Post a Comment Print Share on Facebook

La reforma de la seguridad nuclear en la agenda del consejo de ministros del miércoles

Reforma de la seguridad nuclear, versión dos.

- 10 reads.

La reforma de la seguridad nuclear en la agenda del consejo de ministros del miércoles

Reforma de la seguridad nuclear, versión dos. El controvertido proyecto de reorganización de la seguridad nuclear, destinado a "agilizar" las decisiones para relanzar mejor la energía nuclear en Francia, debería presentarse al Consejo de Ministros el miércoles. Rechazado en mayo tras haber sido incluido en una enmienda legislativa, este plan es esta vez objeto de un proyecto de ley, que comenzará su tramitación en el Senado el 7 de febrero.

Medida emblemática: la fusión del Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear (IRSN), la “policía científica” del sector, con la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN), la policía de las centrales eléctricas, dos entidades nacidas entre los años 1990 y las lecciones del 2000. del desastre de Chernóbil. “Este desarrollo permitirá cumplir las expectativas en términos de plazos y eficiencia de los procesos de peritaje, instrucción, autorización y control”, explica la exposición de motivos del anteproyecto de ley.

Esta gran “Autoridad de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica” (ASNR) debe crearse el 1 de enero de 2025, añade el gobierno, que lleva a cabo un programa para seis nuevos reactores EPR, después de que Emmanuel Macron prometió anunciar otros ocho “en el próximo mes”. ". Se mejorarán las condiciones salariales de los agentes del IRSN y se mantendrá la investigación dentro de la futura organización. Pero una vez más, el intersindical del IRSN, como muchas asociaciones ecologistas, consumidores, habitantes de centrales eléctricas, sindicatos, etc., están en pie de guerra. El proyecto fue acogido calurosamente por la mayoría de los órganos asesores.

En el centro de la polémica: la independencia de los expertos y la transparencia hacia el público. Los críticos temen, en particular, que las evaluaciones del IRSN ya no se publiquen a medida que surjan, como prevé una ley de 2015. El anteproyecto prevé que la futura autoridad definirá "en su reglamento interno las condiciones de publicación de los resultados de sus actividades periciales". Su artículo 4 establece el principio de una “separación entre experiencia y procesos de decisión”.

Leer tambiénLa CEA estudia la seguridad de los futuros pequeños reactores nucleares modulares

Pero deja pleno margen para una futura regulación que lo organice, señalan sus detractores. Les preocupa aún más que este proyecto haya surgido en condiciones particulares, y si ahora se habla de fusión, entonces se trataba de desmantelar el IRSN. De hecho, la suerte del Instituto quedó sellada el 3 de febrero en el Elíseo durante un consejo de política nuclear a puerta cerrada. Tres días después se informó a su personal y luego al público mediante un comunicado de prensa del Ministerio de Transición Energética. Ante las protestas sobre la forma y el fondo, la propuesta fue primero rechazada por el Parlamento, pero la ministra Agnès Pannier-Runacher siempre expresó su deseo de “completar” el proyecto.

Este verano, la OPECST, la Oficina Parlamentaria para Opciones Científicas, elaboró ​​un informe. En este informe de 50 páginas, los autores, un diputado del Renacimiento y un senador de LR, repasan la historia y el estado de la seguridad en Francia y luego concluyen que las entidades deben fusionarse, sin que el vínculo entre ambas quede claro. . Michael Mangeon, investigador especializado en cuestiones de seguridad nuclear, lo observó entonces: "En general, el informe de la OPECST es interesante de leer, pero no proporciona ninguna información sobre las fragilidades del sistema actual y las posibles consecuencias de la reforma".

Este otoño, una vez más, varios parlamentarios, a menudo de izquierda pero también a menudo pronucleares, formularon la pregunta durante las últimas reuniones de la comisión dedicada al tema: “¿Por qué esta fusión?” “¿Cómo nos impide el sistema actual alcanzar nuestros ambiciosos objetivos de recuperación nuclear? Todavía no tengo la respuesta”, dijo Benjamin Saint-Huile, del grupo compuesto Liot.

Raphaël Schellenberger, diputado de LR muy implicado en el tema nuclear, también dice estar "muy dudoso", por otros motivos. "La fusión tiene prioridad sobre los objetivos perseguidos", afirmó, lamentando que el texto no "evolucione nuestros estándares de seguridad": "Hubiera preferido una reforma de gestión más gradual". Los críticos coinciden en cualquier caso en advertir contra una reorganización decidida en el momento en que las dos entidades tendrán más trabajo: ampliación de los reactores, llegada de nuevos, almacenamiento de los residuos de Cigeo... “Cualquier nueva organización comienza por producir seis años de ineficiencia”, advierte el diputado del Alto Rin.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.