Post a Comment Print Share on Facebook

reads.

Nos encanta la música. Por esta razón, somos humanos
No escuchar a Mozart a un mono. Si usted realmente quiere poner un disco, sepan que prefieren el sonido de la aguja que cero. Y si parece extraño que un científico se adhieren a un mono macaco en la resonancia magnética para ver el Mozart (o el lápiz) que el efecto de la hace saber que en la Universidad de Columbia han llevado a cabo un experimento decisivo. Al escuchar la música que los hombres y los monos – sugerir a los neurocientíficos – que se remonta, en realidad, el secreto de lo que nos hace humanos.

La música, es una de las posibles respuestas. Dos de los autores del experimento, incluso, habían apostado en. Para Amalos Conway, un neurocientífico u.s. Institutos nacionales de la Salud, y el artista, que se especializa en la percepción del color por el cerebro, no habría notado nada, poniendo Mozart macacos. El sistema visual de los monos es muy similar a la nuestra. Vemos el mundo de la misma manera. Por qué no vamos a escuchar de una manera similar?

Sam Norman-Haignere, además neurocientífico de la universidad de Columbia, es también un apasionado de la música. Él estaba seguro de que en la cara de una pieza de música, la reacción hubiera sido diferente. Y apuesta a que esta diferencia habría aparecido claramente en el cerebro de los monos. Hoy en día la victoria fue para él. Pero tanto los colegas puede celebrar la publicación de un importante artículo en la revista Nature Neuroscience.

El tema gira en torno al concepto de entonación, melodía. Palabras susurradas no tiene para nada. Una canción se encuentra en el extremo opuesto. En el medio, es nuestra manera normal de hablar, que pueden ser más o menos en sintonía dependiendo de las circunstancias. Incluso los macacos a sus referencias se pueden añadir pequeñas dosis de musicalidad. Pero este es probablemente el caso de que para el caso, no porque usted es más que bienvenido. Cuando usted va a observar la reacción del cerebro con imágenes de resonancia magnética, de hecho, los monos muestran que no hacen diferencia entre los sonidos torpes o melodioso. Si cualquier cosa, ellos tienen una ligera preferencia por las llamadas carente de entonación. En el hombre, por el contrario, más que el sonido se aproxima a la música, más activo en modo extendido de la corteza auditiva, que está a la altura de los templos. "Esto sugiere que la apreciación de la melodía, quizás en forma de la estructura del cerebro humano", explica Conway.

los Hombres y los macacos, en el camino de la evolución, que son recibidos a unos 25 millones de años. El primer instrumento musical que se ha encontrado por los arqueólogos es una flauta hecha de hueso de 35 mil años. La primera pregunta que hizo sus descubridores es, ¿por qué el hombre primitivo que vivía en una cueva en el frío y en la oscuridad sintió la necesidad de jugar. La respuesta que podemos dar hoy a los macacos que no aman a Mozart. Tal vez la música y la palabra hablada, juntos, siempre son parte de nuestra forma de ser humano.

La profundización diario se le puede encontrar en Rep: editoriales, análisis, entrevistas y reportajes.
La selección de los mejores artículos de la República para leer y escuchar.

Aprender más es uno de su elección

Apoyar el periodismo! Los suscriptores a la República dominicana © de Reproducción reservados Hoy en la Boleta electoral: Pd-M5s, el pacto hecho en las urnas para vencer a Salvini y La bola del Recuento y de la Tria: "Nosotros no romper con la Ue", Enrico Letta, en Bruselas, Renzi y ataques de la pelea entre el ex-premier de la Pd de La Pd recuperar Livorno, pero Emilia es el objetivo de la Liga Para que los bastiones de la red: la de Ferrara y de Forlì a la derecha
la República
Avatar
Your Name
Post a Comment
Characters Left:
Your comment has been forwarded to the administrator for approval.×
Warning! Will constitute a criminal offense, illegal, threatening, offensive, insulting and swearing, derogatory, defamatory, vulgar, pornographic, indecent, personality rights, damaging or similar nature in the nature of all kinds of financial content, legal, criminal and administrative responsibility for the content of the sender member / members are belong.