Post a Comment Print Share on Facebook

“Disturbios, ya no los queremos”: en Nanterre, un barrio congelado para la reconstrucción de la muerte de Nahel

El tiempo parece haberse detenido esta mañana de domingo en las afueras de la prefectura de Nanterre.

- 2 reads.

“Disturbios, ya no los queremos”: en Nanterre, un barrio congelado para la reconstrucción de la muerte de Nahel

El tiempo parece haberse detenido esta mañana de domingo en las afueras de la prefectura de Nanterre. Antes de las 8.00 horas, el barrio, escenario de largas noches de disturbios tras la muerte de Nahel hace un año, estaba completamente acordonado por la policía, en tierra y en el aire, con vigilancia proporcionada por un dron. Están previstos cordones de gendarmes y policías hasta las 20:00 horas para asegurar la zona donde se lleva a cabo la reconstrucción de la muerte de este adolescente de 17 años asesinado por disparos de la policía el 27 de junio de 2023.

A intervalos regulares, el zumbido del motor de un scooter conducido por dos jóvenes rompe el silencio que reina alrededor. En una de las calles que parten de la plaza Nelson-Mandela, un grupo de jóvenes se detiene frente a los camiones de la gendarmería, a pocos metros de la escena del crimen. “Esperábamos ver cómo iba todo, pero no vimos nada”, explica un niño, decepcionado porque no se filtró nada.

Son una quincena de ellos los que han concertado un encuentro “por la memoria de Nahel”, nos cuentan. “Todos lo conocíamos, estábamos con él en el barrio, por eso estamos aquí, nada más”, asegura una alta morena de ojos castaños claros. “No queremos más disturbios porque nuestras familias viven aquí, no tienen que pasar por eso. La hostilidad estuvo presente el verano pasado pero ahora ha desaparecido. Hoy no queremos manchar la memoria de Nahel”, dice bajo la mirada atenta, a veces sospechosa, de sus compañeros.

Una calma que, sin embargo, parece frágil. Para evitar que una chispa encienda la mente de la gente, una decena de mediadores, vestidos de rojo, deambulan por la zona. Sonriendo, toman la temperatura de los jóvenes, explicándoles los desafíos de una reconstrucción de una investigación criminal. “Nuestro papel es hacer prevención, hablar con ellos y aliviar cualquier tensión. El barrio se ha calmado desde el año pasado pero los jóvenes siguen animados. De momento todo va bien porque aún es temprano, todavía están durmiendo. Tendremos que estar más atentos por la tarde”, dijo uno de los mediadores a Le Figaro. "A pesar de todo, el clima sigue provocando mucha ansiedad", desliza otro hombre vestido de rojo.

Alrededor de las 8:30 de esta mañana, un Mercedes A45 AMG amarillo, similar al que conducía Nahel en el momento de su muerte, llegó al lugar de la recreación. Mounia, la madre de la víctima, atravesó las líneas de seguridad, con una capucha en la cabeza, alrededor de las 11:00 horas. Florian M., el policía responsable del tiroteo, el colega que lo acompañaba y varios testigos también fueron citados para ser interrogados por los jueces de instrucción.

El objetivo de esta reconstrucción crucial para la investigación es determinar si Florian M., acusado de homicidio intencional, se encontraba en peligro de muerte en el momento del disparo. "Por primera vez, todas las partes se enfrentarán a sus testimonios en la escena del crimen, es un momento fuerte", declaró a la AFP a finales de semana Nabil Boudi, abogado de la madre de Nahel.

El 27 de junio de 2023, la policía proporcionó una primera versión de los hechos afirmando que Nahel, al volante de su coche, había embestido al funcionario que le ordenó detenerse. Una historia rápidamente invalidada por un vídeo publicado en las redes sociales. Vemos a los dos policías al costado del vehículo, apuntando con sus armas al conductor. Uno de ellos le dispara mientras el vehículo arranca de nuevo. A continuación, el coche se estrelló contra un bloque de cemento, unas decenas de metros más adelante.

La policía sostuvo que corrían peligro de muerte porque quedaron atrapados entre el coche y una pared. Florian M., motociclista policial que en el momento de los hechos tenía 38 años, fue sometido a prisión preventiva durante cinco meses. Fue puesto en libertad y puesto bajo supervisión judicial en noviembre tras varias solicitudes de su abogado.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.