Post a Comment Print Share on Facebook

Bosques: el Consejo de Estado rechaza la limitación de la tala rasa

El Consejo de Estado rechazó una petición del Parque Natural de Morvan destinada a limitar la “tala rasa”, es decir, la tala de todos los árboles de una parcela, acusada de degradar de forma duradera los ecosistemas, según supo el miércoles el Consejo.

- 8 reads.

Bosques: el Consejo de Estado rechaza la limitación de la tala rasa

El Consejo de Estado rechazó una petición del Parque Natural de Morvan destinada a limitar la “tala rasa”, es decir, la tala de todos los árboles de una parcela, acusada de degradar de forma duradera los ecosistemas, según supo el miércoles el Consejo.

El Parque Natural Regional de Morvan (PNRM), cubierto de bosques con más de 135.000 hectáreas, se había puesto en contacto con el Consejo de Estado en abril de 2022. Le pidió que obligara al gobierno francés a aceptar su solicitud, presentada en 2018, de presentar para autorización cualquier tala rasa. de 0,5 hectáreas, frente a las 4 hectáreas actuales. Según el Parque, Francia habría cumplido así la directiva europea del 13 de diciembre de 2011, que exige la evaluación de los “impactos sobre el medio ambiente” de toda deforestación, dejando a los Estados miembros la libertad de fijar el umbral de aplicación (de 0,5 hectáreas , decidió Francia).

Pero en una sentencia consultada por la AFP, el Consejo de Estado recuerda una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que considera que la directiva invocada por el Parque "no tiene como objetivo toda la deforestación, sino sólo las operaciones realizadas con el fin de dar el terreno se refería a un nuevo uso”. Por lo tanto, según el Consejo, las talas rasas que no ponen fin al destino forestal no se consideran afectadas. Estos recortes liberan grandes cantidades de carbono y al mismo tiempo destruyen no sólo el paisaje sino también los ecosistemas y los suelos, según los opositores. Varias asociaciones ecologistas piden su prohibición, como es el caso en Suiza -desde 1876- y en Austria cualquier tala de más de 2 hectáreas.

Una sentencia positiva del Consejo de Estado habría "ahorrado tiempo", reaccionó a la AFP Frédéric Beaucher, fundador y director de "Chat Sauvage", un grupo forestal de ciudadanos que compra árboles de madera dura del Morvan para salvar el bosque tradicional. Considera que “esta práctica está condenada al fracaso”. "Todavía existe una conciencia de la aberración de la tala rasa: los propios silvicultores se dan cuenta de que la tasa de recuperación, cuando replantamos, es cada vez más baja debido a la erosión del suelo", explica Frédéric Beaucher. Cuestionado, el Parque no quiso pronunciarse sobre la sentencia, dándose tiempo para “analizarla”.

Muy a menudo, la tala rasa también tiene como objetivo plantar monocultivos de coníferas, que son más rentables pero muy pobres en biodiversidad. Los árboles de hoja caduca (robles, hayas y otros castaños) todavía representan el 54% del bosque de Morvan, frente al 35% de las coníferas y el 11% de las especies mixtas. Pero la proporción de pinos y otras píceas está aumentando rápidamente: de 2005 a 2016, se plantaron 10.800 hectáreas de coníferas y se arrancaron 4.300 hectáreas de árboles de hoja caduca, según cifras del Parque.

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.