Post a Comment Print Share on Facebook

Hiroaki Samura: “Hay un disfrute universal al ver a un personaje débil prevalecer sobre el poderoso”

El auge del manga en Francia se asocia generalmente con la publicación de Dragon Ball de Akira Toriyama, de 1993.

- 4 reads.

Hiroaki Samura: “Hay un disfrute universal al ver a un personaje débil prevalecer sobre el poderoso”

El auge del manga en Francia se asocia generalmente con la publicación de Dragon Ball de Akira Toriyama, de 1993. Ese mismo año llegó a nuestras librerías otra serie importante, El habitante del infinito. Hiroaki Samura presenta a Manji, un samurái inmortal condenado a matar a mil villanos para expiar sus crímenes. Esta obra de culto de treinta volúmenes, reeditada por Casterman en una nueva edición doble y ahora seguida por el spin-off Bakumatsu, fue celebrada en el último Festival Internacional del Cómic de Angulema en el marco de una impresionante exposición retrospectiva. Le Figaro aprovechó la oportunidad para conocer a su autor, cuya última serie Born to be air!, actualmente publicada por Pika, cuenta las aventuras de un locutor de radio principiante.

EL FÍGARO. - ¿Qué momento prefieres a la hora de diseñar un manga: el pitch, escribir el guión, el corte o el dibujo?

Hiroaki SAMURA. - Lo que me gusta es escribir el esquema general del episodio y todas las etapas que conducen al desarrollo de la división. Una vez que tengo mi desglose, tengo una visión general del capítulo, lo que me permite juzgar si mi historia se sostiene. Todo lo que sigue estos pasos se vuelve un poco aburrido, prohibitivo, laborioso.

¡Nacido para estar al aire! Puede que te sorprenda en tu bibliografía… ¿Tienes una relación especial con las radios locales?

Mi deseo inicial era poder contar una historia que entrelazara la ciudad y el campo, para que pudiéramos pasar de uno a otro fácilmente. Esta necesidad de montar una emisora ​​local (en Sapporo, capital de la prefectura de Hokkaidô, isla situada al norte del archipiélago japonés, ndr.) surgió de forma bastante natural. No hubiera sido lo mismo con un medio de comunicación nacional. Esto es algo de lo que me di cuenta cuando comencé a investigar.

El programa de tu heroína Minare presenta semificciones radiofónicas. ¿Por qué?

Era un deseo personal de desafiar a los oyentes, para que no sepan dónde pararse, preguntándose si lo que escuchan es verdad o no. No es algo a lo que estuve expuesto cuando era niño y creo que es muy marginal en Japón. Me inspiré más bien en el precedente de La guerra de los mundos de Orson Welles, mencionado en el manga.

También hay un comediante que me gusta en YouTube, que hace “documentales”. Va a ver a las familias y las entrevista pero todas las personas que intervienen son actores y actrices. El público se enfrenta a mentiras extravagantes y a veces muy incómodas, a abusos y otras cosas muy graves. Me inspiré un poco en ello.

Minare tiene reacciones muy espontáneas, un sentido moral pronunciado y un sentido del humor bastante particular...

Mi pauta fue inventar un personaje que no necesariamente quisieras como pareja íntima, pero con quien te gustaría pasar el rato y mantenerte cerca de ti. Alguien a la vez inquietante y entrañable: era la zona intermedia la que me interesaba.

¿Por qué esta trenza cubierta por un divertido broche de cuatro colores?

Con esta trenza y broche quería darle a este personaje una característica fácilmente identificable. ¡Poco a poco me di cuenta de que estos elementos un tanto lindos no le sentaban bien! Si te fijas bien, todavía lleva su broche en las portadas de los volúmenes encuadernados, pero ya no en las páginas de la serie en sí...

En cuanto al peinado, tengo preferencias a las que suelo volver una y otra vez. Si me permiten hacer lo que quiero, ¡tendré el mismo flequillo y raya lateral todo el tiempo! Con esta serie, intenté ir más allá de mis pasatiempos habituales y esforzarme por atraer a un público femenino. Es por eso que elegí darle a Minare el cabello rubio, un color que actualmente es muy popular entre los lectores de manga.

¡Cuántos volúmenes de Nacido para estar al aire! ¿Están planeados?

Quería concluir la serie en diez volúmenes, pero el décimo ya se publicó (en noviembre de 2023 en Francia, ndr) y se está preparando el undécimo. Creo que tengo dos volúmenes para completar la historia, porque ya estamos en la conclusión del escenario.

Die Wergelder (Pika, 2024-) presenta a mujeres violentas, poderosas e incluso dominantes. ¿Qué te interesa de este arquetipo?

Esto proviene del placer que sentimos al ver a un personaje, que inicialmente nos parecía en la posición de los débiles, prevalecer sobre los poderosos. Hay una especie de disfrute bastante universal al ver este cambio de rumbo, este cambio de dominación.

¿Es esta también una forma de cuestionar el lugar de las mujeres en la sociedad, particularmente en las relaciones entre hombres y mujeres?

