Post a Comment Print Share on Facebook

reads.

Reseña: En 'el Pintor y el Ladrón,  una improbable amistad

El documental "El Pintor y el Ladrón" tiene un par de arrugas para agregar a la edad de Picasso adagio de que los grandes artistas roban.

"El Pintor y el Ladrón," por el noruego cineasta Benjamín Ree, es acerca de un pintor checo, Barbora Kysilkova, que tiene a dos de sus pinturas robadas de una galería de Oslo en abril de 2015. Los dos ladrones, cuyas sin prisas heist es capturado por las cámaras de vigilancia, se encuentran atrapados. Pero las pinturas — un par de grandes fotorrealistas obras estima en un valor de 20.000 Euros — nunca se materializan.

En el juicio por uno un duro aspecto, tatuaje cubierto de hombre — Barbora hace una petición. Ella quiere saber por qué. ¿Por qué llevar a sus dos pinturas y dejar a los demás? "Porque eran hermosos," dice Karl-Bertil Nordland.

Ahora, si quieres hacer un artista rubor, difícilmente se puede hacer mejor que ser un apasionado de la pintura que usted está dispuesto a ser encarcelados por ello. Barbora adecuadamente herido y pronto comienza la reunión con Karl-Bertil a lo pintan. Él se convierte en su modelo.

"El Pintor y el Ladrón," que primero se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, hará su debut en Hulu, en la demanda y en algunos cines el viernes. Se trata de la relación que sigue entre Bárbara y Karl-Bertil. Poco acerca de cómo se desenvuelven las cosas es predecible. A través de giros y vueltas, "El Pintor y el Ladrón" representa no sólo el dos-manera transaccional de la relación entre el artista y el sujeto, pero el dolor compartido y recíproco de rehabilitación que pueden inspirar y rodean el arte de decisiones.

Ree de la cámara permanece íntimamente mientras Bárbara llega a conocer a Karl-Bertil. Habla de la vida de las pandillas y la adicción a las drogas y su difícil infancia. Un tatuaje de "Snitchers Son una especie en extinción" se entinta a través de su pecho. Donde la había dejado el cuadro robado, él no puede recordar.

Pero también nos cuenta rápidamente de que Karl-Bertil es más que una acción penal refundido de la musa. Su casa ha pinturas y grabados que cubren las paredes. Cuando Bárbara le muestra su pintura de él, no sólo de lágrimas. Él llora.

La película bruscamente pivotes a mitad de camino, girar el lienzo alrededor de examinar el pintor—, donde su atracción a la auto-destrucción viene, cómo el trauma ha dado forma a su vida y el arte. Su relación no es romántico, pero es interdependiente y reflexivo. "Ella me ve muy bien, pero ella se olvida de lo que puedo ver, también," Karl-Bertil dice.

Cualquier documental sobre la creación de arte añade su propia lente. Y hay veces que "el Pintor y El Ladrón", que stokes un aire de misterio, se siente como dejando menos conveniente partes que acaba de salir de la trama.

Pero la película también se reúne la fuerza en escenas de captura de Karl-Bertil del largo camino de vuelta, de la prisión, la adicción y la lesión. (El noruego sistema penitenciario, vemos de cerca, es mucho más alentadora que la Americana.) ¿Cuánto de su transformación tiene que ver con Bárbara? Tal vez se reunieron en el momento justo. O tal vez antes de que Karl-Bertil podría cambiar, él necesitaba ser visto.

"El Pintor y el Ladrón," una de Neón de la liberación, no está clasificado por la Motion Picture Association of America. Tiempo de ejecución: 116 minutos. Tres estrellas de cuatro.

---

Siga AP Película Escritor Jake Coyle en Twitter: http://twitter.com/jakecoyleAP

Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.