la transición al euro”, espera Rafał. La moneda única no sólo favorecería sus estancias en los países vecinos, sino también las asociaciones internacionales de sus múltiples empresas emergentes. Sin embargo, el zloty no impide las inversiones extranjeras: generan entre el 30 y el 40% del PIB del país. Y según estimaciones del FMI, el poder adquisitivo de los polacos debería superar al de España dentro de 3 años. Una gran venganza para Varsovia.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.