Esta pregunta me interesa. A menudo hablo con mi esposa cuando vemos las noticias y vemos los problemas de la violencia sexual y de género. Obviamente estoy a favor de la igualdad de trato entre hombres y mujeres, por ejemplo en cuestiones salariales. Por otro lado, no estoy necesariamente a favor del deseo de borrar las particularidades entre hombres y mujeres en la expresión de la masculinidad o la feminidad; Encuentro que hay una belleza específica de cada género. Siento tanta admiración y respeto por una mujer a la que se le confían responsabilidades importantes como por una mujer que vende sus encantos. En mis historias me interesa la forma en que los personajes femeninos utilizan sus activos para dominar a los hombres, a través de la violencia física o la seducción.

Snegurochka (Casterman, 2016), ambientada en la Rusia de 1933, da una sensación de verosimilitud histórica. ¿Cuál fue tu enfoque?

Parte de los lectores que aman el manga histórico fantasean un poco con la Rusia soviética y yo quería mostrar lo dura que fue esa época. Lo que también me interesó fue contar una historia de interdependencia (entre Belka, una joven en silla de ruedas, y Shchenok, su sirviente, nota del editor). En Japón hay un nicho de lectores a los que les gustan mucho los dúos en los que uno de los personajes no puede vivir sin el otro.

[Interviene el traductor:] ¿Puede esta interdependencia ser similar a la de los personajes de El habitante del infinito?

Efectivamente. Hay peleas y lo grotesco en todos los niveles en El habitante del infinito pero, en última instancia, lo que quería contar eran los vínculos entre los personajes. Sin embargo, no podemos decir que la relación de Rin y Manji sea de interdependencia: mientras que Rin necesita a Manji para sobrevivir como guardaespaldas, lo contrario no es del todo cierto, incluso si tiene un cierto apego.

El Habitante del Infinito, ambientada en el período Edo, se libera de un cierto rigor histórico, por ejemplo en la apariencia de los personajes y su nivel lingüístico. ¿Le han criticado su despreocupación o, por el contrario, le han elogiado su audacia?

Un poco de los dos. En particular, un periodista tuvo palabras muy duras hacia mi serie, que desestimó tajantemente, diciendo que era una tontería. En general, no he tenido muy en cuenta las críticas de la gente apegada al género del manga histórico. Eran más bien los lectores jóvenes a quienes intentaba seducir. Sin embargo, algunas críticas siguen siendo bastante constructivas. Me permitieron dar un paso atrás y cambiar mi ángulo de ataque. The Inhabitant of the Infinite siguió una línea media entre mi deseo punk de estropearlo todo y la línea dura de los conservadores que aman las historias históricas.

¿Qué te pareció la exposición retrospectiva dedicada a L’Inhabitant de l’infini en Angoulême?

Estoy lleno de una mezcla de emociones. La que domina es la vergüenza: es una exposición muy bonita y tengo la impresión de que mi trabajo se destaca casi exageradamente.

En cuanto al spin-off Bakumatsu, que estás supervisando, ¿no te resulta frustrante dejar que otros artistas se apropien de tu obra más famosa?

Al principio, miré lo que los autores Renji Takigawa y Ryu Suenobu querían hacer, pero casi no di comentarios, los dejé hacer su trabajo en su esquina. Si esta obra encuentra público será enteramente gracias a sus esfuerzos. No me frustra en absoluto el hecho de que se estén apropiando de mi trabajo. Es una forma muy común de hacer las cosas en Japón, que una serie tenga un spin-off firmado por otros autores, lo que les permite hacerse un nombre en la industria. Lo único que podría desear es que esta serie no se alargue demasiado, que concluya bastante rápido porque creo que los autores tienen talento y se beneficiarían si trabajaran en sus propios proyectos. Siento un poco de lástima por ellos porque se ven confinados a trabajar a mi sombra, por así decirlo.

Dijiste en una entrevista que luchaste por mantener tu ritmo de dibujo a lo largo de los años. ¿Qué soluciones prevé para el futuro?

En la época de El habitante del infinito, hubo un momento en el que me quedé sin energía, sonrojado. Mi editor contrató a un asistente y le ordenó que viniera a mi casa todos los días, hubiera trabajo o no. Finalmente, el hecho de encontrarme con alguien que observaba si estaba trabajando o no me presionó y fue suficiente para no perder el ritmo. Ya no podemos recurrir demasiado a esta solución pero hoy intento compensarlo gracias a mi voluntad, a mi determinación.

Actualmente, ¿en qué proyecto estás trabajando?

Hay alguien, de cierta editorial, que me insiste desde hace quince años para que escriba una serie de fantasía... No tengo ningún apego especial a este género pero, en general, cuando alguien me ofrece algo, me pongo a investigar. y eso es suficiente para despertar mi interés. Por lo tanto, el trabajo por encargo puede causar verdadera emoción. Si acepto este proyecto, bien podría resultar así...

Muchas gracias a Aurélien Estager por la interpretación franco-japonesa.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.