Post a Comment Print Share on Facebook

En Alemania, el AfD es ya la segunda fuerza política del país según las encuestas

El comienzo de 2024 fue intenso en la escena política interna alemana.

- 4 reads.

En Alemania, el AfD es ya la segunda fuerza política del país según las encuestas

El comienzo de 2024 fue intenso en la escena política interna alemana. Tras la revelación de un plan secreto para la “re-migración” de millones de personas de origen inmigrante, con o sin pasaporte alemán, elaborado por directivos de AfD y representantes del ala derecha de la CDU en caso de acceso al poder, cientos Miles de personas se han manifestado en todo el país en las últimas semanas.

El sábado, 150.000 manifestantes se reunieron en Berlín frente al Reichstag, que alberga el parlamento alemán, a petición de varias organizaciones de la sociedad civil. "Es difícil no establecer un paralelo entre lo que sucede hoy en el país y la situación en la época de la República de Weimar", dijo un manifestante a Le Figaro, reflejando el sentimiento de miles de personas. desde mediados de enero.

Si el paralelo histórico no se verifica necesariamente en el contexto de los programas del partido nacionalista fundado el 6 de febrero de 2013 y del partido nacionalsocialista que llevó a Hitler al poder, la progresión en las encuestas -y en las urnas- del AfD hoy Hoy es innegable.

Leer tambiénEn Alemania, el resentimiento de un agricultor “verde” contra el gobierno de Olaf Scholz

Desde hace once años, el partido ha pasado de un pequeño porcentaje en las encuestas a más del 20% de los votos en la actualidad, según los institutos de encuestas alemanes que publican cada mes, y a veces cada semana, una encuesta sobre las intenciones de voto. a nivel federal. Si bien el partido ha perdido entre un 2 y un 3% en las tres encuestas publicadas desde la derrota del AfD en Turingia, el partido nacionalista alemán mantiene por el momento su estatus de segunda fuerza política en el país, detrás de la coalición de los democristianos del CDU y su aliado bávaro, el CSU. Los resultados se reflejaron en las urnas con el 4,7%, el 12,6% y el 10,3% de los votos recogidos en el Bundestag en 2013, 2017 y 2021, respectivamente.

Fundado por economistas liberales que se oponían a la política europea de rescate de Grecia, el Afd logró un resultado decisivo en las elecciones europeas un año después de su creación, en junio de 2014, obteniendo el 7,1% de los votos. Pero el verdadero punto de inflexión se produjo en 2015. “La crisis de los refugiados es el factor principal en el avance de AfD”, explica el politólogo Patrick Moreau. “El 31 de agosto de 2015, la frase de Angela Merkel “¡Wir schaffen das!” (“¡Vamos a llegar!”) se convierte en el símbolo de una sociedad abierta a la miseria del mundo”, explica también el especialista, recordando que en un año se registraron en Alemania 900.000 inmigrantes y refugiados. Con un 18% de la intención de voto, el nuevo partido nacional populista se encuentra en su nivel más alto, atrayendo al electorado antiinmigración.

Geográficamente, el AfD obtiene resultados mucho más convincentes en los antiguos Länder (Estados) de la RDA. “La reunificación incompleta fue un shock para los habitantes del Este (debido a la desindustrialización, la llegada de las élites occidentales a las responsabilidades y el sentimiento de no estar representados por los partidos políticos) y provocó un fenómeno de rechazo del sistema político” que AfD lo capta perfectamente, explica Patrick Moreau.

Si el partido no logra llegar al poder en Turingia, las próximas elecciones regionales se celebrarán en Sajonia y Brandeburgo, donde la fuerza política obtiene el 32% y el 35% de los votos, cada vez por delante de la derecha conservadora del CDU, según dos encuestas de Forsa publicadas en enero.

Pero a partir de la primavera de 2020, el partido experimentó un descenso relativo, lo que le llevó a permanecer en el 10% en intención de voto durante más de dos años. La pandemia de Covid y luego la guerra en Ucrania provocan sin duda un reflejo legitimista en el electorado que luego recurre a los partidos históricos, establecidos en las instituciones a expensas de los grupos de protesta.

Pero este período es sobre todo el resultado de una crisis interna dentro del partido, según Patrick Moreau. “Había varias corrientes, entre ellas una nacional-liberal, en el origen de la creación del partido, y una nacional-völkisch (que significa popular en el sentido étnico) que puede calificarse de racialista. Este último se alió con los neoconservadores que representaban la tercera línea. Tras esta batalla interna, muchos activistas de la línea liberal nacional se marcharon, explica el politólogo. El partido se ha reestructurado para tener una organización común tanto en Oriente como en Occidente”.

Lea también: La crisis campesina precipitó la campaña electoral europea

Hoy en día, la AfD cuenta con 40.131 miembros, frente a los 10.000 que tenía cuando se creó. “El partido está ahora dominado por el völkisch nacional”, subraya Patrick Moreau. Aclaró su línea radicalizándola, con un discurso muy antiinmigración, en particular la procedente de Ucrania, antiislamista, antidespertar y antifeminista. De hecho, el AfD acompaña, como suele ocurrir en otras partes de Europa, un fenómeno de polarización política. Las regiones orientales tendieron así a votar más por esta derecha radical que combina el profundo rechazo a la política proucraniana, a la política de vacunación contra el Covid o incluso a la política ecologista del Estado federal. Por el contrario, algunas regiones occidentales, como Baden-Württemberg, Renania o el estado federado de Schleswig-Holstein, vieron disminuir su puntuación para el AfD.

La asombrosa evolución de las encuestas, histórica desde el punto de vista de sus once años de existencia, debería permitir al AfD obtener una mejor puntuación en las elecciones europeas del próximo junio, mejorando sus resultados en 2019, según una encuesta del Instituto Wahlkreisprognose. publicado el 18 de enero, al partido se le atribuye el 23% de las intenciones de voto.

Queda por ver si las movilizaciones a nivel nacional contra este ascenso del poder desde principios de mes tendrán un impacto en las urnas. Cinco institutos electorales señalaron en una última encuesta, tras la derrota del AfD en Turingia, una pérdida del 3 al 4% en la intención de voto.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.